Roba, pero hace

Columna
RAÍCES Y ANTENAS
Publicado el 17/04/2018

Lamentablemente, en el mundo en general y en América Latina, en particular, el cáncer de la corrupción corroe la sociedad, las instituciones y la economía. La “mordida” puede estar presente en un simple trámite que requiere de una buena “aceiteada” o el adecuado timbre de aceleración hasta en una obra pública millonaria, que para adjudicarse necesita de una “quinciañera” (15%) para que el jefe se jubile tranquilo.

En el pasado, las licitaciones  tenían un carácter más religioso porque sólo se hablaba del “diezmo” (10%) milagroso. Las situaciones de corrupción se presentan en lo micro y lo macro, durante los controles de Tránsito cuando se pide que aplique el artículo 100 pesos del Código de Tránsito.  Aunque mucha gente me ha contado que ahora se produjo una inflación del “cariñito” necesario para engañar a la implacable napia, (versión nativa del alcoholímetro), del oficial Diga Farfan. Entretanto, la corrupción también está en las altas esferas, en lo que se conoce como la patria contratista, en la relación mafiosa de empresas privadas y Estado, cuya obra maestra es lo que investiga la Lava Jato de Brasil, pero que puede presentarse en cualquier compra o licitación del sector público, local o nacional donde la “jabonada”, la “carnaza”, el “amollar” o el “reconocimiento” son moneda común.

La corrupción es el uso del sector público para obtener beneficios privados. En buen español, eso significa convertir al estado en la cueva de Alí Babá y sus ciertamente más de 40 amigos. Por supuesto, que también existe corrupción entre privados. Este es un mal que se presenta en administraciones tanto de izquierda como de derecha.  

Una pregunta que hace muchos años se hacen los economistas es de qué manera la corrupción afecta el crecimiento y desarrollo económico. Cierta lectura, entre pragmática y cínica, sostiene que la corrupción no es mala, porque engrasa los mecanismos burocráticos y pesados dentro del Estado y supera las leyes rígidas de control. En esta dirección, lo que importa es el resultado de la inversión pública, por ejemplo. El subtexto de esta aproximación es la idea de que ciertas gestiones roban o dejan robar, pero hacen obras.“Le meten nomás” para que después los abogados arreglen, porque hay un bien mayor que es el resultado: un crecimiento económico elevado en base a infraestructura pública, carreteras, museos, edificios, transporte público y otros. Esta manera pragmática de ver el desarrollo enfatiza los efectos estáticos y de corto plazo del crecimiento económico. Porque en una perspectiva más estructural, la corrupción hace un enorme daño a la economía y la sociedad.

Según estudios del Banco Mundial, las empresas y las personas pagan aproximadamente 1,5 billones de dólares en sobornos cada año. Meter la cuchara al dulce, en este caso sería la pala, representa aproximadamente el 2% del producto interno bruto (PIB) mundial y 10 veces el valor de la asistencia para el desarrollo en el extranjero. De manera agregada, se calcula que las “coimisiones” se comen entre 1 y 2% del PIB de los países latinoamericanos. Si este fuera el caso de Bolivia, nuestra economía perdería por corrupción, lo mismo que pierde por no tener acceso libre y soberano al mar. Los mismos estudios empíricos mostraron que los más pobres pagan el mayor porcentaje de sus ingresos en “aceiteadas”. Por ejemplo, en Paraguay, los pobres pagan 12,6% de sus ingresos en sobornos, mientras que los hogares de altos ingresos pagan 6,4%.

Por lo tanto, el “roba pero hace” mata a la economía en el mediano y largo plazo, porque: i) Debilita la capacidad del Estado para aumentar los ingresos y, por lo tanto, de realizar inversiones públicas de calidad. Se da prioridad a montos y obras grandes, que son vistosas, antes que a inversiones en capital humano, por ejemplo,  que no se ven. ii) Infla costos y asigna mal los escasos recursos. Hace poco veía, en un hospital público nacional, una denuncia porque se había comprado basureros en Bs 3.800, pero que no había ciertos insumos médicos para operar.

