Economia

Miércoles 23 de abril del 2014. Actualizado a las 11h05 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

11:47 Economía

Las dos mayores fortunas se unen para mejorar la salud en Latinoamérica

Por Abi - Agencia - 15/06/2010


MADRID|

Parte de la inmensa fortuna que atesoran Carlos Slim y Bill Gates, los dos hombres más ricos del mundo, servirá para llevar servicios básicos de salud preventiva a gente desfavorecida del sur de México y de Centroamérica, según han anunciado en un acto conjunto en el Museo Antropológico de la Ciudad de México, escenario elegido para presentar el Programa de Salud Mesoamérica 2015.

  El informe fue publicado el martes por el diario El Mundo de España.

  Anota que, de esta manera, Slim, que llegó este año al número uno de la lista Forbes, patrocinará, junto con el cofundador de Microsoft, Bill Gates, esta iniciativa para promover la vacunación, nutrición infantil y cuidados a recién nacidos de la población más pobre de la región.

  Señala que cada uno de ellos donará 50 millones de dólares, que se completará con la aportación de España de la misma cantidad de dinero.

  Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y los gobiernos locales llevarán a cabo las tareas de supervisión de los fondos para asegurar que lleguen a donde se destinaron.

  El programa se ha diseñado a cinco años vista y tiene como objetivo prioritario ayudar a las comunidades indígenas, particularmente mujeres y niños, en la zona que va desde el sur de México y discurre a lo largo de América Central hasta llegar a Panamá.

  En esta área, se calcula que ocho millones de personas tienen una atención para la salud inadecuada, insuficiente o, directamente, inexistente. Estos sectores de la población no han experimentado las teóricas mejoras que se han producido en ciertos parámetros relacionados con la salud latinoamericana.

  Como ejemplo, varios datos. Los niños de la región son cinco centímetros más bajos que sus homólogos nacidos en otras zonas más favorecidas. Asimismo, la tasa de mortalidad de los menores de cinco años dobla al promedio nacional, registrándose una incidencia de enfermedades evitables mucho más elevada que en el resto de naciones.

  Estas cifras no extrañan si se tiene en cuenta que muchas mujeres mueren en el parto y que la mitad de las más pobres dan a luz sin ninguna atención médica o con cuidados muy escasos.

  Ambos líderes sociales están interesados en promover la nutrición y la salud de la infancia en las zonas empobrecidas porque defienden que un niño sano y bien nutrido podrá, sin duda, educarse, crecer, prosperar y tener un futuro mejor.

  Por ello, el proyecto privilegiará a las mujeres y los menores de cinco años fomentando la salud maternoinfantil y reproductiva, así como la vacunación y la atención de enfermedades endémicas de la zona, como el dengue y la malaria.

  Durante cinco años, Salud Mesoamérica 2015 financiará y pondrá en marcha proyectos de salud para el 20 por ciento más pobre de la población en los ocho países de la región. La iniciativa culminará en 2015, año establecido para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

  Tanto Gates como Slim han mostrado su intención de aplicar en este programa directrices similares a las que ya han desarrollado en otros que tienen en marcha.

  El Mundo de España subraya que así, la Fundación Bill y Melinda Gates ha focalizado muchos de sus proyectos en el desarrollo de vacunas y nuevas ciencias de la salud. El Instituto Carlos Slim ha hecho lo propio con iniciativas educativas, culturales y deportivas.

  "Esta es la primera vez (que trabajan juntos en un programa de ayuda) pero seguramente no será la única o la última", ha declarado Slim a los reporteros congregados en la presentación de la iniciativa.

  Slim y Gates son los dos hombres más ricos del mundo y siguieron caminos muy distintos para acumular sus riquezas.

  Desde su infancia, Gates mostró su interés por la programación de ordenadores. Dejó la Universidad de Harvard sin haberse titulado y trabajó en el desarrollo de software, que eventualmente lo llevó a la creación de Microsoft.

  Por otro lado, Slim, un negociador nato, pasó años de su juventud en el sector financiero antes de comprar la entonces empresa estatal de telefonía Teléfonos de México, en 1990, en una jugada que disparó su fortuna.

  Entre los dos se calcula que poseen alrededor de 100.000 millones de dólares. una buena porción de esta jugosa tarta está siendo destinada a fines sociales a través de sus respectivas asociaciones, que ahora van a complementarse.

  "Nuestra fundación está muy orientada a la innovación en términos de nuevos fármacos y vacunas, de manera que necesitamos el apoyo de otros para inventar nuevas herramientas para seguir innovando y canalizar todo ello", ha resumido Gates.

  "Estoy seguro de que encontraremos caminos para trabajar juntos en ambos aspectos y mejorar la salud de manera cualitativa", añade.

  Slim ha preparado a sus seis hijos para continuar con su riqueza e interés público. Dice estar convencido de que un hombre de negocios como él hace más por los demás creando empleos y riqueza a través de la inversión que "siendo Santa Claus".

  Gates, padre de tres vástagos, ha declarado en numerosas ocasiones que sus hijos no serán los destinatarios de su fabulosa herencia, de la que únicamente recibirán un pequeño porcentaje. El resto, irá destinado a alimentar los proyectos de su fundación solidaria.


Últimas noticias