Local

01 de noviembre del 2014. Actualizado a las 20h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa EDUCACIÓN | Las ventajas otorgadas por el Gobierno a los nuevos programas de profesionalización despertaron el celo institucional con la universidad tradicional, pero un congreso nacional de estas últimas dio un giro a su posición sobre el tema

Universidades indígenas, del celo a la expectativa

Por San­dra Arias - Los Tiempos - 28/06/2009


Los estudiantes de la universidad indígena en Chimoré en una clase sobre almácigos, la anterior semana. - Daniel  James Los Tiempos

Los estudiantes de la universidad indígena en Chimoré en una clase sobre almácigos, la anterior semana. - Daniel James Los Tiempos

El inicio de actividades académicas de las universidades indígenas programado para la primera semana de agosto genera expectativa luego del celo y desconfianza inicial de parte de las universidades públicas.


El posible conflicto que se avizoraba entre las universidades estatales y las universidades indígenas quedó, por ahora, resuelto con la resolución oficial del último congreso de universidades de Bolivia, finalizado hace poco más de una semana, en el que el sistema nacional universitario se pronunció para apoyar y coordinar con el Gobierno la implementación de las tres universidades indígenas.


Las Universidades Indígenas Bolivianas Comunitarias Interculturales y Productivas (Unibol) Aymara, Quechua y Guaraní y pueblos de tierras bajas tienen sus sedes en La Paz (Warisata), Cochabamba (Chimoré) y Chuquisaca (comunidad Kuruyuki), respectivamente. Creadas por Decreto 29664/08 como entidades descentralizadas de educación pública superior con régimen especial y tuición del Ministerio de Educación.


La primera fase de instalación del sistema Unibol cuenta con 80 millones de bolivianos provenientes del Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas y Comunidades Campesinas.


Su filosofía responde a la reivindicación de pueblos indígenas para acceder a la educación, señala el director académico de la Unibol Quechua “Casimiro Huanca”, Edwin Medina.


Las diferencias con la denominada educación occidental buscan hacerse evidentes en la vida de los más de 150 alumnos de las carreras de Agronomía, Piscicultura, Forestación e Industria de Alimentos que comenzaron su curso introductorio el pasado 22 de mayo. Ellos viven internados, sus gastos básicos son pagados por las organizaciones sociales que los postularon y se elabora un perfil socioeconómico para analizar si se pueden pagar otros gastos, como libros o ropa.


El curso introductorio incluye ciencias básicas (matemáticas, física, química), ciencias sociales, cultura y lenguas (castellano y quechua) y terminará el 10 de julio próximo. “El criterio no es de la universidad convencional selectiva, todos tendrían que aprobar para ingresar  y estamos trabajando en eso”, dice Medina, quien agrega que, a dife-rencia de la universidad tradicional, aquí se considera que los alumnos tienen competencias, experiencia laboral y saberes aprendidos en su comunidad.


Los admitidos en el programa de Ingeniería de Medio Ambiente de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), en el valle de Sacta, deberán aprobar las materias de introducción al medio ambiente, agricultura tropical, comunicación oral y escrita, técnicas de aprendizaje, física, química, biología, matemática, computación e Internet para poder ingresar a carrera.


“Académicamente nos ayuda mucho el preuniversitario porque se les dan pautas básicas (a los estudiantes) y se busca nivelarlos porque el nivel en colegio es muy bajo, su rendimiento es mucho mejor en relación a alumnos de últimos semestres de programas similares que sólo tuvieron tres días de nivelación”, manifestó el coordinador académico de esa unidad desconcentrada de la UMSS, Domingo Torrico.

 

UMSS-Sacta

•    Tiene la carrera de Agricultura Tropical y Manejo de Recursos Naturales desde 2002.
•    Los programas de Pedagogía Social y Productiva e Ingeniería de Medio Ambiente funcionan desde 2006 y 2009, respectivamente.
•    Los estudiantes hacen dos horas de trabajo semanal.
•    Ingeniería de Medio Ambiente demandó dos años de trabajo estructurando la malla curricular, estudiando el mercado y revisando la pertinencia.

Unibol-Chimoré

•    Carreras demandadas son Agronomía e Industria de Alimentos.
•    Los estudiantes viven en la universidad y elaboran un reglamento interno.
•    Les falta laboratorio y equipamiento, se analiza construir una ciudad universitaria.
•    Se pretende enseñar en base a lo científico y la ritualidad y cosmovisión originaria.
•    Se pretende que todos los postulantes a carrera logren aprobar el curso básico.

TITULACIÓN

Tanto en la Unibol de Chimoré como la unidad desconcentrada de la UMSS, existe la opción de una titulación intermedia como técnico superior, luego de tres años, para que el estudiante pueda comenzar a trabajar en su campo y tenga un medio de subsistencia; pero en el caso de la Unibol existe un acuerdo de prácticas profesionales y vinculación laboral, ya que una vez terminado el pregrado, los estudiantes pueden y deben volver a sus comunidades o a las organizaciones sociales que los postularon para trabajar y aplicar sus conocimientos.

Testimonios

“Concluimos que hay que coordinar”

“Como un resultado final, en el último congreso de las universidades de Bolivia se llegó a la conclusión de que más bien había que coordinar con el Gobierno en la implementación de las universidades indígenas.


Hay que hacerlo de acuerdo a lo que establece la nueva Constitución Política del Estado (CPE), que establece que tanto el Gobierno como las universidades del sistema deben generar nuevas opciones (de capacitación y titulación para los estudiantes).
El objetivo es establecer lazos de  coordinación con el Ejecutivo, sobre todo en temas académicos.


No se afectó el presupuesto (de las universidades del sistema, porque de acuerdo al decreto de creación, las universidades indígenas van a funcionar con un fondo del Tesoro General de la Nación, al margen del presupuesto universitario”.

Juan Ríos del Prado Rector UMSS

“Las Unibols no competirán”

“Estas universidades (las tres Unibols del país) no competirán con otras casas de estudios superiores públicas y autónomas y tampoco afectarán a nadie. Por el contrario, ratifican un espacio y un derecho que tienen los pueblos indígenas y originarios de poder proyectar formación profesional en el campo de sus saberes y conocimientos.


Los más de 400 alumnos que pasan los cursos preparatorios ingresarán a cursar una carrera profesional bajo un modelo educativo productivo, además podrán titularse como técnicos superiores y licenciados.


Es bueno recordar que estas universidades indígenas están dirigidas a formar profesionales bajo un modelo productivo, pero vinculadas a la comunidad y no separadas de éstas. Esto quiere decir que los estudiantes realizarán sus prácticas en sus propias comunidades”.

Roberto Aguilar Ministro de Educación



Últimas noticias