El mito del etnodesarrollo y el rostro neoliberal de Evo

Columna
BITÁCORA DEL BÚHO
Publicado el 18/04/2019

¡El mercado como el mejor asignador y regulador de recursos!

Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même. (Vicent de Gournay). “Dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo”.

Esta última frase contiene un concepto político-económico fortísimo, se relaciona estrechamente con la primera, enfatizando en la defensa de la libertad de mercado, de empleo y de producción. En Bolivia, no relega al Estado a una mínima intervención en la economía, al contrario lo hace acaparador, paternalista y distribuidor de bonos. ¡Primera paradoja!

El “modelo económico” boliviano está entre ser y no ser. Desde la perspectiva discursiva, el gobierno se ha encargado de vociferar a los cuatro vientos que esta es una coyuntura socialista, antineoliberal y que se contradice con el neoliberalismo de cabo a rabo.

En la práctica, tenemos al presidente Juan Evo Morales Ayma en la IX Reunión Anual de Inversiones de los Emiratos Árabes, en Dubái, convocando a los inversionistas a vincularse con Bolivia, que “ofrece grandes oportunidades de inversión por su ubicación geográfica, el acceso a los mercados, disponibilidad de recursos naturales escasos en el mundo y un mercado interno seguro”.

¡Segunda paradoja!

¿Cuál es la estructura económica, política y administrativa que ha sostenido y blindado a Evo Morales durante 13 años contra una inestabilidad social y una crisis económica aguda y que además le permite compensar su desgastada y desfigurada imagen como presidente y caudillo con una posición soberbia y “alentadora” sobre el presente y el futuro económicos de Bolivia?

La impermeabilidad de Evo Morales al cuestionamiento de marras está en jurar por los cuatro suyos  que es de izquierda, socialista y revolucionario en público, y neoliberal y derechista empedernido en privado. Hay una oscilación bipolar de péndulo que conforma a moros y cristianos. Es medio, persiste una fórmula que durante 13 años se convirtió en un cimiento inquebrantable: dejar hacer, dejar pasar.

El MAS no es un partido político, nunca lo fue, es un movimiento social que con el transcurso del tiempo se convirtió en un depósito de residuos ideológicos tóxicos: derechas e izquierdas, oportunistas, intelectuales, agitadores, llunk’us, neoliberales, marxistas, demócratas, tecnócratas, plutócratas e hipócritas. Por ello el MAS lleva la marca del desmadre político y social. Es y no es de derecha, es y no es de izquierda. T’aras y q’aras, unidos y subyugados por un solo hilo conductor: el poder, la soberbia y el placer de mandar. Hay pues, un neocolonialismo subyacente que se mimetiza con la imagen de un presidente mestizo con apariencia de indígena que orbita en un eje monolítico, autoritario y vertical.

Mientras Evo Morales agita sus banderas de revolucionario de izquierda y su tiempo histórico es labrado por una retórica de defensa de los recursos naturales, los pueblos originarios, la Pachamama y mucho más. Las reglas de juego del neoliberalismo no se han movido para nada. El mercado como mejor asignador de recursos está más fortificado que nunca y cada día hay un giro de tuerca más evidente a la derecha.         

Si hace doce años se condenaba la producción de biocombustible, hoy la ley del etanol es una realidad. “Esa es una decisión fatal; no ayuda a la alimentación del país, no ayuda al medioambiente, no ayuda al cambio climático, es una decisión que realmente no creo que debería apostarse” ha dicho La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a través de su representante en Bolivia.

El TIPNIS sigue siendo un tema irresuelto y una contradicción para este gobierno de ambigüedades, que se ufana de ser un defensor del medio ambiente en foros internacionales y “le mete nomás” cuando se tiene que imponer la decisión de Evo. La Reserva Nacional de Flora y Fauna de Tariquía está bajo amenaza por el ingreso de petroleras y se suma a otro despropósito y contrasentido de este gobierno que decía gobernar escuchando al pueblo.   

