París es una verdadera fiesta por el nuevo título de Francia

Fútbol Int.
Publicado el 16/07/2018 a las 0h21

París vive el momento más glorioso de la historia futbolera: Campeón del Mundo. Millones de franceses salieron a las calles y avenidas de la ciudad luz para festejar hasta altas horas de la madrugada el título obtenido a costa de la selección de Croacia.

Fue una noche que lució interminable con festejos multitudinarios que inundaron la ciudad.

En los bares, terrazas, casas, calles y avenidas se vivió la festividad al unísono de los cantos de millones de personas.

Los lugares emblemáticos como los Campos Elíseos, Tocadero, Torre Eiffel, Concorde, Hotel de Ville, Arco del Triunfo, Cite Sciences, entre otros, se abarrotaron de gente en un mar de azul, blanco y rojo, colores de la bandera francesa.

Decenas de miles de franceses se reunieron hasta la medianoche frente al Hotel de Ville, sede de la Alcaldía de París, donde se habilitó una pantalla gigante para seguir cada una de las jugadas de Les Blues.

Los franceses cantaban y bailaban sin parar nombrando a cada uno de los integrantes de la selección gala.

Y la fiesta no era para menos. En tan sólo 24 horas los franceses celebraron dos hechos importantes: el sábado fue su fiesta nacional por el 14 de julio y ayer por hacerse con la Copa del Mundo de fútbol.

Tuvieron que pasar 20 años para que los franceses se coronaran campeones del mundo. La primera vez fue en 1998 cuando el evento se celebró en su nación.

"Es una alegría para todos. En la etapa de clasificación ganamos a Argentina y Uruguay, dos potencias del mundo. Hoy (por ayer) nos tocó ganar a una gran revelación como Croacia", dijo Jean Pierre, un joven fanático.

A esta gran fiesta se sumaron los inmigrantes africanos y árabes con cantos en sus respectivos idiomas. Además de los residentes latinos en este país se unieron para alentar al equipo galo y luego ser también parte de los festejos.

Y como dijo el escritor norteamericano Ernest Hemingway: París es una fiesta, pero una fiesta de diversas nacionalidades unidas por las pasiones que desata el fútbol.

 

VÁNDALOS SAQUEAN EN CAMPOS DE ELÍSEO

Unos 30 jóvenes saquearon ayer por la noche el Drugstore Publicis, un establecimiento comercial en la avenida de los Campos Elíseos, en París, donde miles de personas celebraban la victoria francesa en el Mundial. Los vándalos encapuchados irrumpieron en la tienda y luego salieron con botellas de vino y de champán bajo el brazo. Afp.

 

GLORIA AL CAMPEÓN

Marcelo Carballo

Ha concluido el Mundial de Rusia, con un nuevo campeón. Sin duda Francia ha sido el mejor a lo largo de todo el torneo.

En esta final el favorito era el equipo francés; Croacia no posee el potencial individual que su rival, pero esa diferencia no se vio reflejada en el encuentro. El resultado abultado no corresponde al juego vivido, ya que en lo colectivo Croacia tuvo mejor funcionamiento.

Los primeros 15 minutos Francia no pudo salir de la presión asfixiante croata. Cuando los franceses, por fin logran un respiro, viene el gol en contra de Mario Mandzukic después del cobro de una falta que nunca existió.

El gol de Perisic pone el equilibrio de nuevo; pero luego un penal, desde mi opinión también mal cobrado, le da la ventaja a Francia.

El segundo tiempo Francia logra la ventaja definitiva a partir de dos desconcentraciones del portero croata Subasic y el descuento de Croacia pasará a ser una simple anécdota en las finales de los mundiales por el blooper de Lloris. Francia es un justo campeón, las claves han sido el orden defensivo y el desequilibrio de sus individualidades en ataque a lo largo del Mundial.

Croacia ha sido una grata sorpresa que al igual que Bélgica han mostrado rendimientos colectivos altísimos. Toca esperar cuatro años más para volver a extasiarnos con ese sabor que sólo el fútbol nos puede dar.

Ha votado 'Sorprendido'. ¡Gracias por su voto!
Tus comentarios