Economia

Miércoles 17 de diciembre del 2014. Actualizado a las 15h45 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Baja del dólar favorece más a importadores y deudores

Por Redacción Central - Los Tiempos - 31/12/2006


El récord en las exportaciones, los buenos precios de las materias primas a nivel mundial, el aumento de las remesas, la ampliación del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y la condonación de la deuda han conjugado este año para que la moneda boliviana sea apreciada, en cinco ocasiones, sobre el dólar cuyo precio de venta bajó de 8,08 bolivianos, en febrero, hasta 8,03, cifra que rige desde la pasada semana.

Los efectos de la caída de la divisa extranjera, un fenómeno que no es propio de Bolivia, han comenzado a notarse internamente, aunque no en gran medida, y se habla ya de una "bolivianización" de la economía que, de acuerdo al análisis de especialistas, favorece especialmente a los importadores, a las personas que deben en dólares y, en alguna medida, al ciudadano común por la rebaja de ciertos productos que ingresan al país.

En primera línea son los importadores de productos, legales o ilegales, los que se benefician más porque con un dólar más barato pueden comprar más en el extranjero.

El analista Abraham Pérez indica que la consecuencia es una rebaja del precio de los productos importados y un incremento de aquellos nacionales con algunas excepciones.

Es por esto que una política cambiaria a la baja para el dólar, "tendría que ser complementada con medidas de protección a los productos nacionales para que se reactive el aparato productivo local", indica.

Sin estas medidas, los sectores que más se favorecen con la baja de la moneda extranjera son el importador y el contrabandista.

Para el analista Rogelio Churata, la economía doméstica, familiar, también se ve de alguna manera favorecida e indica que los efectos de una apreciación de la moneda boliviana a la larga podrían tener más incidencia en el mercado de capitales que en el mercado de bienes, ya que los precios básicos de la canasta familiar cada vez más tenderían a estabilizarse, y quizás algunos efectos en los productores nacionales en la compra de sus insumos o materias primas.

Napoleón Pacheco, director ejecutivo de la Fundación Milenio, acota que no todos los productos de la canasta familiar se ven afectados con precios más bajos con la caída del dólar, sólo aquellos que son importados o los que utilizan materia prima importada para su producción.

Con la apreciación de la moneda boliviana también se benefician aquellas personas que tienen deudas con el sistema financiero en dólares. Con menos bolivianos ahora pueden pagar sus compromisos.

Perjudicados

Es el sector exportador el que pierde más con la caída del precio del dólar. "Se perjudican los exportadores en general porque por cada dólar que traen al país reciben menos bolivianos y por lo tanto tienen que cubrir sus costos internos con menos bolivianos", explica Pacheco.

Añade que también se perjudican aquellas actividades económicas ligadas al mercado interno que tienen que competir con la producción extranjera que es importada, también por el mismo fenómeno de la apreciación de la moneda nacional, más barata.

"Es un caso de la expresión típica de "enfermedad holandesa", es decir una apreciación cambiaria por efecto de un boom de las exportaciones, que abarata el precio de las importaciones y por lo tanto ocasiona un desplazamiento de la producción nacional", añade el analista.

Una solución a este problema es la creación de un fondo de estabilización, medida que ya es ejecutada por países como Chile y México, donde la caída del dólar es constante.

A este fondo, que tendría que ser determinado por el Gobierno, pasaría un cierto monto de ganancia de las exportaciones que ingresen para equilibrar la economía.

BCB: La apreciación trae beneficios a la población

Para el Banco Central de Bolivia (BCB) la apreciación del boliviano beneficia a la población en su conjunto y no perjudica en gran medida al sector exportador porque garantiza el mantenimiento de precios y favorece a los deudores en dólares.

El BCB explica que para asumir la determinación de bajar el dólar previamente se hacen análisis minuciosos para evitar, en lo posible, afectar a algún sector en particular buscando sobre todo beneficiar a toda la población. Admite, sin embargo, que la medida afecta al sector exportador, pero "en un porcentaje mínimo".

La medida también coadyuva a garantizar una estabilidad macroeconómica. Las reservas internacionales crecieron en 2006 gracias a una mayor presión tributaria sobre las petroleras, la balanza comercial positiva (más exportaciones que importaciones), la acumulación de depósitos de las prefecturas, el menor grado de dolarización de la economía y el crecimiento de las remesas. De esta manera, el Estado está mejor preparado para hacer frente a choques externos.


Últimas noticias