Local

Lunes 22 de diciembre del 2014. Actualizado a las 18h12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Luto | Una vagoneta chocó con una flota y otra atropelló a un peatón que iba en su auxilio en la carretera

Tragedia en Villa Tunari deja 11 muertos y dos heridos

Por Eliana Ballivián - Los Tiempos - 10/08/2009


Una familiar del chofer de la flota Bolívar  ingresa a la clínica donde lo operaron - Noé Portugal Los Tiempos

Una familiar del chofer de la flota Bolívar ingresa a la clínica donde lo operaron - Noé Portugal Los Tiempos

Los cuerpos estaban cercenados, lo que impidió su identificación

Latas y cajas de cerveza junto a los cuerpos desfigurados y cercenados de diez personas, cuatro mujeres y seis varones, quedaron esparcidos ayer, en inmediaciones del Puente Vinchuta, kilómetro 173 a Santa Cruz, en Villa Tunari, según testigos que vieron cómo una vagoneta Honda con placa 2143 YUS invadió el carril contrario de la carretera para ir a dar de frente contra la flota Bolívar que hacía el recorrido de Santa Cruz a Cochabamba.


En tanto, un funcionario de la Unidad de de Desarrollo del Trópico (Udestro), Anselmo Orellana Román (34), que se dirigía al lugar del accidente para prestar su ayuda, fue atropellado por otra flota Bolívar -que también venía de Santa Cruz-, que lo botó nueve metros aumentando a 11 los muertos en el kilómetro 164.


El chofer de la flota Bolívar con placa de circulación 1191 SZN, Franz Marcelo Luna (34), fue trasladado de emergencia a la clínica Morales de Cochabamba, donde fue sometido a una cirugía en la pierna izquierda que había quedado atrapada por los fierros del embrague.


El segundo y último herido del accidente es Ariel Guayanoca Carrillo (18), ayudante del chofer, que se quedó en el hospital de Villa Tunari y, hasta donde se supo, perdió el dedo de una mano.


Los ocupantes de la vagoneta murieron casi al instante por el impacto que ocurrió, según las primeras investigaciones, cuando intentaron superar a un camión cisterna con placa 1035 TIH que aparentemente estaba parado e impactaron de lado, para rebotar al carril contrario, chocando de frente contra la flota. Su conductor, José Tórrez Castro (37), salió ileso del accidente.

Cuerpos destrozados
“Tenemos medios cuerpos, cabezas, manos, piernas, brazos... Es terrible”, dijo el policía de Tránsito de Villa Tunari Javier Franco, quien explicó que aún no se pudo identificar a las víctimas fatales, de quienes se presumen se dirigían, al promediar las 02:00 del domingo, desde Villa Tunari a Shinaota, en el kilómetro 180, tras haber asistido a la Feria del Pescado que se llevó a cabo el viernes y sábado en esa región tropical.


El forense del hospital de Villa Tunari, Pedro Cejas, corroboró el hecho de que no se pudo identificar a los ocupantes de la vagoneta ya que sus cuerpos quedaron desfigurados y cercenados. “Están tan destrozados que ni siquiera se les puede apretar el tórax para detectar aliento alcohólico y la vagoneta no sirve para nada”, dijo al anunciar que tras los resultados de alcoholemia se conocerá si estaban bebidos.


Hasta las ocho de la noche de ayer, ningún familiar se presentó al hospital para identificar los cuerpos, la mayoría de los cuales tenía entre 25 y 30 años de edad.


Una paisana de Luna que radica en Cochabamba se presentó en la Clínica Morales para autorizar la cirugía, ya que el conductor no tiene familiares acá.

Tragedia

El accidente sucedió al promediar las dos de la madrugada del domingo.


El levantamiento de los cuerpos de los infortunados fue muy trágico ya que se tuvieron que recoger pedazos.


Su identificación fue imposible. Hasta anoche se esperaba la llegada de sus familiares.



Últimas noticias