Colombia: fe, unión y baile para sobreponerse a todos sus sustos

Fútbol Int.
Publicado el 30/06/2018 a las 0h31

Primero fueron las molestias musculares de James Rodríguez; después, la expulsión de Carlos Sánchez a los cinco minutos del debut; y, finalmente, una lesión aún desconocida del astro del Bayern de Múnich. Colombia demostró, además de fútbol para estar en los octavos del Mundial de Rusia, tener resiliencia ante la adversidad.

Sólo así o con la fe en Dios a la que siempre aluden sus religiosos jugadores puede explicarse la capacidad del seleccionado dirigido por José Pékerman para sobreponerse a todas las malas noticias que tuvo desde que arribaron al campeonato.

"La fe puede mover montañas", escribió en Instagram Radamel Falcao, el capitán colombiano, después de que los "cafeteros" sellaran el boleto a octavos tras superar su enésima calamidad.

A continuación, la enumeración de los infortunios de Colombia en la primera fase de Rusia 2018:

1. Fatiga muscular de James. Señalada como favorita en el Grupo H después de ser cuartofinalista en Brasil 2014, Colombia inició su preparación en Rusia pendiente de un James Rodríguez que, como Wilmar Barrios, arrastraba "fatiga muscular". Con problemas en su gemelo izquierdo, el volante del Bayern se perdió alguna práctica con sus compañeros y se convirtió en la gran duda de los "cafeteros" para su debut.

Pékerman esperó al resultado de las últimas pruebas y, finalmente, optó por no incluir al astro en su once de salida en el choque del estreno ante Japón. Colombia perdió el duelo por 2-1, sin que James pudiera voltear el resultado en la media hora final. A los "cafeteros" se les complicó la clasificación.

2. Expulsión de "La Roca" Sánchez y 85 nimutos con diez. Además de no contar con un James Rodríguez en plenas condiciones en el estreno, Colombia tuvo que afrontar el duelo ante los asiáticos con diez hombres durante 85 minutos. Carlos "La Roca" Sánchez cometió un absurdo penal por mano cuando aún no se habían jugado ni cinco minutos de partido, vio la roja directa y dejó a su equipo en clara inferioridad.

3. Baja de Abel Aguilar. Sin el sancionado Carlos Sánchez, "El Profe" Pékerman se vio obligado a trastocar de nuevo su plan de juego en el decisivo duelo por la segunda fecha ante Polonia, después de que Abel Aguilar se lastimara antes de la media hora de partido. En ausencia de "La Roca" y tras la derrota ante los japoneses, el volante del Deportivo Cali había entrado en el once inicial para reforzar el mediocampo, que esta vez sí contó con un James estelar, aparentemente en plenitud de condiciones físicas.

Se retiró en camilla con "un edema muscular sin hematoma en el aductor izquierdo" que lo apartó del choque definitivo frente a Senegal. Se espera que vuelva a estar disponible para los octavos frente a Inglaterra.

4. Lesión e incógnita de James. Los colombianos, un rosario de contratiempos, el jueves, a la media hora del duelo que debía definir su pase a la siguiente ronda, James Rodríguez abandonó la cancha por una lesión cuyo alcance es aún desconocido.

 

INCERTIDUMBRE SOBRE LA LESIÓN

Según señalaron ayer fuentes de la selección sudamericana a DPA, José Pékerman y el propio James tendrán que aguardar hasta el fin de semana para conocer más detalles de la dolencia, que preocupa en el entorno colombiano.

James, de hecho, no se entrenó ayer, a la espera de las pruebas que determinarán de qué sufre la estrella del club alemán Bayern Múnich.

El volante descansó mientras los titulares que el jueves sellaron la clasificación de Colombia a los octavos de la Copa Mundial Rusia 2018 hacían recuperación en el gimnasio de su cuartel general.  

Los suplentes, entretanto, se ejercitaron en el Estadio Sviyaga, ubicado a unos 35 kilómetros de Kazán.

Tus comentarios