Local

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 16h46 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Millumayu, la cuenca ecoturística de Tiraque

Por Redacción Central - Los Tiempos - 26/03/2006


Boliviamanta2004@yahoo.com

Privilegiada por uno de los climas más saludables del país, la provincia Tiraque, ubicada al sudeste de la ciudad de Cochabamba, guarda infinidad de recursos turísticos expresados en sus paisajes naturales, monumentos coloniales, sitios arqueológicos y otros que son desconocidos por la mayoría de los Cochabambinos.

La población de Tiraque, capital de la provincia del mismo nombre se encuentra a una hora de viaje de la ciudad de Cochabamba. Con sólo recorrer sus calles angostas distribuidas como en un damero, se puede apreciar la rica arquitectura colonial republicana que aún sobrevive a las inclemencias del tiempo y la depredación humana.

Sin bien la arquitectura no tiene parangón alguno con Tarata o Totora, la mayor fortaleza turística de Tiraque radica en sus paisajes tejidos de leyenda, tales como el bosque y la Fuente de los Enamorados, la cordillera de Juno y Tiraque, en cuyas faldas coexisten varias lagunas, seguida de las plantas centenarias de puna Raimondi y otras especies de flora y fauna lugareña.

Por si esto fuera poco, también se destacan los molinos hídricos, el sitio arqueológico de Inca Corral, la piedra mitológica de Ch"ejta Rumi, los Yungas de Vandiola, la Cueva de los Guácharos y el río Millumayu.

Sin embargo, de todos los atractivos citados, Millumayu (río salado en quechua) se lleva la flor, debido a su paisaje y a la cercanía en la que se encuentra con relación al centro poblado de Tiraque y la ciudad de Cochabamba, respectivamente.

Es más, conocer este paraje turístico no requiere de mucha inversión ni grandes distancias. Basta con viajar 65 kilómetros por una carretera asfaltada y en buenas condiciones.

Ubicado a escasos dos kilómetros del pueblo de Tiraque, Millumayu, como en pocas regiones del departamento, exhibe a simple vista su exuberante belleza natural, digna de ser retratada por los pinceles de un pintor paisajista.

El espacio geográfico, al adoptar la forma de un cañadón, se constituye en el hogar de un sinnúmero de plantas, haciendo que el lugar se convierta en un centro ecoturístico, apto para el turismo de aventura.

Ch"ejta Rumi y leyendas de los caballos blancos

Al margen del entorno paisaje, en Millumayu también coexisten otros atractivos. Tal es el caso de la Piedra del Inca o Ch"ejta Rumi, ubicado a un costado del río.

Ch"ejta Rumi (piedra rajada, literalmente), si bien se trata de una enorme piedra sin importancia alguna, alberga una pequeña caverna en la parte posterior.

La leyenda autóctona cuenta que en la gruta indicada moraba una mujer muy bella de cuerpo escultural, llamada la "Palca Paloma". Ella salía todas las noches de la gruta montando un hermoso corcel blanco, el cual desparramaba chispas en el empedrado y se perdía en oscura noche.

Otra versión señala que de la misma gruta salía un hombre bastante apuesto, también montado en su caballo blanco, que iba a galopar por las praderas del pueblo para luego retornar antes de despuntar el alba.

A este atractivo, se suman cuatro molinos hídricos, de los cuales uno se encuentra en actual funcionamiento, mientras los restantes están en ruinas.

Mientras uno recorre por un sendero enmarañado de arbustos y ramas de árboles, como por arte de magia se abren pequeños espacios que invitan a acampar y realizar una parrillada, seguida de una tertulia musical al calor de una fogata.

GASTRONOMÍA Y AVENTURA

Como forma de promover los atractivos citados, la población de Tiraque también se jacta de poseer una variada gastronomía típica, consistente en los sabrosos platos del lambreado, tomatada y ch"anqa de conejo, q"ispiña, phiri de trigo, quinua y maíz, además del habas pejtu colorado y blanco.

Si desea degustar estos platos, le sugerimos visitar Tiraque este 26 de marzo, fecha en la que este pueblo se engalana con la realización de la cuarta Feria Culinaria del Conejo Cuy, el Phiri, Habas Pejtu y la Ambrosía".

Tiraque posee, además, cavernas y barrancos donde los deportistas, excursionistas y fanáticos del turismo de aventura practican deportes extremos como el escultismo o el parapente.

Referirnos a los atractivos que posee Tiraque da para mucha tinta y papel, porque los mencionados en este reportaje son apenas un 30 por ciento del potencial turístico.



Últimas noticias