Economia

Viernes 29 de agosto del 2014. Actualizado a las 23h49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LAS ALTERNATIVAS EVITAN ATRAVESAR LA REGIÓN DEL TIPNIS

Plantean 4 opciones de ruta hacia Beni

Por A. D. Hans Soria O. - Los Tiempos - 3/07/2011


La carretera Cochabamba-Beni, una de las que se construye con financiamiento internacional. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

La carretera Cochabamba-Beni, una de las que se construye con financiamiento internacional. - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

Un grupo de ciudadanos, técnicos y profesionales de la Campaña en Defensa del Isiboro Securé (Cadeis), cuya intención es preservar la diversidad biológica del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Securé (Tipnis), propone cuatro opciones del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos frente a la del Gobierno, que en su criterio, tendrían un menor impacto en la reserva ecológica del país. La Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) prefiere no comentar. 

La empresa brasileña OAS inició el pasado 3 de junio la construcción de los tramos I y III de la carretera a Beni, con una inversión de 415 millones de dólares. Sin embargo, aún faltan procesos de consulta con los pobladores del Tipnis para definir la construcción del tramo II, de 117 kilómetros, entre Isinuta y Monte Grande, que cruza de sur a norte el Parque Isiboro Sécure.

Las cuatro alternativas elaboradas por el ambientalista y forestal Juan Eddy Terrazas, de la Cadeis, tienen en común que no afectan el corazón del Tipnis, no dañan el medioambiente, ni destruyen los recursos naturales renovables y no renovables y preservan los bosques, aunque requieren ser analizadas técnicamente y complementadas con estudios técnicos a diseño final sobre los costos por kilómetro de construcción.

El secretario general de la ABC, Adolfo Musillaca, afirmó que no pueden pronunciarse al respecto porque no tienen conocimiento sobre las mencionadas alternativas al tramo II.

Por su parte, el proyectista señala que la primera alternativa del tramo II comprende 200 kilómetros de apertura y ensanche entre Quillacollo, Morochata, Cocapata, Covendo, Palos Blancos y carretera La Paz-Trinidad. Este plan recupera la importancia histórica de conexión existente entre Cochabamba y Covendo para la comercialización nacional de nuez de castaña y otros productos benianos.  Se considera que los impactos ambientales serían menores con relación al proyecto impulsado por el Gobierno y habría una conexión más rápida con el polo de desarrollo del Corredor al Norte.

La segunda alternativa, de 280 kilómetros de apertura y ensanche, que pasa por Villa Tunari, El Castillo, Puerto San Francisco, Cariaco, Loreto y Trinidad, cuenta con el respaldo de varias organizaciones indígenas, debido a que no dañará al medioambiente, ni destruirá el hábitat de la fauna y flora silvestres. Terrazas advierte que este tramo pasa por la reserva forestal de “Bosque de Inmovilización Chapare”, una zona bastante húmeda.

La tercera opción del tramo II, de 10 kilómetros de apertura, nace en Chimoré y llega a 3 bocas, una zona donde también confluyen los ríos Chapare e Ichilo para navegar el río Mamoré hasta Trinidad. Terrazas señala que esta propuesta fue negada por representantes de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) Yuracaré y Yuqui-CIRI, porque cruzará su territorio y abrirá las puertas a la colonización, pero con menor impacto ambiental. 

La cuarta alternativa, de 9 kilómetros de apertura, se sitúa en territorio cruceño, entre Yacuiba, Puerto Greter y Ascensión de Guarayos, para unirse a la carretera Santa Cruz-Trinidad. Comprende el mejoramiento de caminos existentes, así como la construcción de otro puente sobre el río Grande.

El experto el Gobierno está obligado a estudiar todas las opciones posibles y a escoger la que mejor convenga.

Reserva ecolÓgica amenazada

J El aprovechamiento irracional de los recursos naturales; la indiscriminada caza, pesca y extracción forestal; la incursión cada vez creciente de colonos, de empresas madereras, de plantaciones de coca y del narcotráfico; el problema de límites y derecho propietario del Isiboro Sécure,  las posibles concesiones hidrocarburíferas, la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos son actividades que  amenazan el equilibrio ecológico del Parque, según organizaciones ambientalistas.

Ya hay 250 hombres en el tramo I

J La Empresa OAS, que se adjudicó la construcción de la carretera a Beni, ha desplazado alrededor de 250 trabajadores a la localidad de Isinuta, donde instalan el campamento de operaciones, hacen trabajos de topografía e instalan la zona industrial y las fábricas de tubos y agregados. Desde el pasado 3 de junio, la OAS se encuentra a la espera de que la ABC autorice el desembolso del 20 por ciento del presupuesto total y emita la orden de iniciar obras en carretera.


Últimas noticias