Internacional

Viernes 29 de agosto del 2014. Actualizado a las 23:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PELIGRO | El Gobierno obtuvo los historiales de llamadas desde las oficinas de la agencia Associated Press, lo que puede considerarse una interferencia de la Administración Obama a la libertad de prensa

La AP acusa al Gobierno de espiar a sus periodistas

Por Agencias - Agencia - 15/05/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Periodistas de Associated Press trabajan en la oficina de la agencia del Capitolio, ayer. -   Efe Agencia

Periodistas de Associated Press trabajan en la oficina de la agencia del Capitolio, ayer. - Efe Agencia

Washington |

El secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, dijo ayer que no tuvo un papel directo en la revisión secreta, por su departamento, de los registros telefónicos de The Associated Press (AP), pero consideró que esto es parte de una investigación que calificó de una grave filtración informativa en materia de seguridad nacional.

Holder indicó que se había apartado del asunto por el testimonio que dio ante el Congreso y sus conversaciones con la prensa, sobre una investigación gubernamental que proporcionó información para un artículo de la AP que dio a conocer los detalles de una operación de la CIA en Yemen.

El Departamento de Justicia en secreto obtuvo dos meses de registros telefónicos de los periodistas y editores de AP. Holder sostuvo que fiscales federales están investigando el asunto.

Filtraciones

En su persecución de las filtraciones como ninguna otra Administración lo había hecho antes, el departamento de Justicia recopiló de forma secreta los registros de al menos 20 líneas telefónicas de periodistas de la AP durante los meses de abril y mayo de 2012, incluido el teléfono fijo que la organización tiene en la sala de prensa de la Cámara de Representantes en el Capitolio.

El presidente de la agencia, Gary Pruitt, calificó lo sucedido como “una intromisión masiva y sin precedentes” en el trabajo de los periodistas.

La incautación de los registros –de la que no se avisó y que se efectuó en algún momento de este año- formaría parte de una investigación criminal llevada a cabo por el Departamento de Justicia para descubrir la posible fuente dentro de la Administración del presidente de EEUU, Barack Obama, que filtró actividades antiterroristas del Pentágono en Yemen.

“Estos registros potencialmente revelan comunicaciones con fuentes confidenciales en todas las actividades noticiosas de AP durante un período de dos meses, ofrecen un vistazo a las operaciones de recopilación de información de AP y revelan información sobre las actividades y operaciones de la AP que el Gobierno no tiene derecho a conocer”, expresó Pruitt.

Protestan por intervención

Una importante asociación de periódicos de EEUU y un gremio de periodistas coincidieron en condenar la actuación del Departamento de Justicia al presuntamente hacerse con los registros telefónicos de los reporteros y de las oficinas de la AP.

En sendos comunicados emitidos la Newspaper Association of America (NAA) y The News Media Guild acusaron al Departamento de Justicia de EEUU de haber atentado contra la libertad de prensa.

“Esas acciones (del Departamento de Justicia) estremecen la conciencia estadounidense y violan la imprescindible libertad de la prensa que está protegida por la Constitución” del país, afirmó la presidenta de la NAA, Caroline Little, en un comunicado.

En términos parecidos se expresó el sindicato “The Newspaper Guild”, agrupación de periodistas estadounidense.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que el presidente de EEUU, Barack Obama, es “un firme defensor de la libertad de prensa” y espera una información más completa sobre la investigación del Departamento de Justicia.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias