Economia

Lunes 28 de julio del 2014. Actualizado a las 11h44 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa EL VICEPRESIDENTE CONSIDERA QUE LA MARCHA ESTÁ MOTIVADA POR OTROS INTERESES

Indígenas se molestan con Evo y le dan plazo

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 20/08/2011


Los indígenas marchan durante un tramo del trayecto entre Trinidad y San Ignacio de Moxos. Los manifestantes ya recorrieron más de 40 kilometros en cinco días. - El Deber | Agencia

Los indígenas marchan durante un tramo del trayecto entre Trinidad y San Ignacio de Moxos. Los manifestantes ya recorrieron más de 40 kilometros en cinco días. - El Deber | Agencia

Los indígenas rechazaron ayer la actitud del presidente Evo Morales, que se negó a dialogar con ellos en San Ignacio de Moxos, y dieron plazo hasta el lunes para que el Mandatario se reúna con los marchistas en ese municipio beniano.

Además, advirtieron con movilizar a todos quienes viven en los territorios indígenas del país si el Gobierno persiste en intentar generar conflicto y deslegitimar la caminata que comenzó el lunes.

Los dirigentes de los marchistas no aceptaron reunirse con la comisión enviada por el Presidente, formada por el ministro de la Presidencia, Carlos Romero; el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, y el presidente de la ABC, Luis Sánchez.

Los indígenas sólo les entregaron una carta en la que reiteraron su exigencia de hablar con Morales y un detalle de sus demandas de las cuales la principal es que el tramo II de la carretera Villa Tunari -San Ignacio de Moxos no pase por el centro del Tipnis.

 En medio de un ambiente de tensión debido a un bloqueo protagonizado por campesinos, transportistas y otras personas afines al Gobierno, los indígenas llegaron aproximadamente a las 10:00 a San Ignacio de Moxos, luego de caminar más de 40 kilómetros desde Trinidad, e ingresaron directamente a la plaza principal. 

Luego de decir un día antes que no tenía tiempo para ir hasta Beni, el Presidente optó por reunirse ayer en Villa Tunari con dirigentes de un grupo de indígenas que viven en el sector del Tipnis, que están de acuerdo con la ruta y que fueron desconocidos por los marchistas. Además, el Mandatario volvió a criticar la marcha durante un acto en Shinaota, esta vez porque participan niños y mujeres embarazadas.

“Las comunidades que se han reunido con el Presidente son del Conisur que no es el representante legal del Tipnis, el representante legal es la Subcentral”, dijo el presidente de la Subcentral del territorio indígena y parque nacional, Fernando Vargas, en contacto telefónico con Los Tiempos.

En tanto, el vocero de la marcha, Adolfo Moye, dijo que los pueblos están molestos con Morales porque intenta desorientar a la opinión pública.

El presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, lamentó que el Mandatario opte por dialogar con “seis comunidades en Villa Tunari” intentando “dividir la marcha”.

Recibimiento

En el momento en que la marcha llegó a la plaza principal de San Ignacio, presidida por un grupo de macheteros, repicaron las campanas del tempo, reportó la Fundación Tierra desde el lugar.

Muchos de los pobladores aplaudieron a los marchistas, pero otros criticaron la movilización y la presencia de indígenas cruceños.

La delegación enviada por el Gobierno se instaló en la Escuela de Música y allí esperó hasta la tarde a los dirigentes indígenas.

Luego de acampar en un ambiente del ex Servicio Nacional de Caminos, a unos 600 metros al sur de la plaza principal, aproximadamente a las 17:30 los líderes de la marcha anunciaron que no dialogarían con los ministros y que pararían la movilización hasta el lunes para dar la oportunidad al presidente Evo Morales de reflexionar y acudir a San Ignacio de Moxos.

En tanto, el bloqueo protagonizado por grupos afines al Gobierno, ubicado en la ruta de salida a San Borja –por donde la marcha debe seguir camino– crecía. Hubo denuncias que las personas que intentan trabar el paso a los indígenas estaban en estado de ebriedad por lo que se reforzó la presencia policial.

“Nosotros venimos en una marcha pacífica, pero no vamos a aceptar agresiones”, dijo el presidente de la Central de Pueblos de Beni, Pedro Vare.

García: Hay otros intereses

El vicepresidente Álvaro García Linera dijo ayer en La Paz que la marcha contra la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos podría ser un “pretexto” para justificar otros intereses.


