Local

25 de octubre del 2014. Actualizado a las 20h02 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa SALUD Y ESTÉTICA | Pese a los adelantos médicos, se desconoce el origen de la malformación conocida como labio leporino. En Cochabamba se realizan operaciones estéticas de esta enfermedad con mucho éxito

Rosa: Labio leporino debería ser prioridad de la salud pública

Por Rojas Heredia Jackeline - Los Tiempos - 27/06/2010


Roberto Rosa (izquierda), durante la intervención a un paciente con labio leporino en la Clínica Cuschieri.  - López Gamboa Carlos  Los Tiempos

Roberto Rosa (izquierda), durante la intervención a un paciente con labio leporino en la Clínica Cuschieri. - López Gamboa Carlos Los Tiempos

Roberto Rosa, especialista en cirugía pediátrica, alertó sobre la elevada cantidad de nacimientos que se dan en el país de niños con labio leporino con relación al resto de Latinoamérica.

Pues mientras en Bolivia la cantidad de nacimientos de niños con esta malformación de labio leporino y/o paladar hendido es de 27 niños por cada 10 mil nacidos vivos, en Latinoamérica se reportan siete niños con malformación de cada 10 mil nacidos vivos.

Los datos corresponden a Rosa, que también es representante de la Asociación de Organizaciones No Gubernamentales que Trabajan en Salud (Asongs).

En base a estos datos, el labio leporino debería ser un problema de atención pública prioritaria por la magnitud que tiene y por  el impacto que es mucho mayor que el cólera y que otros problemas que tienen una mayor cobertura, alertó Rosa.

Sin embargo, el especialita dijo que no se cuenta con cifras reales ni estadísticas que refieran números concretos porque muchos de los casos son completamente desconocidos.

El estimativo de Rosa se basa en la propia experiencia que posee en cirugía pediátrica, especialidad en la que trabaja desde hace 25 años.

“Es curioso y sumamente preocupante que en Bolivia exista una cifra mayor al global que se reporta del continente entero y que es avalado por el Estudio Valorativo en Malformaciones Congénitas Latinoamericanas (Eclan)”, comentó el cirujano.

Las causas

El labio o paladar figurado, que puede ser sólo una fisura en los labios o también puede presentarse con el paladar hendido, es una malformación congénita, es decir que se forma durante la gestación; sin embargo, valga aclarar que no necesariamente es de origen genético, o sea que no es de transmisión por los genes de persona a persona. Ésa es la razón por la que se desconoce la causa exacta.

Lo más probable es que sea “multifactorial”.

Según la observación de Rosa, se cree que en su origen intervienen factores ambientales y de otro tipo, pero en definitiva “es una falla de la naturaleza que determinó que el niño no se completara en su formación y nazca con esta malformación congénita que es el labio leporino”.

Trabajo multidisciplinario

En concreto, tres son los factores que preocupan al especialista y se refieren, primero, a la cantidad de casos que se presentan, la imposibilidad de saber con exactitud las causas que generan la malformación y, por último, la falta de la formación de un equipo multidisciplinario para el tratamiento de pacientes con labio leporino y/o paladar hendido.

En el país existen pocos centros de salud que trabajan con la patología mencionada.

El daño psicológico a la familia

En los casos de labio leporino tratados por Roberto Rosa, este especialista halló que tanto el menor que nace con labio leporino como la familia en general sufren un daño moral difícil de ser evitado. Rosa explica que el hecho de que nazca un bebé con la malformación implica un “factor de culpabilización” al interior del seno familiar, el que es, muchas veces, alentado por la falta de información o por creencias sin sustento.

Se le atribuye, por ejemplo, a la drogadicción, al alcoholismo, a enfermedades venéreas el origen de los nacimientos señalados. Por otro lado, se atribuyen las causas del nacimiento de un menor con malformación al enojo de los dioses, el rayo, la lluvia o bien, a una caída de la mamá durante el embarazo etc. El doctor aclara que nada de lo mencionado tiene que ver con el origen de la patología.

“La población en general debe saber que no existen culpables, que puede ocurrir en cualquier hogar, que tampoco se trata de factores hereditarios porque en muchos casos, hijos de padres fisurados son completamente sanos”, explica el especialista y dice que la discriminación viene del rechazo a uno mismo en el caso de niños o adolescentes que presentan esa malformación.

Es necesario crear un equipo integral

Existen iniciativas en Tarija cuyos resultados son poco conocidos y en el oriente no existe una atención integral a estos pacientes. Es en base a esta realidad que Roberto Rosa menciona la necesidad de crear un equipo integral que no sólo se encargue de la cirugía estética que, muchas veces, se divide en dos o hasta tres cirugías dependiendo si el paciente, además de presentar labio leporino, presenta paladar hendido. La tercera cirugía es para corregir la mala ubicación de la nariz cuya consecuencia es también la malformación; por lo tanto, el equipo debe realizar un seguimiento a todas las funciones estéticas y comunicacionales del paciente, corregir el habla, la dentadura y un sinfín de especialidades complementarias. Cabe aclarar que así como se desconoce el origen o la causa exacta de la patología, tampoco se puede realizar un trabajo de prevención porque simplemente “prevenir es imposible”. No se puede detectar qué hogar o qué pareja es susceptible de tener un nacimiento de menor con labio leporino.


“Exactamente, por más de que en el mundo se ha tratado de investigar una causa que sea prevenible para evitar este problema, no se ha avanzado en este campo. A cualquier familia le puede nacer un niño con labio leporino o labio fisurado y esto, es el azar simplemente que determina esto”, afirmó Rosa.



Últimas noticias

En Vídeo

24 Octubre 2014 Internacional

Bombardeos sobre Kobane

>> Ver más videos