¡Decir un cosa y hacer otra! ¡Esto es su infierno y su redención!

Bolivia no acaba de generar una economía con equidad. La distribución de su riqueza es desequilibrada e injusta y el azote de la corrupción, el narcotráfico, el oportunismo y el clientelismo parece no tener fondo.

Este gobierno, que se pavonea y gasta dineros públicos en público, ha forjado una Bolivia a tres velocidades: en primera, están esos círculos sociales y políticos que supieron capitalizar su aproximación incómoda al MAS y que ahora se sientan cómodamente a honrar su poder económico.

En segunda, está esa capa social flotante que no acaba de encontrar su nicho sustancial como pieza activa de un sistema económico que le ayude a prever su futuro.

En tercera, está esa nación clandestina que, aún en esta coyuntura “participativa y de cambio”, no asoma su rostro inclusivo: los nombrados, los que están ahí para dar la cara en tiempos de promoción sociocultural externa, pero que aún viven de su pasado y subsisten su presente sin un futuro real.

¡Tercera paradoja!

La contradicción más grande del gobierno de Evo tiene que ver con el  quiebre de políticas y respeto hacia pueblos indígenas que se constituían como fieles guardianes de la madre tierra. Hoy, sus derechos han sido vulnerados, transgredidos. Las políticas del evomasismo están alentadas por megaproyectos que implican abrir carreteras, construir hidroeléctricas y soslayar la autoridad de esos pueblos que vivían en armonía con el medio ambiente. ¿Acaso esto no significa una consolidación hacia la derecha en desmedro de la naturaleza, la flora y la fauna y, por supuesto, en contra de los que creyeron en su imagen, en su discurso y en su semejanza?  

Pero la paradoja más grande de Evo y sus 13 años de eternas contradicciones está en el abandono total de una gestión basada en el etnodesarrollo que empodere, social, política y culturalmente a los pueblos originarios.

Etnodesarrollo es esa capacidad social que propone el antropólogo mexicano Guillermo Bonfil de un pueblo para construir su futuro, utilizando para ello las enseñanzas de su experiencia histórica, y los recursos reales y potenciales de su cultura, de acuerdo a un proyecto que se adapte a sus propios valores y aspiraciones futuras.

Bonfil plantea la Teoría del Control Cultural. Menciona que esta es una manera de control social, que afecta directamente la capacidad de decisión sobre los elementos culturales.

El control cultural, enfatiza, no es absoluto ni abstracto, sino histórico. “Las decisiones propias dan como resultado, con elementos propios, culturas autónomas y con elementos ajenos, culturas apropiadas; las decisiones impuestas resultan en culturas enajenadas con elementos propios, o en culturas impuestas con elementos ajenos. Desde la autonomía es posible construir, la cultura de la pluralidad, un espacio donde se admitan y se valoren las diferencias.”

Nada de eso sucedió ni sucederá. El etnodesarrollo se ha convertido en un mito, en una utopía de lucha. En un contrasentido a los privilegios de mandar sin obedecer la autoridad del pueblo, soslayando el veredicto del soberano del 21F. Pasándose por el forro la Constitución, la institucionalidad y la democracia.

La mirada de Evo, a vuelo de helicóptero de todos los días, también le da un sello de pachá, de neoliberal y de derecha fosforescente. Esta es una simbología pode-rosa, insultante. Evo ya no pisa suelo árido. Levita, despega, aterriza.

Evo: “Helicóptero y avión (presidencial) ya no es un lujo, es un instrumento de trabajo. Es como para ustedes, la yunta, el pico, la pala y el arado, así es para trabajar”(...) Vive en los aires, en una realidad que le acomodaron. Mientras sus élites de poder destripan la ética, la moral y la institucionalidad de este exótico país.

 

El autor es comunicador social

Columnas de RUDDY ORELLANA V.

