Economia

Miércoles 16 de abril del 2014. Actualizado a las 17:41 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LOS MINISTROS DEJARON SAN BORJA DESPUÉS DE CINCO HORAS DE PERMANECER EN EL LUGAR

Diálogo no va y el Tipnis enfrenta a organizaciones

Por Agen­cias Re­dac­ción Cen­tral y - Agencia - 1/09/2011


Ministros enviados a San Borja, ayer durante la espera. -   Apg Agencia

Ministros enviados a San Borja, ayer durante la espera. - Apg Agencia

Otro intento de diálogo entre el Gobierno y los indígenas que marchan en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) fracasó ayer y –mientras el conflicto persiste– varios sectores se movilizan y se pronuncian a favor y en contra del movimiento de los pueblos que se oponen a la construcción del tramo II de la ruta Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Los tres ministros enviados por el Ejecutivo a San Borja: el de la Presidencia, Carlos Romero; de Gobierno, Sacha Llorenti, y de Autonomía, Claudia Peña, retornaron a La Paz luego de que esperaran –desde el mediodía hasta las 17:00– la llegada de los representantes de los marchistas.

Los indígenas decidieron no dialogar por los ataques lanzados por Llorenti y Romero en San Borja y porque desconfiaron de la convocatoria gubernamental.

Antes de partir, los ministros rechazaron la exigencia de los marchistas de que 10 ministros participen del diálogo y que insistan en sus demandas "inatendibles".

“Es la quinta comisión de alto nivel del Gobierno que se traslada para tomar contacto para iniciar el diálogo, lamentablemente se imponen algunas actitudes que no quieren modificar esa conducta intransigente”, dijo Llorenti.

El presidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) y miembro de la comisión política de la marcha, Celso Padilla, informó anoche a Los Tiempos, en contacto telefónico desde San Borja, que los indígenas desconfiaron de la nueva oferta de diálogo del Ejecutivo debido a que estaba presidida por el ministro Carlos Romero, con quien advirtieron que no hablarían, y además la delegación gubernamental estaba formada sólo por tres ministros.

Agregó que también les llamó la atención el cambio de lugar para instalar el diálogo, de San Ignacio de Moxos a San Borja, y avisar a los marchistas recién a las 14:00 de ayer.

“Nos dijeron que venían unos seis ministros y con ellos podíamos empezar el diálogo, pero sólo llegaron tres y vinieron solamente a hacer creer que han venido a dialogar y eso es solamente engañar a los marchistas, no hay voluntad”, dijo.

Padilla indicó que además los dirigentes no aceptan la condición del Gobierno de negociar también con los sectores que quieren la construcción de la carretera por el tramo II, a través del Tipnis.

“A pesar de todo, los dirigentes vinimos a San Borja, pero los ministros se adelantaron indicando que no queremos dialogar y se regresan a La Paz. Nosotros vamos a continuar la marcha y mañana (hoy) estaríamos llegando a San Borja”, anunció.

Los más de 1.700 marchistas salieron ayer de Totaizal y caminaron desde las 4:00 unos 30 kilómetros hasta una hacienda y prevén partir hoy de allí también en la madrugada para estar en San Borja al mediodía.

Frentes

En tanto, varios sectores se movilizan a favor y en contra de la marcha indígena y surgen nuevos frentes de conflicto.

Por un lado, están los activistas, medioambientalistas y otros sectores de la población. La Campaña en Defensa del Tipnis marcha hoy por las principales calles de la ciudad.

También frentes políticos se entremezclan con este movimiento. Los regantes, liderados por Omar Fernández, también preparan una movilización este jueves que supuestamente se unirá a la marcha de los activistas aunque éstos aclararon que su actividad es independiente.

En La Paz y Santa Cruz también planifican caminatas y otras actividades.

En la sede de Gobierno salieron ayer a las calles estudiantes, docentes y representantes de otros sectores para apoyar la movilización de los indígenas. La marcha fue organizada por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

En contra de la movilización, grupos afines al Gobierno comenzaron a bloquear ayer en la población de Yucumo a la que se prevé llegarán los marchistas luego de pasar por San Borja.

Los indígenas ayoreos, en tanto, también anunciaron bloqueos, pero a favor de los pueblos indígenas.

En Cochabamba, los cocaleros de las seis federaciones del trópico y organizaciones campesinas afiliadas a la federación departamental confirmaron para este sábado una masiva concentración en la avenida Blanco Galindo, por el Viaducto, en rechazo a la marcha indígena y para apoyar la construcción de la carretera a Beni.

Aunque los sectores que apoyan al Gobierno dicen que buscan presionar para que el Gobierno e indígenas dialoguen, sus argumentos están acompañados de ataques y acusaciones a los marchistas.

Sectores de Cochabamba apoyan ruta

Varias entidades cochabambinos crearon ayer un Comité Impulsor Interinstitucional que acompañe la ejecución del proyecto vial Villa Tunari-San Ignacio de Moxos y que promueva el diálogo Gobierno-indígenas.


Representantes del gobierno departamental, Asamblea Legislativa, Central Obrera, Federación de Empresarios Privados, Federación Única de Campesinos, Amdeco, Comité Cívico, Seis Federaciones del Trópico, Sociedad de Ingenieros de Bolivia, Federación de Transportes, Federación de Profesionales, representantes de distritos, Alcaldía de Cercado e indígenas del trópico firmaron el pronunciamiento.

 

EL GOBIERNO AUMENTA SUS ATAQUES

San Borja | El Deber

La llegada de tres ministros a San Borja, lejos de acercar a las partes, más bien las alejó por más ataques contra la marcha indígena. Ayer, los ministros de Gobierno y de la Presidencia, Sacha Llorenti y Carlos Romero, respectivamente, lanzaron acusaciones contra los marchistas, aunque la ministra de Autonomías, Claudia Peña, más cauta, indicó que tarde o temprano las partes tendrán que iniciar el diálogo.


Después de la llegada al mediodía de los tres ministros al aeropuerto de San Borja, luego de desviarse de su destino inicial (la localidad de San Ignacio de Moxos), se trasladaron a la Alcaldía donde ofrecieron una primera conferencia de prensa. Allí, tanto Romero como Llorenti, descargaron sus ataques contra los caminantes nativos.


Llorenti acusó a los alzados de que están movilizados por terceros intereses y que detrás de ellos están las gobernaciones de Santa Cruz y de Beni, el Comité pro Santa Cruz y los políticos Manfred Reyes Villa y Guido Náyar. Romero sostuvo que una empresa maderera ha puesto a disposición vehículos para los nativos.


Ambas autoridades gubernamentales coincidieron en acusar a los indígenas de intransigencia e incluso Llorenti afirmó, de forma sarcástica, que es posible que estén más interesados en dialogar con la “Embajada” de EEUU.


El Ministro de Gobierno también avaló el bloqueo en Yucumo de grupos afines al MAS que amenazaron con no dejar pasar la marcha. Llorenti puso en duda la efectividad de los caminantes en andar en un día 50 kilómetros. Al final, los ministros retornaron a La Paz.


“SOBERBIA”

“(Los ministros) siguen ultrajando a los pueblos indígenas. No queremos entrar en el juego de soberbia”, dijo ayer el presidente de Cidob, Adolfo Chávez, tras conocer los nuevos ataques del Gobierno.


Indicó que si el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, se cree “entrenador de marchistas” que deje su investidura de ministro y que participe  de la caminata, por lo menos un día.


Con relación a que detrás de la marcha están las gobernaciones de Santa Cruz y Beni, cívicos cruceños y dos políticos, afirmó que esos personajes son los “fantasmas” del Gobierno.

 

TRAMO III

La Campaña en Defensa del Tipnis denunció ayer que la supuesta consulta efectuada para el tramo III de la carretera a Beni sólo fue una reunión informativa que no incluyó a los caciques del Territorio Indígena Multiétnico (TIM).


Los activistas mostraron un acta de tres páginas escrita a mano que sería la prueba de la consulta, pero que no incluiría firma de ningún dirigente indígena del TIM, por donde pasará el tramo III.


Indicaron que se debió utilizar los procedimientos propios para la consulta que en este caso es el Encuentro de Corregidores del TIM como la instancia máxima de decisión y consulta.

 

DEMANDA

El principal dirigente del Conamaq, Rafael Quispe, dijo ayer que demandará penalmente al presidente Evo Morales por el extracto de llamadas que mostró, que incluía su número de celular.


“Un juez es el que debe ordenar, no un fiscal (el extracto de llamadas mostrado por Morales). En ese escenario (legal) lo estamos dejando hasta que concluya la marcha para que el Presidente  demuestre el delito que he cometido, caso contrario me ratifico de hacer un proceso judicial y penal al Presidente del Estado”, dijo.


Quispe llegó ayer a La Paz donde además denunció que intentaron bloquearle el paso en Yucumo.


Últimas noticias