Economia

Miércoles 03 de septiembre del 2014. Actualizado a las 18h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

10:35 Economía

Vivienda Social: una alternativa para mejorar la calidad de vida de los bolivianos

Por Abi | - Los Tiempos - 3/08/2009


LA PAZ |

La falta de una vivienda adecuada en Bolivia es uno de los mayores problemas que enfrenta la población y su acceso se vio restringido durante décadas a ciertos sectores de la sociedad por el alto costo que tiene la construcción de una vivienda digna y legal, a la que sólo pueden acceder los sectores sociales que cuentan con altos recursos.


    La forma más extendida de acceso a la vivienda en la mayor parte de las zonas del país se limita a la autoconstrucción precaria que llevan adelante los "afortunados" que poseen por lo mínimo un terreno, ya sea en el área urbana o rural de Bolivia, que solo incluye la construcción de una o dos habitaciones en las que se comparten todas las reparticiones de una vivienda.

    En el pasado, el Estado ha participado muy poco en la construcción de viviendas, intermediando recursos de aportes laborales y patronales a través de entidades que tenían un inadecuado diseño institucional y financiero, además de mostrar gestiones con crecientes hechos de corrupción

    Para reducir el déficit de vivienda en el país e incrementar el gasto público y la inversión, el gobierno del presidente Evo Morales creó el Programa de Vivienda Social Solidaria (PVS) que pretende mejorar la calidad de vida de los bolivianos.

    Para ello, el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda aprobó el Reglamento Operativo del Programa de Vivienda Social y Solidaria (PVS), que tiene como objeto establecer las condiciones que se deben cumplir para la ejecución del programa destinado a atender las necesidades habitacionales requeridas por los sectores de la población de menores ingresos, asegurando equidad, transparencia y eficiencia en la administración de los aportes para vivienda y los recursos públicos.

    El programa está enmarcado en los preceptos de la Constitución Política del Estado que considera a la vivienda como un derecho humano fundamental, fortalece el principio de solidaridad, promueve la equidad de género y las varias formas de apropiación del espacio privado y público.

    El viceministro de Vivienda, Roberto Ballesteros, explicó que el PVS implica la construcción de más de 28.000 viviendas con una inversión que orilla los 600 millones de bolivianos que incluye la construcción, de un envión y sin solución de continuidad, de 10.000 viviendas que debían construirse en la gestión 2007-2008 y otras 13.000 de la gestión 2008-2009.

    La meta para la gestión 2009 es la entrega de 10 mil unidades habitacionales en diferentes puntos del país, de las cuales 8.000 representan al anterior reglamento operativo del PVS y las restantes 2.000 responden al nuevo reglamento operativo.

    "El nuevo reglamento resalta la decisión y el nivel de organización de los beneficiarios como base fundamental en la construcción del proyecto habitacional, ellos son los que eligen la entidad ejecutora, eligen la entidad financiera y por tanto son los que participan en el diseño y la tipología de las viviendas a construir", señaló.

    A partir de abril de este año, el PVS entregó hasta la fecha (en el transcurso de tres meses) alrededor de 2.237 unidades habitacionales en los departamentos de La Paz, Tarija y Cochabamba.

    El reglamento operativo plantea que los beneficiarios son los que escogen la entidad ejecutora y son al menos seis tipos de entidades ejecutoras desde asociaciones accidentales, profesionales independientes, cooperativas de construcción, micro empresas, pequeñas empresas.

    "Las viviendas son de carácter social para el grupo poblacional que no tiene condiciones ni posibilidades de acceder a la vivienda", agregó Ballesteros.

    El PVS incorpora la inclusión de servicios básicos, que era una deficiencia de anteriores programas en el país, por lo que se están realizando obras complementarias para poder dotar de servicios básicos a estos antiguos proyectos que no tenían servicios.

    Además, se construirán unidades habitacionales horizontales, para que los beneficiarios gente tenga mayor oportunidad para poder acceder a un suelo, ya que se abaratan los costo.

    En el plan se incluyen dos tipos de viviendas, una rural y otra para el área urbana. Para las áreas rurales los beneficiarios normalmente tienen que tener como condición básica su terreno, para lo cual la construcción de la vivienda tiene un subsidio del 70% por parte del Gobierno y el 30% como aporte del beneficiario.

    "En el caso de las viviendas del área urbana lo que hacemos es subsidiar el costo financiero, todos los proyectos habitacionales tienen que contemplar el terreno también por lo que financiamos hasta el 10% del costo del terreno y el 90% está destinado al costo de construcción", dijo.

    El programa también trata de resolver el déficit cualitativo como el déficit cuantitativo del acceso a la vivienda; el déficit cuantitativo es satisfecho con la construcción de nuevas viviendas, en cambio el carácter cualitativo de las viviendas tiene que ver con viviendas construidas que tienen deficiencias de habitabilidad, para mejorarlas y ampliarlas.

    En este momento existen un total de 28.858 viviendas aprobadas, muchas de ellas están siendo ejecutadas; para esta gestión y de acuerdo al presupuesto se aprobarán 13 mil nuevas unidades habitacionales con una inversión programada de 619 millones de bolivianos.

    Además se prevé la creación de 188.624 nuevos empleos durante la duración del programa, de los casi 189.000 nuevos empleos 29.656 serán directos y 88.968 indirectos.

    En 2009 se generará 17.760 directos y 53.279 empleos indirectos, los cuales forman parte de las políticas sociales propuestas por el gobierno del presidente Evo Morales.

    El Viceministro de Vivienda, aseguró que el Reglamento del Plan de Vivienda Social y Solidaria, permitirá mejorar las condiciones de los créditos otorgados a los beneficiarios y además acortará los tiempos de construcción de las viviendas.

    El principal elemento de la propuesta es el recorte del tiempo de construcción, que fue uno de los principales factores que impidieron la ejecución acelerada de miles de viviendas en el anterior Plan de Vivienda Social (PVS) desde 2006.

    La nueva norma reglamenta la construcción de viviendas sociales de 36 a 50 metros cuadrados en beneficio de los adjudicatarios.


Últimas noticias