Convivencia social. Los cochabambinos sólo no desconfían de su familia

Cochabamba
Publicado el 14/09/2018 a las 0h47

Confianza es una palabra que se escucha mucho, pero resulta cada vez más difícil  practicarla por un sinnúmero de factores. En la actualidad, son muy altos los niveles desconfianza que se tienen hacia el poder, las instituciones gubernamentales, los partidos y servidores públicos, entre algunos. Esta realidad también se refleja en el entorno social más próximo de las personas.

¿En quién confían y a quién dan su confianza los cochabambinos? Según la encuesta realizada por Ciudadanía y el Foro Regional, el 86 por ciento tiene una alta confianza en su familia, el primer núcleo social en el que las personas se desarrollan e interactúan.

Esa confianza total o parcial va disminuyendo y los porcentajes se van invirtiendo conforme ese círculo de relaciones con las personas se va ampliando o es más lejano a la familia.  Casi el 53 por ciento de los encuestados no confía en la gente de su vecindario o barrio, de éstos, el 20 por ciento es más radical,  no confía en absoluto en sus vecinos frente a sólo un 4 por ciento que tiene completa confianza en ellos y un 43 por ciento  que sí confía “algo”.  

Cuando se trata de una  persona a la que conoce por primera vez, el nivel de desconfianza es muy alto. Un 85 por ciento no confía para nada en  alguien a quien acaba de conocer.

Asimismo, resulta muy difícil para los cochabambinos depositar su confianza en personas de otra religión, de otra región del país y nacionalidad.

Es muy importante, para el 65 por ciento de los encuestados, que la persona en la que van a confiar sea de su misma religión, de éstos un 35 por ciento no confía en absoluto si se trata de alguien que es de otra confesión.

Similar situación y en un mayor porcentaje se da con la gente de otra nacionalidad. Un 72 por ciento no confía en estas personas, de éstas un 45 por ciento no confía en absoluto, frente a un 25 por ciento que sí “confía algo”.

Si se trata de gente de otros departamentos, los niveles de desconfianza se mantienen altos, pero un poco más bajos que en el caso de los extranjeros. Casi un 66 por ciento no confía mucho y en absoluto en las personas procedentes de otras regiones del país, mientras un 33 por ciento “confía algo”.  

En criterio del 92 por ciento de los encuestados, en general, no se puede confiar en la mayoría de las personas, porque no se tiene un opinión positiva de ellas, no se cree en lo que dicen o son, factores esenciales para la construcción de relaciones.

Parece que para la mayoría de los cochabambinos hoy en día confiar en los demás es todo un reto, pero también muestran que sí es posible, sobre todo en la familia y que este círculo de confianza es determinante –le da seguridad– para desenvolver sus relaciones interpersonales y sociales.

 

El 92 por ciento de los encuestados considera que no se puede confiar en la mayoría de las personas

 

Para poder forjar lazos de confianza entre las personas, tienen que existir ciertas condiciones

 

ANÁLISIS

Vivian Schwarz Blum. Ciudadanía.

Herederos de Melgarejo

La desconfianza no es una virtud, es un severo problema social.

De todas las cosas que se dicen de los cochabambinos sobre nuestra idiosincrasia, “desconfiados” no entraba generalmente entre las principales características. En el último tiempo, sin embargo, Melgarejo estaría orgulloso de que su mensaje haya trascendido tantas generaciones y con tanta fuerza. Somos desconfiados. De hecho, somos sumamente desconfiados.

Primer síntoma: más del 90 por ciento profilácticamente prefiere no confiar en las personas en general. Segundo síntoma: casi la mitad de la población desconfía de la gente en su vecindario. Tercer síntoma: los conciudadanos de otros departamentos no son merecedores de mucha confianza ni del beneficio de la duda. Cuarto, quinto y sexto síntomas: los que conocemos por primera vez, los de otras religiones, y peor aún, los de otra nacionalidad… son merecedores de nuestra profunda desconfianza y susceptibilidad.

Síntoma final: ¿La familia? Confiable claro, pero un cuarto de la población confía “algo” en la suya, no con convicción. Si no podemos confiar en las personas cercanas y conocidas, tenemos que aceptar que sufrimos una epidemia de desconfianza.

A menudo, la primera reacción es ¿y qué?, ser desconfiados no es un problema, pero están equivocados. La desconfianza no es una virtud, es un severo problema social. La razón es que la democracia necesita que tengamos ciertos niveles saludables de confianza en las personas a nuestro alrededor, con los que convivimos, con los que vamos a trabajar, con los que interactuamos, con los que nos asociamos, con los que salimos a marchar, protestar y bloquear, por los que vamos a votar y que nos van a representar.

