Internacional

Martes 23 de septiembre del 2014. Actualizado a las 16:25 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ESPECIAL | A pesar de las constantes detenciones a principales dirigentes de la cúpula de ETA, la organización separatista da muestras de rearticulación; sin embargo, el Gobierno español afirma que el movimiento terrorista está en su ocaso

Arraigo nacionalista ayuda a la rearticulación de ETA

Por Al­fre­do Jiménez Pereyra - Los Tiempos - 20/05/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
La etarra Urtza Alkorta ofrece una fuerte resistencia a su arresto en Ondaroa, el pasado 15 de mayo. -   Ap Agencia

La etarra Urtza Alkorta ofrece una fuerte resistencia a su arresto en Ondaroa, el pasado 15 de mayo. - Ap Agencia

Tras el reciente duro golpe asestado por las fuerzas policiales de España y Francia al “aparato logístico militar” de ETA, la organización separatista ha dado señales de no desintegrarse y más bien muestra una constante rearticulación entre sus filas.

En la actualidad, mientras algunos analistas consideran que el esperado anuncio de la desaparición de ETA conduzca a una nueva etapa dentro del País Vasco y en sus relaciones con España, otros creen que la organización continuará operando.

El periodista vasco-boliviano y director de Le Monde Diplomatique-Bolivia, Ricardo Bajo, indica que la organización armada vasca a pesar de haber declarado un alto el fuego y una tregua definitiva continuará ejerciendo presión hasta lograr sus objetivos.

Esto demuestra que las células etarras continuan rearticulándose a pesar de las bajas importantes en la cúpula.

Bajo sostiene que ETA ahora está enmarcada en entablar con el Estado español y francés un proceso de negociación política.

“Los orígenes de la lucha armada son políticos, especialmente basados en el no reconocimiento de ambos estados sobre el poder de decisión de la sociedad vasca sobre su propio futuro. La izquierda “abertzale” (patriota en euskera, nacionalista de izquierdas) decidió democráticamente en asambleas a lo largo de un amplio y largo proceso de debate entre sus bases que la lucha armada restaba más que sumaba en la actual coyuntura, apostando por las vías pacíficas para lograr sus objetivos políticos, que básicamente se resumen en lograr un referéndum de autodeterminación para el pueblo vasco donde éste decida democráticamente cual es la relación que quiere tener con el estado español y francés”, indica.

Sin embargo, la izquierda “abertzale” lucha por la independencia así como otros sectores como la socialdemocracia de “eusko alkartasuna”.

El director de Le Monde Diplomatique-Bolivia asevera que la actitud del Partido Popular (PP) y del Gobierno de Mariano Rajoy con una serie de detenciones y las negativas a la de hora de negociar con ETA el tema de los presos (casi 600 militantes en cárceles españolas y francesas) lo único que persigue es desbaratar el proceso de paz.

“La sociedad vasca sueña con una paz duradera y con derechos políticos para todos, en un escenario donde el pueblo vasco pueda decidir libremente si quiere seguir con la autonomía o quiere independencia. Lamentablemente, la Constitución española que no fue aprobada por los vascos impide en su Artículo 8 (que habla de la unión indivisible del Estado) la convocatoria de dicho referéndum de autodeterminación”, asevera Bajo.

Identidad arraigada

Por su parte, el analista político Lisando Coca, indica que ETA es un grupo separatista con una identidad de nación muy arraigada, lo cual demuestra que nunca ha estado conforme en pertenecer al Estado español.

“Para hacer desaparecer esa identidad hay que hacer desaparecer a ETA, y eso no se puede hacer”, señala Coca.

El accionar de ETA dependerá del grado de relación con el Gobierno

En opinión del analista pueden existir dos posibilidades para lograr la paz: la primera, encontrar una solución equilibrada y civilizada “sin disparar un tiro” en que se reconozca al Estado vasco dentro del Estado español. Y la segunda, que el Gobierno español les diera la posibilidad de mayores competencias en sentido de poder gobernarse autónomamente.

En una entrevista a BBC Mundo, el experto en terrorismo, Florencio Domínguez, indicó que ETA tiene dos objetivos: la independencia del País Vasco y la anexión de (el reino de) Navarra. Mientras no los consiga, no abandonará su lucha.

Sin embargo, los analistas de las actividades de ETA consideran que también pueden presentarse escenarios intermedios, como que ETA cese su actividad pero no entregue las armas, o que surjan escisiones que insistan por el camino de la violencia.

“ETA, COMATOSA”

El 9 de mayo, el secretario de Estado español de Seguridad, Francisco Martínez, aseguró a la agencia Efe que la situación de la banda terrorista ETA es “comatosa” y de “extrema” debilidad, por lo que la “única” solución es su disolución definitiva y la entrega de armas.

Sobre el reciente informe de Europol que alerta de una posible escisión entre los miembros de ETA, Martínez señaló que su departamento tiene “como es lógico” mucha información de ETA y que ésta se usa con “discreción, prudencia y cautela”.

El objetivo es poner a los etarras en la situación de que disolverse sea “la única solución y la única posibilidad por delante”.

Abogó a que en España haya un discurso “unánime” que consiste en decir que la banda terrorista está “diezmada, debilitada y derrotada policialmente”.

Según Martínez, ETA sólo tiene una posible solución, la disolución incondicional y definitiva, y no su reaparición bajo ninguna modalidad.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias