Economia

Viernes 24 de octubre del 2014. Actualizado a las 20h30 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa CULTIVOS EN EXPANSIÓN | El noni es originario de la región comprendida desde el sureste asiático hasta Australia y se cultiva en Polinesia, India, el Caribe, México, América Central y la parte sur de Sudamérica. Los polinesios lo usan desde hace más de 20

El noni, la nueva fruta que gana terreno en Chapare

Por A. D. Hans Soria O. - Los Tiempos - 11/11/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El productor Juvenal Lizarazu muestra el fruto milagroso del noni.   - Carlos  López Gamboa Los Tiempos

El productor Juvenal Lizarazu muestra el fruto milagroso del noni.   - Carlos López Gamboa Los Tiempos

El equivalente a 70 canchas de fútbol se han plantado hasta la fecha del árbol de noni en el trópico cochabambino, es decir hay 75 hectáreas de este árbol cuyo fruto, parecido a la chirimoya, tiene una demanda cada vez más creciente en el mercado boliviano debido a las virtudes medicinales que se le atribuyen.

Hace nueve años que los cultivos de noni se expanden en zonas especiales de los cinco municipios del trópico de Cochabamba, según empresarios y autoridades municipales que impulsan su cultivo como un producto alternativo a la economía de la hoja de coca.

En la medicina tradicional, la fruta es recomendada para estimular el sistema inmune y de esa forma combatir bacterias, virus, parásitos e infecciones por hongos, así como para prevenir la formación y proliferación de tumores, incluyendo algunos de tipo maligno, propiedades que motivaron a unos 40 emprendedores y a unas 35 familias del trópico de Cochabamba a dedicarse a la producción e industrialización del noni, según el director de Desarrollo Productivo del Municipio de Villa Tunari, Javier Medrano.

El producto, ya sea como fruta fresca por campesinos productores o como pulpa y jugos por pequeñas empresas industriales asentadas en el trópico de Cochabamba, es demandado en los mercados, tiendas ecológicas y farmacias del país.

Según testimonio de Juan Carlos Oropeza, un maestro que sigue un tratamiento en base a pulpa de noni para su insuficiencia renal, el consumo disciplinado del producto multiplica las defensas, aumenta la inmunidad en el organismo y combate exitosamente enfermedades leves y agudas como el cáncer, el sida, la diabetes, la leucemia y otras.

Demetria Umacacho, del Sindicato Nueva Estrella, comenta que antes de sembrar un cato de noni en su propiedad de la Central Todo Santos (en el trópico), experimentó consigo misma, su esposo y sus hijos cómo la fruta fue remedio contra la gripe, el agotamiento físico,  la falta de lucidez y las úlceras, solo con dos vasos diarios de jugo de noni.

Hace cuatro años que la empresa “Noni Life Méndez” produce de manera ecológica fruta fresca, pulpa y jugo de noni en una planta procesadora asentada en Ivirgarzama. Su gerente propietario, Freddy Méndez Cardona , comentó que recién los últimos cinco años se comenzó a prestar atención al cultivo de esta planta, particularmente entre los productores del área tropical, que abarca regiones del trópico de Cochabamba, los Yungas paceños y microclimas de Beni, Pando y Santa Cruz.

Comentó que su empresa, asentada en Ivirgarzama, entregó alrededor de 450 plantines de noni a unas 16 familias productoras de las localidades del Valle de Sajta, Shinaota, Puerto Aurora, Chimoré y Tamborada, con el propósito de expandir el cultivo, garantizándoles además la compra de toda su producción.

La planta del noni crece hasta una altura de 2 metros en áreas tropicales, bajo temperatura de 28 grados centígrados y humedad aproximada del 75 por ciento; no requiere fumigación de compuestos químicos, sino orgánica, que los propios agricultores realizan domésticamente. Para el cuidado de la planta, sólo se requiere retirar la yerba del suelo y la producción es permanente durante todo el año.

NONI Alcaldía promueve el cultivo en Villa Tunari

En lo que va del año, unos 25.000 plantines de noni fueron entregados a más de 300 familias productoras de las federaciones campesinas del trópico de Cochabamba y de Yungas de Vandiola, con el propósito de diversificar su economía, basada en la hoja de coca, y mejorar sus condiciones de vida, según datos del director de Desarrollo Productivo de Villa Tunari, Javier Medrano.

“Cada familia productora, muchas afiliadas a las 42 centrales campesinas de las dos Federaciones de Productores de Coca, recibió un promedio de 50 plantas que estimamos va a cubrir una superficie dispersa de aproximadamente 20 a 25 hectáreas, hasta fin de año. Son las primeras plantaciones de noni que estamos impulsando en el municipio de Villa Tunari, con un presupuesto de 400 mil bolivianos, al margen hay dos o tres empresas que también están haciendo lo mismo”, explicó Medrano, a cargo de un Programa Forestal del municipio.

Dependiendo de los resultados, anunció que el Plan Operativo Anual de la gestión 2013 aprobará un presupuesto similar o mayor para la segunda etapa del Programa Forestal que privilegiará la expansión de los cultivos de Noni por encima de las 50 hectáreas.

Medrano admitió que muchos productores desconocen aún las bondades de la nueva planta, razón por la que prefieren ver en la práctica los resultados de producción y comercialización logrados por sus compañeros antes de habilitar terreno para involucrarse en la producción del noni.

Nuevos Productos

Champú, cremas, jaboncillos y cápsulas nutritivas elaboradas en base a pulpa de noni son algunos de los productos que tiene previsto lanzar la empresa Noni Life Méndez, que industrializa este fruto cultivado en el trópico de Cochabamba. El lanzamiento tendrá como escenario la II Feria de la Mujer, que se llevará a cabo del 28 de noviembre al 1 de diciembre en el colegio Saint Germain, en la Av. Ayacucho.

El noni es una planta originaria de Nueva Guinea, llevada a través de canoas a todas las islas de la Melanesia y la Polinesia, por eso se la conoce también como “la planta de canoa”.

OPINIONES

Fernando Águila, Gerente propietario “NONI, Nueva Esperanza”

“El primero en traer y cultivar noni en Bolivia ha sido mi persona. Hace nueve años me traje algunas plantitas de la Melanesia, en Nueva Guinea y las planté en Villa General Román, distante a tres kilómetros de Villa Tunari, donde ahora tengo sembradas cerca de 5 hectáreas en plena producción.

Después de muchos años de experiencia, actualmente estamos obteniendo en nuestra planta procesadora de alimentos alrededor de 400 litros, cada 15 días, de jugo y pulpa de noni. Un 80 por ciento de nuestra producción se va para Cochabamba y el resto se distribuye entre La Paz y Santa Cruz.

Desde hace cuatro meses, estamos produciendo e industrializando, con asistencia técnica de la Fundación Holandesa,  jugo noni con nueva tecnología importada de Alemania. Se trata de un jugo líquido y más claro que el anterior, que era espeso y medio rosado. 

Considerando que cada día son muchos los pacientes de varias enfermedades que requieren este producto para curarse, estamos pensando aumentar los envíos al mercado de La Paz y Santa Cruz. Pero también aumentar cada año las hectáreas de noni”.

Juvenal Lizarazu, Productor Sindicato Nueva Estrella-Central Todos Santos

“Tengo 200 plantas de noni sembradas hace 10 meses, en casi media hectárea de mi parcela en la Central Todo Santos. Voy a empezar a cosechar en diciembre para vender en Santa Cruz, Cochabamba y si se puede en La Paz, durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.  El año pasado nos hemos enterado en Chimoré y Shinaota, cuando vendía mi papayita,  que el noni es pura medicina y tónico para curar más de siete enfermedades, por eso la gente busca mucho. 

Por esta razón hemos comprado las plantitas y está dando buen resultado, todas han prendido porque hay mucha humedad y la temperatura también es la adecuada en esta zona.

En toda la Central Todos Santos hay todavía pocas familias que tienen noni porque los que tienen se guardan el secreto, no comentan nada en las reuniones del sindicato; pero todas las semanas sacan al mercado de Villa Tunari dos y tres quintales de noni.

Hay otros compañeros que están llevando directamente a los médicos naturistas de Cochabamba, que piden por arrobas, y otros entregan a las empresas industrializadoras  a buen precio. Producir noni, cada semana cinco arrobas, es buen negocio, frente a la coca que se cosecha cada tres meses”.


 

 

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias

En Vídeo