Economia

19 de abril del 2014. Actualizado a las 20h05 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa CERRARÁN EL VIERNES

La Zona Franca de Cochabamba está casi vacía

Por A. D. Hans Soria O. - Los Tiempos - 15/12/2010


Vehículos “chutos” en Zofraco. - Daniel  James Los Tiempos

Vehículos “chutos” en Zofraco. - Daniel James Los Tiempos

A pocas horas del cierre definitivo de la Zona Franca Industrial de Cochabamba de Albarrancho, un 97 por ciento de la mercadería en trámite de nacionalización o prohibida fue retirada por los importadores locales de los recintos comercial e industrial del sitio.

Los Tiempos confirmó ayer que los funcionarios del recinto ordenaban documentación para la clausura de la entidad de comercio exterior, mientras que contados usuarios realizaban gestiones para retirar en las próximas horas su mercadería.

En la zona franca quedan sólo vehículos usados fuera de norma –es decir que tienen más años de antigüedad de lo permitido.

Sus propietarios dijeron que tropiezan con dificultades para sacarlos del lugar porque los trámites de reexpedición al lugar de origen (Chile) son muy caros.

Desde el 18 de diciembre próximo, según establece la Resolución Biministerial 008/2010 aprobada el 26 de octubre pasado, toda mercadería que aún se encuentre almacenada en los recintos industrial y comercial de Albarrancho será declarada en abandono y podrá ser rematada, donada o destruida.

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Carlos Flores, dijo ayer que una mayoría de sus afiliados importadores concluyó la nacionalización de su mercadería en la Aduana regional.

La zona franca fue intervenida por el Gobierno en 2008 por supuestas irregularidades cometidas por la empresa concesionaria, Zona Franca Cochabamba SA (Zofraco), de propiedad del grupo Olmedo.

Casi dos años después, el Ejecutivo determinó revocar la concesión a Zofraco otorgada el 12 de septiembre de 1991 por 40 años con el argumento de que la empresa no respetó la prohibición de ser administrador y usuario a la vez.

Incertidumbre
Flores indicó que los empresarios esperan que el 18 de diciembre el Gobierno decida qué hacer respecto al funcionamiento de otra zona franca.

Recordó que el pasado viernes plantearon a la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), Marlene Ardaya, alquilar o adquirir los actuales ambientes de Albarrancho para que funcione como un depósito alternativo (o en su caso una extensión de la Aduana regional de Cochabamba) destinado a desconcentrar todo el flujo de carga que actualmente está llegando, ante el cierre de la zona franca, a los depósitos de la Almacenera Bolivia (ALBO), ubicados en el kilómetro siete de la avenida Capitán Víctor Ustariz.

“La idea es que se pueda generar un nuevo concesionario, en caso de que no sea ALBO, que alquile a los dueños de esos predios toda esa infraestructura para que funcione como una aduana interior alternativa hasta que el Gobierno decida cuándo y bajo qué modalidad de concesión funcionará a la nueva zona franca de Cochabamba”, indicó Flores.

Tropiezan con trámites  y costo de reexpedición

Unos 350 importadores de vehículos usados de las gestiones 2008 y 2009 que no pudieron completar su nacionalización en la zona franca de Cochabamba tuvieron que pagar grandes cantidades de dinero por el almacenaje de su mercadería y poder reexpedirla hasta el puerto chileno de Iquique, donde prevén vender los coches como repuestos.


“Por cada vehículo que no hemos podido nacionalizar hemos pagado 700 dólares por almacenaje de dos años. Eso nos duele porque nadie sabe dónde va a parar esa plata: al Tesoro General o a los ex administradores de Zofraco”, dijo Hermógenes Choque, importador de autos usados.


Explicó que, en su caso, para reexpedir sus tres vehículos adquiridos por un valor total de 10 mil dólares se vio obligado a presentar boletas de garantía por valor de 7.500 dólares, pagar transporte por 600 dólares y pagar 2.100 dólares por almacenaje de dos años.


“En Chile espero vender los tres vehículos al precio que me oferten, ya sea como repuestos o chatarra, para recuperar por lo menos 2 mil dólares de los 10 que he invertido. Es una pena”, indicó el comerciante.


Últimas noticias