Local

Martes 29 de julio del 2014. Actualizado a las 18h01 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PRIORIDADES | Los ancianos del municipio con la mayor cantidad de migrantes ganaron un concurso para conseguir dinero que apoye su producción, les ayude a ver a sus hijos que están en el extranjero cuando hablen por internet y hacer concursos de sapo y te

Una casa de la felicidad para viejitos de Arbieto

Por Alcócer Caero Gisela - Los Tiempos - 18/01/2009


El dirigente de la tercera edad, Casiano Amurrio, baila junto a su esposa, sus amigos y un pepino, festejando su triunfo. - Alcócer Caero  Gisela  Los Tiempos

El dirigente de la tercera edad, Casiano Amurrio, baila junto a su esposa, sus amigos y un pepino, festejando su triunfo. - Alcócer Caero Gisela Los Tiempos

Con un carnavalito del valle cochabambino, en el que cantaron coplitas picantes y taquipayanakus entre hombres y mujeres, acompañados por un pepino que tocaba un bombo y otros dos músicos con acordeón y platillos, los abuelos de Arbie-to celebraron el cuarto lugar en el concurso internacional “Me voy, pero me quedo” del Banco Mundial, con el proyecto “La casa de la felicidad de los adultos mayores”. En el certamen participaron proyectos de todo el país y de Ecuador.

En medio del baile, lleno de mixtura y serpentina, el principal dirigente de este sector, Casiano Amurrio, informó que recibieron 20 mil dólares. El dinero llega no sólo de la entidad internacional sino también de una contraparte de sus hijos y nietos afiliados a una liga de fútbol en Estados Unidos.

El proyecto está compuesto por cuatro pilares. El primero consiste en la capacitación en legislación sobre derechos de los adultos mayores y salud, para exigir al municipio el cumpli-miento de la normativa. “Los médicos del hospital Viedma no quieren recibir a los viejitos porque dicen que mucho tiempo se quedan en sus camas y que el hospital está hacinado, pero igual la ley dice que nos tienen que atender”, explicó.

El segundo pilar del proyecto consiste en el apoyo a la producción. Arbieto es el municipio de Cochabamba con la mayor cantidad de migrantes, razón por la cual es un pueblo de ancianos, quienes además de quedarse con la responsabilidad del cuidado de los niños, son los que se encargan de hacer producir la tie-rra. “Los adultos mayores van a recibir ayuda en la producción, es decir el pago de una hora de tractor por ejemplo”.

El tercer pilar es la instalación de una cabina pública de telefonía, además de un punto de internet para que los ancianos puedan beneficiarse con los últimos avances tecnológicos, como el sistema skype, para comunicarse con sus hijos en el exterior. Para cumplir este objetivo ya compraron equipo de última generación como una computadora portátil y un data display, además de firmar un contrato con Comteco, para poder hacer video conferencias y volver a ver a sus hijos a través de las pantallas mientras hablan con ellos.

Para finalizar, harán convivencia a través de la organización de concursos de sapo y de tejedoras.

Centro de convivencia

Los ancianos de Arbieto también proyectaron la construcción de un Centro de Convivencia que tendrá un costo de 8 millones de dólares e incluso tendrá dormitorios con dos camas cada uno para los que deseen internarse en el. Los ancianos quieren que tenga una piscina techada, atemperada y con hidromasaje, para poder descansar y hacer algunas terapias cuando tengan dolencias. También tendrán teatros, saunas seco y vapor y un gran comedor para estar todos juntos, un complejo de deportes y una sala de juegos para ajedrez, ping pong, rayuela o sapo. También construirán un salón de bordados y de tejidos para las mujeres.

Antecedentes

Los adultos mayores de Arbieto obtuvieron el cuarto lugar en el concurso del Banco Mundial “Me voy, pero me quedo” de apoyo a las zonas de migrantes.

Los ancianos lograron enviar su propuesta traducida en inglés y acorde a las especificaciones de la entidad internacional por el apoyo de Leonardo de la Torre, quien además hizo un documental junto a Sergio Estrada, y escribió varios libros sobre la vida en este pueblo de migrantes.



Últimas noticias