16/05/2019
Señor, Luis Leonardo Almagro Lemes, secretario general de la Organización de Estados Americanos:
02/05/2019
Fue poco después de la muerte de Manuel Isidoro Belzu, “Tata Belzu”, cuando por órdenes supremas del general Mariano Melgarejo, el periodista y político,...
18/04/2019
¡El mercado como el mejor asignador y regulador de recursos! Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même. (Vicent de Gournay). “Dejen hacer,...
21/03/2019
A propósito de un artículo publicado por el periodista Fernando Molina bajo el título de “La carta de la oposición boliviana, una sociología del mesismo”, me...

Más en Puntos de Vista

ALEJANDRO NÚÑEZ
21/05/2019
RAÍCES Y ANTENAS
GONZALO CHAVEZ A.
21/05/2019
AGORA REPUBLICANA
CARLOS HUGO MOLINA
21/05/2019
LA LUZ Y EL TÚNEL
RÓGER CORTEZ HURTADO
21/05/2019
MUNDO CONVERGENTE
STANISLAW CZAPLICKI
21/05/2019
MÓNICA BRIANÇON MESSINGER
21/05/2019
En Portada
La Jueza Décimo de Instrucción Cautelar de Santa Cruz, Ana Gloria Rojas, dispuso hoy la detención preventiva del mayor Miguel José S. M. y el arresto...
Los restos del árbitro Víctor Hurtado (34) que falleció ayer durante el cotejo entre Always Ready y Oriente Petrolero en el estadio Villa Ingenio de El Alto,...

Aurora logró ayer sumar una victoria ante Real Potosí, luego de remontar un marcador adverso y quedar en inferioridad numérica, en el partido válido por la...
El alcalde municipal de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, fue citado nuevamente a declarar para el miércoles 22 de mayo a hrs 15:00, en la Fiscalía de Delitos...
La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) manifestaron su rechazo el "amedrentamiento" realizado...
Milenka Karen Artega, funcionaria del departamento de Contrataciones del Ministerio de Justicia y Transparencia, murió la noche del domingo tras un accidente...

Actualidad
De acuerdo a los reportes del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), ingresará un frente frío al...
La Fiscalía de Ecuador empezó hoy a retirar las pertenencias que dejó el australiano Julian Assange, fundador de...
El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, dijo  que Estados Unidos "subestima" su compañía y que los planes del gigante de...
El alcalde municipal de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, fue citado nuevamente a declarar para el miércoles 22 de...

Deportes
El triple campeón del mundo de Fórmula 1 austríaco Niki Lauda murió hoy a los 70 años de edad, anunció su familia a...
Royal Pari intentará hoy asestar el primer golpe al ecuatoriano Macará en el cotejo que abre la llave 16 de la segunda...
Desde el momento en que se confirmó el deceso del árbitro cochabambino Victor Hugo Hurtado, la lista de carencias que...
El colegio Alemán de Quito se adjudicó ayer el torneo de atletismo de los XX Juegos Humboldt 2019, luego de totalizar...

Tendencias
En la séptima edición de Casacor Bolivia, el mayor evento de arquitectura y diseño de Santa Cruz, 56 profesionales...
La falta de abejas y otros polinizadores es uno de los principales factores que están detrás de la pérdida de cultivos...
Diez estudiantes bolivianos de universidades públicas y privadas fueron elegidos para capacitarse en los laboratorios...
La compañía Google utiliza su servicio de correo electrónico, Gmail, para rastrear el historial de compras en Internet...

Doble Click
La RedLectura, grupo de WhatsApp que promueve la lectura, cumplió un año y ya cuenta con casi 100 mil suscriptores,...
Era 1983 cuando “Requiem Op. 48” del compositor francés Gabriel Faure (1845-1925) se interpretó por primera vez en la...
La Casona Santiváñez (calle Santivañez entre Ayacucho y Junín) acoge obras de más de 70 artistas destacadas del país....
“Game of Thrones” llegó al final. El domingo 19 de mayo se emitió el último capítulo de la serie de HBO más popular de...