El Tunari, propiedad ciudadana

Columna
Publicado el 21/08/2016

A fines de los años 50 (1958, exactamente), luego de una grave inundación ocasionada por las tantas torrenteras que cruzan El Temporal, Queru Queru y zonas aledañas de Cala Cala, la pequeña ciudad de entonces se estremeció. Es entonces cuando Jorge Alejandro Ovando Sanz propone, para controlar las torrenteras y hacer del riego una oportunidad, la creación de una Parque Nacional que empiece en la actual avenida Circunvalación y llegue hasta la ceja de monte (Tablas). La idea, sencilla y potente, fue: “Mi pensamiento… consistía en haber ‘descubierto’ la cordillera más hermosa del mundo, la más digna de ser declarada como Parque Nacional… por su altura, por la variedad de sus climas, por su forma de media luna, por sus secretos santuarios y por su extraordinaria vegetación”. Pocos años después, el Gobierno nacional recoge la idea y la plasma en un decreto de marzo de 1962 (54 años, desde entonces) y por su absoluta pertinencia al año siguiente el decreto es elevado a rango de ley. Hasta ahí la historia parece ejemplar: una gran idea ciudadana recogida por el Gobierno y desplegada de una forma legal y técnica que hacía presumir el logro del visionario planteamiento.

¿Qué pasó para que luego de más de cinco décadas, teniendo lo básico entre normas, entidades gestoras y tantos Gobiernos (nacionales, sectoriales, departamentales, municipales, descentralizados, desconcentrados, etc.), no tengamos ese Parque Nacional y, peor, ocurra ese dramático y descontrolado incendio de los días de la Patria? Esta es una pregunta existencial para la Cochabamba de hoy, que ya no es la pequeña ciudad —pueblo de entonces—, sino un eje conurbano (siete municipios) que articula a los pies de la cordillera a más de un millón de habitantes y cuya calidad de vida está íntimamente ligada al epónimo Tunari.

Viendo en retrospectiva, con realismo y no poca pena, debemos asumir que no podría haber sido otra la suerte del Parque Nacional Tunari si, para empezar, cuando se lo creó nadie estaba consciente de que empezando de la avenida América, subiendo al norte, había una realidad rural campesina con comunidades y sindicatos campesinos que no sólo no participaron del visionario plan sino que el mismo debía hacerse, en la mayoría de los casos, encima de su propiedad; lo que aseguró para siempre el rechazo campesino a la existencia del área. Mucho peor debió ser el efecto simbólico y material de que el Ministerio de Asuntos Campesinos y Agropecuarios (MACA), entidad cabeza de sector, fuese el que inicie el loteo beneficiando a su personal (con su ministro a la cabeza) con lotes para vivienda. Luego, abierta la brecha, siga el Centro de Desarrollo Forestal (CDF), la Prefectura, en fin, y cuanta entidad pública con competencia o responsabilidad sobre el área protegida, no pasaba sin lotear antes que proteger. Así las cosas, uno no puede dejar de pensar que si las principales entidades públicas responsables de proteger y construir el Parque Nacional fueron las que primero violaron la ley, luego fue imposible detener el imparable tráfico de tierras, esta vez, a cargo de exhacendados y loteadores.

El Estado empezó el festín, y sigue sin duda, y luego siguió la acción privada, a continuación articulada para que el loteo tenga la bendición pública, sobre todo municipal. ¿Qué hacemos entonces los ciudadanos, visto que el Estado no pudo y no puede porque el mercado de tierras y su correlativo tráfico es imparable y la institucionalidad pública ha llegado a articularse burocráticamente al loteamiento? Siendo sinceros e inteligentes, está claro que rasgarse las vestiduras, realizar el achaque interesado de culpas (¿a quiénes buscamos luego de más de cinco décadas?) y otras tradiciones que sirven para desahogarse pero no para resolver los problemas y menos éste, de semejante envergadura, de vida o muerte para el valle central. Creo, firmemente, que sólo hacernos copropietarios del Parque Nacional Tunari (que es esencialmente agua), puede abrir la posibilidad de que nuestro valle mantenga las condiciones de vida que hicieron de Cochabamba un lugar tan especial y benigno para vivir.

