Feicobol

Viernes 31 de octubre del 2014. Actualizado a las 12h36 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

16:22 ATRACTIVO DE LA FERIA

Lo mejor y lo peor de ser azafata en la Feicobol

Por Fabiola Chambi - Los Tiempos - 6/05/2012


Una azafata muestra un blackberry en la Feicobol 2012. - José Rocha Los Tiempos

Una azafata muestra un blackberry en la Feicobol 2012. - José Rocha Los Tiempos

COCHABAMBA |

Bellas y carismáticas mujeres con llamativos trajes y una infaltable sonrisa, constituyen la  imagen de las empresas que participan en la Feicobol 2012.

Las azafatas son, de acuerdo a la percepción de la gente, uno de los grandes atractivos de este evento y a tan solo horas de concluir, ellas decidieron compartir con los Lostiempos.com aspectos claves de este trabajo.

Lo mejor de ser azafata

- El sueldo. Una azafata puede ganar, de acuerdo a la empresa y al recorrido que tenga en su carrera desde 1.000 a 4.000 dólares por participar en el evento ferial.

- Compartir con la gente. "Interactuar con los visitantes, conocer gente nueva, sacarse fotos, esa una linda experiencia de estar aquí", afirmó Gabriela Guzmán, azafata del stand de Viva.

- Se abren las posibilidades de futuros contratos. "Lo más importante es que se te abren  muchas puertas, nuevas posibilidades para crecer profesionalmente", afirmó María René Barrientos, azafata de Duralit.

- Conocer el movimiento de las empresas a nivel de Marketing, Negocios y Relaciones Públicas. Las azafatas reciben una capacitación que las involucra más con los productos y servicios de las empresas que representan para poder dar a conocer a los visitantes.

-  Formar parte de una empresa. "Lo lindo es comprometerte con las empresas que trabajas, formar parte del equipo de trabajo que ellos ya tienen establecido; es este caso, yo orgullosa de Duralit porque es una empresa que representa el desarrollo del país", manifestó Verónica Uribe.

Lo peor de ser azafata

- Los tacones. "El dolor de pies es fatal porque estás con los tacos parada y hay cansancio, creo que eso es lo más difícil", dijo Andrea Irahola, azafata del stand de Viva.

- Los horarios. "A veces los horarios se vuelven muy pesados porque estamos desde temprano y nos quedamos hasta tarde, es cansador", afirmó Silvana Terán, azafata del stand de La Papelera.

- El frío. En la noche la temperatura baja notablemente y las azafatas lo resienten, sobre todo en los stands que son al aire libre.

- El maquillaje y preparativos para todos los días. Las azafatas necesitan producirse para ser la imagen de sus empresas. Peinados, maquillaje y vestuario son parte de la rutina de ser azafata.

- El cansancio. Durante los días que dura la Feicobol el cansancio se apodera de las azafatas por el ritmo y las pocas horas que duermen.


Últimas noticias