Local

Martes 21 de octubre del 2014. Actualizado a las 19h28 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa EN EL HOGAR COLONIA ECOLÓGICA

Confirman que 18 niños sufrieron abuso sexual

Por Vásquez Katiuska - Los Tiempos - 16/10/2009


Niños del albergue Colonia Ecológica Pedro Basiana. - James Daniel  Los Tiempos

Niños del albergue Colonia Ecológica Pedro Basiana. - James Daniel Los Tiempos

Si nueve violaciones a niñas del albergue Colonia Ecológica Pedro Basiana ya habían alarmado, en las últimas jornadas se descubrieron más vejámenes que elevaron el número de víctimas de abuso sexual a 18.

A este panorama se suman indicios de maltrato y trata de seres humanos con fines de adopción ilegal y explotación económica, informaron fuentes cercanas a la investigación que promovió el Servicio de Gestión Social (Sedeges) de la Prefectura el 9 de octubre pasado.Una niña de cuatro años, según refieren las fuentes, relató que “El papi” (Francisco Villanueva el administrador del hogar) le “hacía doler”, y después, con un ademán, describió cómo la abusó.

Su testimonio junto con el de “La Mami”, otra niña abusada, y las huellas de la violencia sexual que se detectaron en los niños del hogar, allanaron el camino para que la fiscal Matilde Orellana pidiera  ayer la detención preventiva de Villanueva (47), líder del grupo familiar, que desde hace una década conducía el hogar clandestino y captaba donaciones internacionales a través de la organización Charity (Caridad) Bolivia. 

Las dos niñas son parte de las 18 víctimas de agresión sexual descubiertas en el hogar. Se trata de 11 niñas y adolescentes, además de siete niños albergados en el centro, entre huérfanos y otros abandonados, pese a contar con algún familiar.

Las víctimas eran parte de los 23 habitantes de la Colonia, que además se presentaba como un centro de apoyo escolar para un centenar de niños de los barrios de Chiquicollo y Chillimarca, que acudían en su descanso a hacer sus tareas en las cabañas didácticas del centro.

Cerraron puertas
El albergue funcionó hasta el pasado 13 de octubre a puertas abiertas, pero tras la intervención del Sedeges, construyó una gran puerta y azuzó a los vecinos para que amedrenten a los funcionarios que fueron a clausurar la Colonia.

Los vejámenes estaban ocultos hasta que se dio la punta del ovillo, una adolescente de 13 años violada por el hijo del administrador Fabio Villanueva (21), que hace seis meses dio a luz un bebé.

La niña, sin embargo, defendió al agresor alegando que ella se enamoró cuando él le ayuda con sus tareas, según refieren las fuentes.

Su historia llevó a destapar la ola de violaciones que ocurrían en el hogar. Cuando se divulgaron los primeros nueve casos, el administrador salió al frente señalando que “seguramente los niños ya estaban así (violados) cuando llegaron”.

Ayer, ante la Fiscal, su versión comenzó a desmoronarse y reconoció que conoció de tres violaciones. Está previsto que hoy sea llevado ante un juez cautelar, que definirá su detención preventiva.

Antecedentes

La Colonia Ecológica Pedro Basiana se abrió hace 10 años sólo con una personería jurídica. Operó todo ese tiempo fuera del control del Sedeges, instancia que autoriza el funcionamiento de los centros y los supervisa a través de dos comisiones.


Fue administrado por la familia Villanueva, compuesta por el padre, Francisco Villanueva (47), su esposa, Carmen,  y sus dos hijos Fabio (21) y Carla (17), además del abuelo.


Francisco Villanueva, que se hacía llamar “Papi” y “Tío Kiko”, captaba recursos con los niños a través de Charity (Caridad) Bolivia de Europa, presentando a los albergados como huérfanos aunque una parte tenía padres en un portal de Internet en inglés. 


Se presentaba como profesor de drama y fotografía, además de haber sido trabajador del Programa Amanecer, una institución que trabaja con la infancia. Su labor pasó desapercibida hasta que el Sedeges intervino con la Fiscalía ante indicios de violación y trata de seres humanos.



Últimas noticias