Local

Lunes 28 de julio del 2014. Actualizado a las 11h44 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Postergan juicio por negligencia médica

Por Redacción Central - Los Tiempos - 12/10/2007


La niña con los dedos mutilados, presuntamente por una mala praxis médica en 2005. | Jimena Bautista - Redacción Central Los Tiempos

La niña con los dedos mutilados, presuntamente por una mala praxis médica en 2005. | Jimena Bautista - Redacción Central Los Tiempos

Gente

Aunque el juicio oral a un médico y una enfermera por presunta negligencia médica sobre una niña de dos meses fue postergado hasta el 10 de diciembre, los familiares de la pequeña y su abogado coinciden en que el proceso es un avance importante para sentar precedente, a fin de que no se repita para nadie este tipo de hechos.

"Guardamos la esperanza de que se va a juzgar a los responsables del daño que le han hecho a mi hijita", dijo ayer el padre de la niña Anahí, Henry Anavi (27).

Su pequeña perdió la mitad de los dedos índice, medio y pulgar de su mano izquierda por una presunta mala praxis médica por parte de la enfermera Rocío Lilian Morales Huarachi y la médica Cinthia Lenny Claros Arispe que la atendieron en el hospital Viedma, en agosto de 2005, cuando la niña ingresó por una tos. Aquella vez, la niña tenía dos meses de nacida.

"A consecuencia de eso, mi hija no es normal, tiene dificultad para agarrar los objetos, pero hacemos todo porque eso no sea un obstáculo", agregó el padre.

La madre Angélica Palacios (26), con lágrimas en los ojos, dijo "intentamos que mi hija sea feliz, aunque no sea normal como los demás niños de sus edad. Ella juega, corre, nos hace feliz, pero no es lo mismo. Por eso confiamos en que se va a hacer justicia".

El abogado asistente Edwin Soria Cardona dijo que "el hecho de que se llegue a la instancia del juicio oral es un gran avance para sentar precedente, puesto que hasta ahora ni un médico o enfermera fueron juzgados por negligencia médica". El juicio, que debió ejecutarse ayer en la sala segunda de instrucción penal, fue pospuesto para el 10 de diciembre por petición de la defensa que arguyó ausencia de varios de sus testigos.

El abogado defensor Joaquín Ballesteros declaró que no se puede juzgar como negligencia médica cuando la amputación de los dedos de la niña obedeció a una reacción negativa de su organismo a un medicamento, que incluso se le había aplicado unas "15 veces anteriormente".



Últimas noticias