Local

Martes 22 de julio del 2014. Actualizado a las 10:40 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa A DOS MESES DE LA FINALIZACIÓN DE LAS CLASES HAY DEMANDAS DE OBRAS Y APOYO PSICOLÓGICO

Falta de agua afecta a las escuelas

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 5/10/2010


Los grifos de agua en el colegio Raymundo Herman, ayer. - José Rocha Los Tiempos

Los grifos de agua en el colegio Raymundo Herman, ayer. - José Rocha Los Tiempos

A dos meses de que acaben las clases son múltiples los problemas por los que atraviesan varias unidades educativas de la ciudad, entre ellas la “Raymundo Herman”, localizada en el extremo oeste de la ciudad. La escuela, fundada hace 42 años, clama por mejoras en su infraestructura, agua, alumbrado público, material de limpieza, seguridad y apoyo psicológico para los estudiantes.

La propia Alcaldía constató ayer los esfuerzos que tienen que hacer los 2 mil estudiantes, de los tres turnos en los que funciona esa unidad educativa, para cubrir sus necesidades biológicas con los 4 mil litros de agua que acumulan en un depósito debido a que Semapa sólo les dota de ese volumen cada 48 horas.

La comuna Molle, a donde pertenece, se comprometió a instalar un tanque de 15 mil litros pero recién en 2011.

Otro problema es el precario estado de los baños. El de las niñas tiene las puertas rotas y el de los niños no tiene puertas. Casi todo el tiempo están sucios por falta de agua. Después de verlos, la comisión de la Alcaldía anunció que paliaría esta situación con el envío de una cisterna.

Mientras, los niños del kínder demandan protectores para las ventanas de sus cursos, colindantes a las canchas deportivas.

Pues ya les han roto varios vidrios justo cuando están en clases y hay quienes temen que un día los cristales lastimen a uno de los niños.

Frente a esto, la comisión anunció que se gestionan nuevos protectores pero precisaron que el mantenimiento rutinario es difícil de ejecutar debido a que en la gestión de Gonzalo Terceros se echaron varias licitaciones y ahora se tramita su anulación.

Además de los problemas materiales, la escuela demanda apoyo psicológico para los estudiantes, profesores y padres de familia. La junta escolar explicó que están ante problemas nuevos como el cambio de conducta de los estudiantes y el maltrato de algunos padres, como una pareja de hermanos de 11 y 13 años que vive sola en un cuarto alquilado por su madre desde que ésta formó una nueva familia y el padrastro los echó de un día para otro a la calle.



Últimas noticias