La corrupción también provoca déficit público, porque obras públicas mal ejecutadas, sobredimensionadas  y sin retorno sobre la inversión terminan siendo financiadas por los ingresos públicos. Asimismo, la cultura de la “mordida” tiende a atraer a inversionistas extranjeros de dudosa reputación. La cultura del “engrase” también distorsiona y muchas veces fomenta el desarrollo de la economía informal, restándole recursos al Estado y provocando la muerte lenta de centenas de pequeños empresarios que actúan en un mundo de negocios sin reglas de juego claras y a merced del peculado y de la extorsión. El soborno reduce los ingresos del Gobierno y por la tanto limita y empobrece la provisión de bienes y servicios públicos. En suma, la corrupción mata el desarrollo económico y el pragmatismo del: “roba, pero hace” es un espejismo populista.

 

El autor es economista.

Columnas de GONZALO CHAVEZ A.

17/07/2018
El proceso de desaceleración de la economía boliviana ha tenido un respiro en el primer semestre de 2018. Recapitulemos la historia corta. El año 2013, el...
17/07/2018
El proceso de desaceleración de la economía boliviana ha tenido un respiro en el primer semestre de 2018. Recapitulemos la historia corta. En 2013, el...

Más en Puntos de Vista

EL INFORME OPPENHEIMER
ANDRÉS OPPENHEIMER
18/07/2018
PRIMERO LA EDUCACIÓN
JUSTY TEZANOS PINTO ARANÍBAR
18/07/2018
RODRIGO GAZAUHI ESPINOZA
18/07/2018
EN RECUADRO
SONIA CASTRO ESCALANTE
18/07/2018
DESDE LA TRINCHERA
DEMETRIO REYNOLDS
18/07/2018
En Portada
El Concejo Municipal llamó ayer la atención y alertó a la alcaldesa suplente Karen Suárez sobre el “hueco financiero” de 150 millones de bolivianos que está...
Mejorar la movilidad, velocidad y confianza en el desplazamiento de las personas con discapacidad visual

A ocho meses del inicio de obras en el corredor Quintanilla, en la zona norte, la empresa Imesapi-POC cerró el carril norte de la avenida 23 de Marzo, más...
El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, posesionó a su gabinete para priorizar la ejecución del POA 2018, la organización de Urkupiña y la atención al...
La advertencia del subcomandante de la Policía, Agustín Moreno, de no permitir las manifestaciones de activistas del 21F en actos protocolares como el festejo...
A poco de terminar el servicio premilitar del escalón 2017-2018, padres de familia denunciaron que los gastos son muy elevados, “hasta 9 mil bolivianos”, en...

Actualidad
El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, posesionó a su gabinete para priorizar la ejecución del POA 2018, la...
"Google utilizó prácticas ilegales para cimentar su posición dominante en la búsqueda en internet", explicó en rueda de...
El expresidente estadounidense, Barack Obama, llamó ayer a recordar la visión de un mundo mejor que defendió Nelson...
El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy que "muchas cosas positivas saldrán" de la cumbre que mantuvo el...

Deportes
El plantel de Bolívar tendrá su primer encuentro en la Copa sudamericana ante Deportivo Cali hoy, desde las 20:45, en...
La Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet) se creó en 2014 con el siguiente objetivo: profesionalizar el deporte...
Todos los deportistas bolivianos que lograron una medalla durante los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018...
Hace 17 años, Cristhian Machado, con tan sólo 11 años llegaba a Wilstermann para probarse en la categoría mascotas

Tendencias
Mejorar la movilidad, velocidad y confianza en el desplazamiento de las personas con discapacidad visual
Júpiter se acaba de convertir en el planeta del Sistema de Solar con más satélites, tantos como 79
Un estudio, realizado por dos italianos expertos en medicina forense, llegó a la conclusión de que al menos la mitad de...
Investigadores de la Universidad de Copenhague, la de Cambridge y del University College de Londres descubrieron en el...

Doble Click
Ruperto Salvatierra, uno de los más grandes pintores cochabambinos, alejado de la urbe, en su taller ubicado por el río...
Bolivia tendrá un estand en la Feria Internacional del Libro de Lima, que se realiza desde este viernes al 5 de agosto...
El jazz une a Francia y Bolivia. La banda cochabambina The Blue Velvet Experience alista dos conciertos con el...
“Despéiname la vida” es la primera telenovela boliviana de la red Unitel que cuenta con un equipo de más de 100...
Invitados
El “stand up comedy”, un tipo de comedia que se realiza en vivo, y en muchas ocasiones se trata de un monólogo...
Con ocasión de conmemorar la fiesta nacional de España, el directorio invitó a un almuerzo de confraternización
Renault Runners es una actividad deportiva organizada por Imcruz, para su marca Renault, que tiene como propósito...
La Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia realizó un acto de reconocimiento con la más alta distinción de la...