Todo en política, en participación, en activismo, en organización social funciona mejor con confianza que sin ella.

En enfermedad, creamos más leyes, reglas e instituciones, más advertencias y amenazas para mantener un “orden”; creamos también más maneras de romper las reglas, más corrupción, más maneras más agresivas de prevenir y evitar los controles. Sin confianza, caemos en el círculo vicioso de demandar y “hacer respetar” nuestros espacios y nuestros derechos a través de la fuerza, la amenaza y la prohibición. En desconfianza, estamos creando un campo fértil para el autoritarismo y una vida de imposiciones.

Con confianza, optamos por entender que no son las leyes, ni las amenazas ni los miedos los que garantizan y respetan nuestros derechos; los que representan, consideran y respetan nuestros derechos son nuestros vecinos, los de otros departamentos y otros países, las personas de cualquier otra religión, ésos en los que –por el momento– no confiamos.


Más en Cochabamba

Un grupo de vecinos de la OTB 6 de Agosto denunció que la Asociación Accidental Tunari (ATT) ingresó a la zona a ejecutar obras de la línea verde del tren...
Los dos exfuncionarios de Recaudaciones cuyos usuarios fueron utilizados para modificar información de contribuyentes declararon a la Fiscalía que fueron...
Hace poco más de un mes comenzaron las obras para la aducción que llevará agua de Misicuni desde Jove Rancho a Colcapirhua y la zona sur de Cochabamba

El alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida, informó que solicitará una ampliación de investigaciones al Ministerio Público
Según las declaraciones de algunos implicados en el caso consorcio de abogados, policías, jueces y fiscales a las que accedió Los Tiempos, Jhasmani T. L. habría cobrado 10 mil dólares por anular la...
Un grupo de manifestantes de la OTB Alto Cobol, de la zona sur de Cochabamba, intentó tapiar el frontis de la Alcaldía de Cochabamba
La anciana vende sus tutumas, casi todas las mañanas, en alguna acera de las avenidas

En Portada
El Presidente, Evo Morales, anunció hoy la implementación de una ley para la jubilación obligatoria con el objetivo de reducir el nivel de desempleo, que ahora...
La Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA) acordó regular el precio del seguro para vehículos en 2,5 por ciento del total del costo del motorizado

Las investigaciones por el caso de corrupción en el ingreso a la Academia Nacional de Policías (Anapol) puso en la mira a todo el anterior Alto Mando de la...
Tras 13 años de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), analistas señalan que los discursos presidenciales de cada 22 de enero se han convertido en...
Según las declaraciones de algunos implicados en el caso consorcio de abogados, policías, jueces y fiscales a las que accedió Los Tiempos, Jhasmani T. L....
Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50, aunque en diciembre de 2018 la...

Actualidad
El presidente Evo Morales afirmó hoy en su informe de 2018, que la demanda de un acceso soberano al mar "está más...
El Presidente, Evo Morales, anunció hoy la implementación de una ley para la jubilación obligatoria con el objetivo de...
El presidente Evo Morales, en su discurso-informe en el marco de sus 13 años de gestión y de los 10 de la fundación del...
Un grupo de vecinos de la OTB 6 de Agosto denunció que la Asociación Accidental Tunari (ATT) ingresó a la zona a...

Deportes
La selección nacional sub-20, comandada por el técnico Sixto Vizuete, perdió por la mínima ante Colombia en su segunda...
Wilstermann impugnó el partido ante Bolívar, observando la actuación del brasileño-boliviano Thomaz Santos, quien,...
De manera sorpresiva, ayer, el presidente de Aurora, Jaime Cornejo, impidió el ingreso del personal de este medio al...
La delegación boliviana que participará del sorteo de la Copa América partió ayer rumbo a Brasil. El evento está...

Tendencias
Comenzar a cuidarse y mantener una alimentación equilibrada y saludable en el día a día puede ser complicado. Las...
WhatsApp necesita renovarse cada tiempo, tanto para añadir mejoras como para tapar agujeros que le hagan quedarse por...
A sólo tres meses de su lanzamiento, el Huawei Mate 20 Pro recibió ocho distinciones como Mejor Smartphone del 2018 por...
Una segunda mujer está embarazada de un bebé genéticamente modificado tras los experimentos del científico chino que...

Doble Click
“Encuentro, arte y desarrollo sociopersonal” es el nuevo escenario en el que el teatro, la narración oral y los...
Simón Peña, conocido como “Chuntu”, dicta un taller de producción musical cuya finalidad es incentivar al participante...
“Los políticos deben leer poesía, y que se dejen de tanta filosofía y tanto número”, fue el comentario del escritor...
Si los Óscar celebran lo mejor del cine, los Premios Razzie 2019 representan su contraparte al “honrar” a las peores...