La propuesta es: Si el desastre gira en torno a la propiedad de la tierra y el consecuente loteo en torno a la Cota 2.750 msnm y las faldas de la serranía, la única solución es que los ciudadanos compremos (vía factura de consumo eléctrico) esas tierras a sus legítimos propietarios (luego de un saneamiento agrario profesional), paguemos lo justo y ganemos la autoridad de hacer ese sueño de una cordillera hermosa que llene de verde el entorno metropolitano, cambie la dinámica del deterioro ambiental, el clima, el aire y nos permita mirar el futuro de nuestros hijos con la alegría de saber que podrán vivir mejor que nosotros.

 

El autor es ciudadano Calacaleño

Columnas de JOSÉ DE LA FUENTE

Más en Puntos de Vista

21/01/2019
VENTANA AL MUNDO
AGUSTÍN SAAVEDRA WEISE
21/01/2019
LUZ MARINA CANELAS ARZE
21/01/2019
EL OTOÑO DEL PATRIARCA
GONZALO LEMA
20/01/2019
JUAN CRISTÓBAL SORUCO QUIROGA
20/01/2019
En Portada
El Ministerio Público investigará a los ministerios de Gobierno, Educación y Salud, además a la gestión del excomandante de la Policía Boliviana, general...
Inauguran la exposición de las mejores fotografías capturadas por nueve fotoperiodistas. La muestra se realiza en el salón Gíldaro Antezana, ubicado en la...

Entre 2015 y 2018, la producción de gas se redujo de un promedio de 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) a 50, aunque en diciembre de 2018 la...
El director de la Fuerza Especial Contra el Crimen (Felcc), Gonzalo Medina, informó hoy que el médico acusado de violar a una menor de edad en Mairana, Roberth...
En una inédita conferencia de prensa en el auditorio de la Defensoría del Pueblo, David Tezanos mostró sus mensajes privados de WhatsApp para denunciar a su...
"Estamos ante un riesgo inmediato a que, en las siguientes horas, se produzca una emergencia sanitaria si es que no se abre el relleno teniendo el relleno...

Actualidad
El número de muertos por la explosión en una toma clandestina de hidrocarburo en Tlahuelilpan, en el estado mexicano de...
La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha reconocido la autoría el atentado terrorista contra la...
El Ministerio Público investigará a los ministerios de Gobierno, Educación y Salud, además a la gestión del...
La Policía logró la captura de dos peligrosas bandas, los "Puras" y los "Memines", acusadas de haber cometido robos por...

Deportes
Desde hoy se disputa el torneo Garra Sport organizado por la Asociación Departamental de Voleibol Cochabamba (ADVC),...
"Los hinchas de Wilstermann tiraron gases lacrimógenos dentro del vestuario de Bolívar, eso es algo criminal. Quiero...
"Llegué a revolver la basura para buscar comida, a dormir en el piso porque no tenía colchón", recuerda Joel Fernández...
La fondista boliviana Tania Chávez impuso un nuevo récord nacional en la prueba de maratón, durante su participación en...

Tendencias
Los nueve estados de la Luna vista desde la ciudad, anoche durante el eclipse total que se vio también en el país y en...
La Luna tendrá un tono rojizo durante la noche de este domingo al lunes, durante un eclipse total que se podrá...
Tras el exitoso recorrido por la Antártida de 80 líderes científicas del programa Homeward Bound, la australiana Fabian...
La historia de Romeo, considerada la rana "más solitaria del mundo" podría tener un final feliz distinto al de la obra...

Doble Click
Inauguran la exposición de las mejores fotografías capturadas por nueve fotoperiodistas. La muestra se realiza en el...
El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, afirmó hoy que no se "puede imponer una manera de hablar por decreto, ni...
Desde diciembre, la galería de arte Manzana 1, en Santa Cruz, acoge a más de 200 títeres en una exposición llamada “...
Después de un 2018 con un número récord de películas bolivianas estrenadas —nueve títulos durante toda la gestión—, el...