Local

02 de agosto del 2014. Actualizado a las 18:15 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ANTE DEFICIENTE DISTRIBUCIÓN DE SEMAPA, LOS VECINOS SE ORGANIZAN EN COMITÉS

No hay control en perforación de pozos de agua en Cercado

Por Óscar E. Jordán Arandia - Periodista Invitado - 13/10/2010


Una máquina perfora un pozo para la extracción de agua en Cochabamba.  - Noé Portugal Los Tiempos

Una máquina perfora un pozo para la extracción de agua en Cochabamba. - Noé Portugal Los Tiempos

La Alcaldía no tiene control alguno de los pozos perforados para la provisión de agua en el municipio. Mientras, la principal operadora de agua en Cercado, el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), se demora en la regularización de sus licencias de funcionamiento y se multiplican  las redes de conexión privadas que trabajan al margen de las Entidades Prestadoras de Servicio de Agua (EPSA) reconocidas.

En el eje central del valle existen aproximadamente 600 pequeñas EPSA estructuradas alrededor de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB) o los comités de agua.

Los comités de agua se han conformado por necesidad ante la deficiente dotación y cobertura de agua potable y saneamiento básico de Semapa, que apenas llega a 319.736 personas de las casi 800 mil que viven en Cercado.

Según algunos datos del Plan Municipal de Ordenamiento Territorial  (PMOT) de Cercado, hay alrededor de 120 comités de agua oficialmente inscritos pero para Joel Flores, representante de las juntas vecinales, son más de 160.

Hasta ahora, el Comité Técnico de Registros y Licencias Cochabamba (CTRL Cochabamba) ha concluido 43 trámites de licencia y regularización para nuevas EPSA en el departamento. En Cercado hay cerca a 15 como Villa Venezuela, Asociación de AP y alcantarillado Villa San Miguel, Villa San Miguel. Km4 y Sivingani el Rincón.

La cantidad exacta de pozos perforados en el municipio no la tiene ni siquiera la Gobernación porque no existe el catastro de los sistemas de agua potable y saneamiento básico correspondiente. “La perforación de pozos es indiscriminada”, dijo Jaime Valdivia, director de la Unidad de Agua y Saneamiento de la Gobernación.

La Ley 1333 faculta a la Gobernación a fiscalizar a cada municipio a través de una instancia ambiental municipal que es la que manejará desde allí todos los recursos hídricos. “Lamentablemente, desde Cercado hasta el último municipio no maneja adecuadamente las instancias ambientales y algunas no están bien conformadas”, afirmó Valdivia.

Regularizaciones
En la Gobernación se maneja el tema de agua a través de la Unidad de Agua y Saneamiento que, entre otras atribuciones, tiene la de coordinar las actividades con las operadoras de agua.

Semapa, que es una de ellas, debe presentar la regularización de sus licencias de funcionamiento ambiental.

Pero además, Semapa tiene las concesiones para la explotación del agua con las comunidades que tienen fuentes de agua, y esas licencias deben ser regularizadas.

Para que la autoridad ambiental tenga la posibilidad de dar una solución a la gestión de Semapa, ésta deberá entregar sus documentos respectivos y su regularización de licencias.

“Como no hay una ley de aguas, han mantenido la de 1903 que se refiere a los usos y costumbres. Pero eso tiene que regularizarse, y estamos haciendo un seguimiento a Semapa”, dijo Valdivia.

El plan del Estado es que todos los operadores de agua estén inscritos como pequeñas EPSA.

Un trámite sencillo

Según Joel Flores, representante de las juntas vecinales, hay entre 35 y 40 pozos de agua en Cercado y su perforación no es un trámite complicado. Aproximadamente, se requiere 70 mil bolivianos para el pozo y para su implementación un monto similar. En total, el costo es más o menos 150 mil bolivianos, dependiendo de la profundidad de cada pozo.


Primero hay que identificar el terreno donde efectivamente exista agua según las características de humedad. Para ello se contrata una empresa de perforación que elaborará un pequeño proyecto y posteriormente implementará una infraestructura para que pueda salir el agua del fondo.


Hay que sacar autorización del Municipio y de Semapa. Ambas instancias hacen una recomendación técnica y una verificación de la junta vecinal o el sindicato agrario. Luego, la Gobernación dará su ficha ambiental. “Sacar el trámite no es complicado, la único es que los vecinos deben tomar la decisión, organizarse y buscar un espacio que no sea habitable para la protección del pozo”, dijo Flores. El sistema de conexión al pozo corre por cuenta de los vecinos, en algunos casos se han utilizado los recursos de la Participación Popular para hacerlo y otros se quedan con una pileta común.


La propiedad del pozo es de los comunarios, ellos tienen sus terrenos y tienen sus áreas separadas que tienen que pasar como un bien común y de responsabilidad municipal.



Últimas noticias