Internacional

Martes 21 de octubre del 2014. Actualizado a las 19h28 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

08:04 Necesitan más cirujanos especializados

Haití: miles de personas necesitan operaciones quirúrgicas inmediatas

Por Agencias - Agencia - 17/01/2010


Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Puerto Príncipe se centran ahora en ampliar su capacidad quirúrgica. Dos quirófanos están trabajando para atender a 300 pacientes que han sido transferidos a la estructura de MSF en el hospital Choscal, en el distrito de Cité Soleil.

“Miles de personas necesitan operaciones quirúrgicas inmediatas y esperan en nuestras estructuras”, afirma desde la capital de Haití, Stephano Zannini, coordinador general de MSF en el país. “Las heridas más frecuentes son fracturas abiertas y también hay heridos con quemaduras”. 
 
El resto del personal médico sigue asistiendo a las cientos de personas que requieren primeros auxilios y atención más básica en sus otras clínicas. Todo el material que no resultó dañado en la maternidad Solidarité se ha traslado a Choscal. El personal trabaja contrarreloj porque hay que intervenir rápidamente las heridas infectadas.

Un hospital de campaña, con quirófano, así como más cirujanos especializados están de camino. Sin embargo, hay serias dificultades de acceso y transporte que retrasan la llegada del personal por aire y carretera.

En estos momentos, se continúa prestando atención médica en tiendas de campaña frente a lo que era el hospital de Trinité y el centro de rehabilitación de Pacot. Aquí han recibido atención médica más de 1.000 pacientes.

“Las prioridades médicas son: seleccionar a las personas que necesitan atención más urgente, estabilizar a los heridos y referir según las necesidades quirúrgicas”, explica el Dr. Mego Terzian, responsable de la Unidad de Emergencia.

“Los cadáveres representan un problema médico porque son un factor estresante para los supervivientes. Pero en este contexto, como la causa de la muerte no ha sido un factor infeccioso, no hay riesgo de epidemias relacionadas con los cadáveres”.

  
Los principales problemas en este momento están relacionados con los suministros básicos y el acceso al transporte. La comida empieza a escasear y la falta de agua es una preocupación importante. MSF proporcionará agua potable al hospital Choscal para los pacientes y las personas cercanas.

Las necesidades en la ciudad son abrumadoras y los equipos de MSF están recibiendo informes de importantes daños en pequeñas ciudades cercanas a la capital. 

Los equipos están tratando de visitar estas zonas para evaluar cómo organizar la ayuda. También se están planeando intervenciones con clínicas móviles. Otra prioridad para MSF es restablecer los servicios de atención obstétrica. Además en este tipo de desastres, la salud mental es otra de las ámbitos donde es necesario trabajar.

MSF ha conseguido que dos aviones cargo aterrizaran directamente en el aeropuerto de Puerto Príncipe, otros han tenido que ir al vecino Santo Domingo, a menudo por la falta de combustible para aviación en Haití.

Desde Santo Domingo, el personal y material deberá llegar por tierra. Al final de día de hoy, se espera que 25 trabajadores más se unan al equipo de 800 personas que ya trabajaba con MSF en Puerto Príncipe antes del terremoto. En total, más de 100 trabajadores internacionales están llegando a lo largo de estos días a Haití.

Médicos Sin Fronteras agradece la enorme solidaridad y la extraordinaria cantidad de donativos que ha recibido para atender a la población afectada por el terremoto de Haití.

MSF lleva 19 años trabajando en este país. Últimamente, MSF operaba tres hospitales de emergencia que han quedado severamente dañados por el terremoto. Esta presencia ha permitido que los equipos de MSF reaccionaran rápidamente tras el terremoto y pudieran prestar asistencia médica inmediata a centenares de heridos.

Además de la ayuda llegada en las primeras 48 horas, más equipos humanos de MSF y nuevos cargamentos de material médico y de ayuda llegarán a Puerto Príncipe, con el objetivo de mejorar nuestra respuesta a las necesidades de la población, al tiempo que nos permitirán tener una idea más exacta de la situación.

Nuestra rapidez de acción en esta emergencia y nuestro pasado y futuro trabajo en Haití y en otros lugares del mundo es posible gracias a la confianza de la gente y a los donativos particulares que recibimos con destino al Fondo de Emergencias. Esto es lo que nos permite reaccionar con rapidez ante las crisis humanitarias en todo el mundo, particularmente ante aquellas que permanecen olvidadas, fuera de las pantallas de televisión. Es por ello que, desde ahora, MSF pide a donantes y colaboradores que canalicen sus aportaciones económicas a través del Fondo de Emergencias.


Últimas noticias