Economia

20 de diciembre del 2014. Actualizado a las 15h12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PRODUCCIÓN | De acuerdo con el presidente de la Asociación de Avicultores de Cochabamba, esta situación es “irreversible” porque no existe el suficiente espacio disponible para la siembra

Cochabamba cambia los granos por flores y frutas

Por El Deber - Agencia - 12/07/2010


Cultivos de flores en Cochabamba.  - López Gamboa Carlos  Los Tiempos

Cultivos de flores en Cochabamba. - López Gamboa Carlos Los Tiempos

Santa Cruz |

La invasión de la ciudad al campo, la migración de familias campesinas y la ausencia de un plan de desarrollo del departamento ocasionaron que Cochabamba deje de ser el “granero de Bolivia” y oriente su actividad productiva al cultivo de flores y frutas y mantenga la siembra de papa y la producción de leche.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Avicultores de Cochabamba, Wily Soria, miembro de la Cámara Agropecuaria de ese departamento, esta situación es “irreversible”, porque la mayor superficie cultivable en Cochabamba es de 40 hectáreas, mientras que en Santa Cruz llega a 2 mil ó 3 mil hectáreas por cada familia.

Cochabamba de aquí en adelante, dijo, se dedicará a cultivos de alto rendimiento, que tengan alto valor en el mercado e incluso para la exportación como las flores que llegan a Estados Unidos y Argentina y fruta en cuyo rubro aún se busca mercados.

Soria explicó que los municipios desde hace unos 40 años fueron los que propiciaron la ocupación de las zonas rurales debido a que era más rentable la construcción de edificios y hoteles por la recaudación impositiva, en lugar de las  extensiones de cultivos.

En la actualidad, prácticamente no queda espacio para la siembra, dijo, por ello, el cultivo extensivo de cereales se redujo y dio paso a las áreas de alto rendimiento donde se produce, por ejemplo, el durazno.

Otras causas
Según el presidente de la Asociación de Avicultores de Cochabamba, Wily Soria, a la falta de espacio para la siembra, se sumó también el interés comercial, por ello se dejó de producir maíz seco y se optó por vender el maíz fresco (choclo) que tiene un mejor precio en el mercado.

“Antes el cultivo de maíz se distribuía a todo el país, hasta servía para que coman los militares, ahora no queda nada de aquello”, enfatizó el empresario avícola.

Una consecuencia de la urbanización de las zonas rurales fue la inmediata migración de las familias campesinas hacia el Chapare, pero también a Beni y Santa Cruz.

En suma éstos son los resultados, señaló, de la ausencia de un plan de desarrollo que incentive la producción y el aprovechamiento de la vocación agropecuaria del departamento.

En la actualidad, existe la promesa de la Gobernación para incluir en su programa el impulso al sector.

En la pecuaria, el rubro más importante en el departamento es la producción avícola, que aporta anualmente 240 millones de dólares, de ahí que cuando hay escasez de carne vacuna, el Gobierno recurre a este producto para abastecer los mercados del occidente.

Fondo regional de 25%

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) plantea que los gobiernos locales dispongan de un 25 por ciento de su presupuesto anual para impulsar la actividad productiva en las regiones, de manera que se evite la burocracia y los productores cuenten directamente con recursos financieros.


El principal dirigente del sector, Roberto Coraite, aseguró que esta iniciativa se basa en el programa piloto que se realizó en Tarija, por lo que existe la certeza de que será  viable. Coraite informó que esta medida es parte del plan denominado “Década productiva” que será presentado a la Asamblea Plurinacional el 20 de julio para que en calidad de ley sea promulgado el 2 de agosto. El plan, explicó, arranca en 2010 y se prolonga hasta 2020. Apunta a mejorar la salud de la población y llegar al “vivir bien”. El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, indicó que se trabaja de manera conjunta.


Últimas noticias