Movilización por el futuro

Columna
Publicado el 14/10/2018

Libre de compromisos profesionales, el miércoles 10 de octubre participé en el bloqueo exigiendo que se defienda la democracia que, desde 1982, trata de consolidarse en el país.

Entonces, quienes hoy gobiernan el país, con contadas excepciones, eran niños, y probablemente no recuerdan ni saben qué significó ese día, como prueban muchas declaraciones de legisladores y dirigentes del MAS al referirse al día. Incluso, parecería que el primer mandatario ha leído en forma sesgada lo que significó el 10 de octubre de 1982 y, para mayor preocupación, lo que significa democracia, si nos atenemos al discurso que pronunció frente a una masa multitudinaria de trabajadores del Estado (y probablemente varios militantes aún convencidos) que esperaban estoicamente el reparto de fichas de asistencia.

Pero, ése es su problema. En el piquete de bloqueo en el que participé no había mucha gente, pero sí convencimiento y entusiasmo, y, para mejor, se trataba de gente joven: parejas con sus guaguas, muchas mujeres, adolescentes y uno que otro de la tercera edad que logramos que los automotores no puedan pasar (salvo carros de la Policía, ambulancias y quienes demostraban alguna emergencia).

Entre las 9 y las 15:30, hora en la que solemnemente abrimos la avenida, hubo muy pocos incidentes. Dos de ellos, protagonizados por personas aparentemente provocadoras que incluso amenazaron con violencia, momentos en que muchos vecinos, que no estaban en el bloqueo propiamente dicho, salieron a la calle y el provocador, frustrado, tuvo que retirarse por donde vino. Otro, nos trató de “ricachos”, conduciendo una vagoneta doble cabina bastante nueva. No faltó un par de personas que desde un jeep tomaron fotos a los bloqueadores.

Por la positiva, la mayoría de los conductores respetaron el bloqueo. Incluso hubo cuatro camiones grandotes de transporte interdepartamental, cuyos tripulantes apagaron sus motores y esperaron pacientemente hasta que se levantó la restricción para circular.

El remate de la jornada con la movilización vespertina alcanzó un éxito que el gobierno debería interpretar correctamente. A diferencia de las movilizaciones organizadas por el oficialismo en las que, se debe reiterar, la participación no era voluntaria, las organizadas desde la sociedad han expresado con claridad que la mayoría de la gente quiere defender la democracia y entiende que ello pasa porque se cumpla la Constitución Política del Estado (CPE) y el referendo constitucional del 21 de febrero de 2016, que prohíben una nueva postulación de los actuales mandatarios. Además, es una clara señal de que este ciclo del MAS inaugurado en 2006 ha llegado a su fin, más allá de la voluntad y empecinamiento de sus dirigentes. Más aún, si estos persisten en prorrogarse inconstitucionalmente en el poder significaría que han optado por el desastre. Así de simple.

Volviendo a los acontecimientos del 10, se puede señalar que hubo dos factores en Cochabamba que ayudarán a diferenciar movilizaciones. El primero es que se trató de una demanda nacional, eminentemente política, apoyada transversalmente por la gente, siendo notoria la ausencia de ciertos gremios que cuando ven afectados sus intereses convocan a toda la ciudadanía a que se les apoye. Es decir, se ha mostrado –a buen tiempo– los límites de la acción corporativa, que se reduce a su demanda sectorial pues son incapaces de impulsar y participar en movilizaciones como la del miércoles.

El otro factor es que el 10 se ha podido responder en Cochabamba a voces sectarias, fundamentalmente las provenientes de un oculto pero latente “manfredismo”, que han tratado, desde las redes, de deslegitimar esas movilizaciones ahora que hay nombres concretos para poder encauzar la demanda democratizadora de la gente.

La última vez que participé en un bloqueo fue a finales de agosto de 1985, cuando la Central Obrera Boliviana (COB) convocó a un paro general en contra del famoso DS 21060, promulgado el 29 de agosto de ese año. La gran diferencia, sin restar mérito a ninguna, era que hace 33 años nuestra movilización fue por el pasado. La del miércoles ha sido por el futuro.

El autor fue director de Los Tiempos

Ha votado 'Indiferente'. ¡Gracias por su voto!

