Economia

Jueves 24 de abril del 2014. Actualizado a las 14h58 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa INCONGRUENCIAS CON EL PLAN

51% de personal actual de YPFB es eventual

Por Prensa La - Los Tiempos - 3/11/2009


El presidente Evo Morales, en una inspección pasada a una planta de YPFB. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

El presidente Evo Morales, en una inspección pasada a una planta de YPFB. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

La Paz | La Prensa

El 51,1 por ciento del personal de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) es eventual. En ocho meses de intervención, el número de empleados disminuyó sólo en 1,7 por ciento, no obstante del anuncio de reducción de la planilla de trabajadores. Dos ex autoridades advierten que aún se politizan los cargos.

Según la planilla de sueldos y salarios de septiembre de este año, YPFB cuenta con 1.411 trabajadores, de los que 689 son permanentes (48,9%) y 722 eventuales (51,1%). En dicho mes, la empresa gastó 6,8 millones de bolivianos en pago de sueldos: 3,8 millones en empleados de

planta y 3 millones en el otro sector. En este segundo grupo se encuentran choferes, secretarias, encargados de archivo, tenedores de libros, cajeros, técnicos, operadores, supervisores, auxiliar de servicios, mecánicos, asesores de categoría cuatro (la más baja es la 1 y la superior, 5) y un gerente.

El representante del Ministerio de la Presidencia ante el Directorio de YPFB, Fernando Vincenti, dijo desconocer que existía tal número de empleados con contratos eventuales, pero que el interés de la empresa es incorporar paulatinamente a sus planillas de permanentes a esos trabajadores.

Argumentó que esto depende de un trámite ante el Ministerio de Economía y Finanzas, que les permita crear nuevos ítems.

Lo anterior quiere decir que cuando YPFB presentó su presupuesto anual, no consideró el crecimiento de personal, entonces asignó recursos para los sueldos de empleados ya contratados.

El ex ministro de Hidrocarburos Guillermo Tórrez explicó que es una falta de previsión  no programar la necesidad de más trabajadores, pero que esto se puede solucionar mediante un decreto en el que se justifique que se requiere un nuevo organigrama con más funcionarios.

Añadió que los contratos permiten emplear gente sin experiencia, con criterios políticos y sin cumplir las formalidades de ley, como se hace a través de una publicación que invita al concurso de méritos y postulaciones.

El ex superintendente de Hidrocarburos Hugo de la Fuente dijo que en el criterio administrativo general, una empresa no debe tener tanto personal eventual, porque afecta a la eficiencia de las actividades, excepto los consultores contratados para tareas de coordinación en ámbitos específicos.

Coincidió con Tórrez en que se puede interpretar que en YPFB aún existe una alta politización para contratar personal.

Por otro  lado, apuntó que los contratos eventuales también son una señal de la carencia de profesionales en el país que cumplan los requerimientos de la empresa estatal, por lo cual YPFB no puede asumir contratos definitivos.

La Prensa solicitó información a la petrolera a través de su Dirección de Comunicación, la cual explicó que no pudo contactar a ningún ejecutivo. Asimismo, llamó al celular del gerente nacional Administrativo Financiero, Roger Uzquiano, pero no atendió.

Más administrativo

De la Fuente y Tórrez coincidieron en el criterio de que YPFB es una empresa administrativa con muy poca participación en la operación, por lo tanto, no es razonable que cuente con más eventuales que personal de planta.


YPFB, denominado corporativo, fue estatizado por Decreto el 1 de mayo de 2006 con el objetivo de ingresar en toda la cadena hidrocarburífera: exploración, producción, transporte, refinación, almacenaje y comercialización. Sin embargo, su función tiene carácter de administración y coordinación de sus seis subsidiarias, concentrando su trabajo en el edifico central de La Paz.


En la parte operativa, asumió el envasado de gas licuado de petróleo (GLP), el almacenaje de GLP y diesel en sus distritales departamentales, y la distribución de gas natural por redes en ocho departamentos.


Hasta mayo de este año recuperó las empresas capitalizadas Andina, Chaco, Transredes, Air BP, Refinación, Logística, subsidiarias que asumen las tareas operativas en campos petroleros. Además, asumió la administración de empresas de distribución de gas domiciliario en Santa Cruz, Chuquisaca y Cochabamba.

 

Números en la empresa

En marzo de 2007 se conoció de la existencia de la organización Maspetrol, que se trataba de la representación política del MAS dentro de YPFB.


Dirigentes sindicales denunciaron la existencia de tráfico de cargos ejecutivos para esta organización. La misma denuncia surgió en 2008, cuando se puso en huelga de hambre un sector de trabajadores eventuales despedidos.


El 20 de marzo de 2009, después de la intervención a YPFB iniciada el 1 de febrero, el presidente e interventor de YPBF, Carlos Villegas, afirmó que se estaba “regularizando” la situación laboral en la empresa.


Esa misma fecha, el ejecutivo declaró que cuando asumió  la administración de YPFB existían 1.436 empleados y que hasta el 15 de marzo se redujo a 960.


Añadió que existía la posibilidad de que el número aún baje.


Sin embargo, hasta septiembre, en planillas figuran 1.411 trabajadores, es decir, sólo se redujeron 25 (1,7 por ciento). Para Vincenti, es difícil cuantificar el número de personal necesario porque YPFB es una empresa en expansión de sus actividades, en redes de gas y atención de surtidores.

 

ALTOS SUELDOS

Los sueldos en YPFB son bajos en el sector operativo en comparación al área administrativa y hay un criterio de desnivel entre los cargos.


El sueldo básico del presidente y el vicepresidente administrativo y de contratos es el mismo, 13.990 bolivianos, monto que sube a 14.494 por un bono de antigüedad.


Además, existen dos categorías a nivel gerencial: el gerente general con 13.400 bolivianos de sueldo y el sólo gerente, con 13.300. 


Contrariamente, el jefe de planta de la empresa engarrafadora Senkata gana 2.439 bolivianos; los operadores de GLP reciben el sueldo más bajo en el área permanente, 1.755 bolivianos; les sigue el operador 1 con 1.940 bolivianos.


Últimas noticias