Local

Jueves 24 de abril del 2014. Actualizado a las 18h38 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa El niño quemado por su tía superó la peor fase de su tragedia, pero aún debe encarar una larga recuperación y aguardar que se haga justicia con la mujer que lo quemó con ramas de eucalipto en Sacaba, el pasado 12 de agosto

Alexander, un símbolo de niño maltratado que se aferra a la vida

Por Central Redacción - Los Tiempos - 30/08/2009


Alexander (al fondo), en su silla de ruedas. - Rodolfo  Goitia Los Tiempos

Alexander (al fondo), en su silla de ruedas. - Rodolfo Goitia Los Tiempos

Alexander, el niño de dos años quemado por su tía por hacer una travesura, fue dado de alta del Hospital del Niño. Sin embargo, aún debe continuar con su tratamiento ambulatorio. Su sanación puede llevar unos seis meses, pero es aconsejable que esté bajo observación hasta su juventud, para evitar que los injertos de piel se tornen rígidos y que le provoquen alguna incapacidad.


La retracción de la piel es una dolencia común entre los pacientes quemados, sobre todo en los sectores de movimiento, como manos, rodillas, tendones y cuello. Sin embargo, Alexander se ha recuperado favorablemente pese a tener quemaduras en el 25 por ciento de su cuerpo: piernas y genitales.


Se ha convertido en un símbolo de los niños maltratados y su historia conmovió a propios y extraños. Muchas personas donaron sangre, un insumo vital para los pacientes quemados que pierden mucha sangre durante sus curaciones.


Su historia cruzó las fronteras y logró que personas de Italia se conviertan en sus benefactores y condenen la agresión de la tía, que quemó al niño con ramas de eucalipto, porque se salió a jugar mientras ella estaba fuera.


Aunque Alexander pasa gran parte del tiempo en una silla de ruedas y tiene vendadas las piernas, eso no le impide soñar y jugar como cualquier niño de su edad. Durante su estancia en el servicio de quemados del Hospital, disfrutó de juegos, hizo amigos y, claro, se pasó varias horas frente al televisor viendo sus dibujos favoritos, con los demás niños internos en el pabellón de quemados.

Cuando llegó ni hablaba, pero ahora es despierto, sociable y camina un poco. Aquí se lo baña, le dan de comer. Lo malo es que volverá a su hábitat y ahí vuelven a sufrir.

Es quechuista, su tía lo quemó porque se salió de su casa. 

Oscar Romero, responsable servicio quemados del Hospital del Niño

Conociendo al personaje

AGRESIVIDAD
El drama de Alexander comenzó el pasado 12 de agosto, cuando su tía Sergia Mamani González (32) le quemó los pies como un escarmiento, porque se salió a jugar sin pedir permiso, sin tomar en cuenta que el chico tiene sólo dos años.
AYUDA
Su caso conmovió de tal manera que mucha gente, del país y de otras partes del mundo, ayudó aportando recursos en efectivo, que llegaron hasta los 2.000 dólares. El Movimiento Sonrisa lleva las cuentas
SANCIONES
La tía guarda reclusión en la cárcel de Sacaba. El niño tiene 90 días de impedimento. Aunque fue dado de alta, debe seguir en tratamiento ambulatorio por lo menos por seis meses. Su madre llegó de Chapare y dijo no haberse enterado.



Últimas noticias