Columnas de JUAN CRISTÓBAL SORUCO QUIROGA

17/02/2019
Hay comentarios que provocan dolor en el alma no sólo por lo que dicen sino porque lo que dicen es cierto. Uno de ellos es el de una colega periodista que se...
10/02/2019
Es posible creer que la caída de la cúpula familiar-militar que aún gobierna Venezuela está próxima y que dependerá de cómo sea el desenlace final la forma y...
03/02/2019
La enfermiza obsesión de las autoridades del gobierno y dirigentes del MAS por reproducirse en el poder, y, como mecanismo de defensa, de la gran parte de la...
27/01/2019
Las elecciones primarias que hoy se realizan son una muestra de cómo la inmoralidad y la falta de escrúpulos han infectado el meollo del MAS y su proyecto de...
20/01/2019
Ante el próximo reinicio de clases quería escribir sobre lo que podrían hacer, en beneficio de la comunidad, directores, maestros y padres/madres de familia...

Más en Puntos de Vista

22/02/2019
22/02/2019
Claudia Eid Asbún
22/02/2019
BARLAMENTOS
WINSTON ESTREMADOIRO
22/02/2019
DESDE LA TIERRA
LUPE CAJÍAS
22/02/2019
PALABRAS DE COMBATE
ENRIQUE FERNÁNDEZ GARCÍA
22/02/2019
En Portada
La ministra de Salud, Gabriela Montaño, confirmó ayer que mientras las gobernaciones de La Paz, Santa Cruz y Tarija no firmen un convenio no podrán implementar...
Wilstermann se lavó la cara con una goleada en condición de visitante, tras vencer por 1-3 a Sport Boys en el cotejo correspondiente a la octava fecha del...

Los vecinos afectados por el aluvión del río Taquiña el año pasado temen que el desastre se repita, debido a que el caudal de la torrentera aumentó en la...
Tras el desfalco ocurrido hace tres años, el Fondo de Desarrollo Indígena ha logrado recuperar 23 millones de bolivianos en todo el país, que fueron devueltos...
Ni muerto ni enterrado. Miles de personas salieron ayer a las calles de las nueve ciudades capitales de Bolivia para mostrar la vigencia del referendo del 21F
Tras ocho horas de audiencia, una instancia judicial determinó la detención preventiva en el penal de Palmasola de Santa Cruz para Luis Landívar y Roberto...

Actualidad
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos denunció hoy la "criminalización" de los opositores en...
Rusia acusó hoy a Estados Unidos de usar la ayuda humanitaria que debe ser entregada a Venezuela como "un pretexto para...
El Gobierno de la isla caribeña de Curazao dijo hoy que no permitirá que la ayuda humanitaria destinada a Venezuela...
El líder opositor venezolano Juan Guaidó viajó ayer a la frontera con Colombia para reclamar la entrada de ayuda...

Deportes
Wilstermann se lavó la cara con una goleada en condición de visitante, tras vencer por 1-3 a Sport Boys en el cotejo...
La nadadora cruceña Adriana Giles, del club Medley, vuelve a hacer noticia al bajar un récord que estuvo vigente...
22/02/2019 Multideportivo
La vida no es fácil en Bolivia, y lo que para muchos es un derecho, se torna en lujo en el país andino. Los altos...
Mientras la promoción de nuevos árbitros continúa en la División Profesional, algunos clubes se quejan por malas...

Tendencias
Dormir bien es tan importante para la salud, como la dieta y el ejercicio. A nivel mundial, a una gran parte de la...
Un grupo de ciudadanos, en coordinación con la Fundación Internet Bolivia, crearán un repositorio de datos sobre...
Una respuesta de la Real Academia de la Lengua a una usuaria en Twitter en la que señala que no se puede decir "marrona...
Samsung presentó ayer su más reciente versión de la popular serie de teléfonos inteligentes Galaxy, el S10, que...

Doble Click
A principios de marzo, HBO estrenará “Leaving Neverland”, el documental sobre Michael Jackson que ya ha visto la luz...
El filme “Sombras del demonio”, el filme de terror y misterio boliviano-peruano, basado en hechos reales, continúa...
El cineasta suizo Claude Goretta, quien dirigió “La encajera” (1977) con Isabelle Huppert, falleció en Ginebra a los 89...
Invitados
Cerca de 1.500 personas participaron del Electro Preste 2019 que fusiona la cultura andina con ritmos electrónicos