“Me pregunto qué hay detrás de ese rechazo, por qué se elude dialogar, por qué se elude hablar, por qué no hay la voluntad de intercambiar ideas para encontrar soluciones, qué hay detrás de esa actitud beligerante y de confrontación, pido que el pueblo reflexione sobre lo que está pasando con la marcha de los compañeros”, dijo a los medios, según un comunicado de prensa de la Vicepresidencia.


La autoridad acusó además a los dirigentes indígenas de tener una actitud “belicosa y soberbia”, aunque no se refirió al bloqueo protagonizado por afines al Gobierno en San Ignacio de Moxos.


“Creo que a estas alturas de la marcha ya no importa la carretera, pareciera que les importara otro tipo de tema y ya no el específico. Si me importa la carretera me siento a dialogar con quien sea para explicar mi verdad, cuando sé que tengo la verdad la explico a todo el mundo”, agregó.

 

Morales habla con Conisur

Luego de rechazar un día antes viajar a San Ignacio de Moxos para reunirse con los representantes de los casi 1.100 indígenas que marchan hacia La Paz, el presidente Evo Morales se encontró ayer en Villa Tunari con ocho dirigentes del Consejo Indígena del Sur (Conisur) que dijeron que representan a 18 comunidades que habitan en el Tipnis.


Estas comunidades están separadas de las 64 que forman parte de la Subcentral del Tipnis, que además es representante legal del territorio indígena y marcha contra la carretera.


Gumercindo Pradel Roca, cacique mayor del Conisur, indicó que apoyan la construcción de la ruta a Beni, pero que piden desalojar alrededor de 180 cocaleros que cruzaron la línea de demarcación, además pidieron aprobar una ley de desarrollo integral que garantice que sus tierras no serán avasalladas.


Morales escuchó a los indígenas y dijo que “siempre está abierto al diálogo con los pueblos indígenas de tierras bajas” y que la comisión de ministros enviada a Beni se encuentra en el lugar para concertar términos técnicos del tramo II, que se prevé pasará por el centro del Tipnis. 

 

BLOQUEO

Beni | El Deber

Los colores y la música de la bienvenida que dieron los macheteros moxeños a los indígenas contrastaron con los reclamos de otros vecinos ignacianos que reprueban la protesta indígena porque consideran que pone en riesgo la construcción de toda la carretera.


Quince horas atrás, la noche de jueves, un grupo de dirigentes vecinales y de mototaxistas había puesto un cerrojo en la tranca de ingreso a San Ignacio. Horas después los sectores trasladaron el corte de ruta hasta el camino de salida a San Borja.


Edgar Isurieta, ex dirigente de la Fejuve de San Ignacio, denunció que una turba de desconocidos lanzó piedras a uno de los vehículos de logística que acompañan al movimiento indígena en su caminata. El vehículo tiene los vidrios rotos y algunas abolladuras.

 

CRÍTICA

El presidente Evo Morales criticó ayer a los medios de comunicación por mostrar imágenes de niños y mujeres embarazadas que se encuentran marchando con los pueblos indígenas.


“Recuerden cuando estábamos marchando en Caracollo ya en la última semana a La Paz, cuando alguna compañera estaba cargando al niño, ‘el cocalero, el Evo Morales empujando al niño en la marcha’ nos sacaban la mugre los medios de comunicación, ahora que están marchando algunos niños, algunas embarazadas en la marcha indígena, ‘a pobre niño, pobre embarazada’.

Si nos damos cuenta imagínense como la prensa juega con nosotros”, dijo el Mandatario durante una concentración en Shinaota.

 

CENTRAL OBRERA

El secretario Ejecutivo de la Central obrera Boliviana (COB), Pedro Montes,  pidió ayer en Cochabamba al vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, buscar a los indígenas, acudir hasta el lugar de la marcha para iniciar el diálogo y encontrar una solución.


El Vicepresidente respondió que antes de que inicie la marcha, en tres oportunidades el Gobierno fue a “rogar para el diálogo. No han querido los compañeros”.


 “Quiero pedirle señor Vicepresidente hay que viajar al lugar. Ya no miraremos más a esos miles millones de pies (…) que están llenos de sangre, llenos de ampollas”, dijo Montes quien anunció que la próxima semana convocará a un ampliado para tratar el tema y ver cómo apoyar a los indígenas que realizan la marcha.


Últimas noticias