Local

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 18h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LOS MERCADOS SE LLENAN DE ROPA INTERIOR DE COLORES Y LA UVA SE VUELVE LA FRUTA MÁS BUSCADA

A prepararse para recibir al Año Nuevo

Por Gisela Alcócer Caero - Los Tiempos - 26/12/2010


Una cena de año nuevo con pavo o cerdo, champagne y uvas es lo tradicional entre las familias de Cochabamba. - Carlos  López Gamboa Los Tiempos

Una cena de año nuevo con pavo o cerdo, champagne y uvas es lo tradicional entre las familias de Cochabamba. - Carlos López Gamboa Los Tiempos

Aunque en el mundo andino no existía ninguna actividad especial en esta época del año, la celebración del Año Nuevo es una de las más antiguas y universales de las festividades del mundo, que adquirió la misma importancia en Bolivia a partir de la llegada de los colonizadores españoles después del Siglo XVI.

Esta celebración en todos los rincones de la tierra está acompañada por una serie de ritos, cábalas y tradiciones que según pasa el tiempo son cada vez más universales, pues se tiene la firme creencia de que con ellas se podrá obtener el amor, los viajes o mejoras económicas, en el año que recién empieza.

Se calcula, que el Año Nuevo empezó a festejarse como una fecha especial para los seres humanos, desde hace aproximadamente 4.000 años atrás, en la antigua Babilonia, donde se impuso un ciclo festivo que duraba 11 días y que se celebraba al comienzo de la primavera (en el hemisferio norte). El inicio dependía de cada ciudad pero generalmente coincidía con la aparición del cuarto creciente lunar.

También los egipcios celebraban el fin de año con el comienzo de la crecida del río Nilo y la preparación de las tierras para la siembra, mientras que los romanos lo festejaban el 25 de marzo. El emperador Julio César cambió la fecha al primero de enero, que fue el día definido por el Papa Gregorio XIII en 1582, como el inicio de cada año.

En la cultura de Hispanoamérica existe una gran variedad de tradiciones y supersticiones para estas fechas, como forma de augurios para el año entrante. El descorchar una botella de champán a las 00:00 horas del 1º de enero aún se mantiene como todo un símbolo de celebración del Año Nuevo, comer cerdo o pavo y bailar toda la noche también es muy común entre las familias hispano hablantes.

En cambio los andinos celebraban el inicio del año cada solsticio de invierno (cerca al 21 de junio), pues tenían otro tipo de calendario, según explicó el arqueólogo David Pereira, quien aseguró que para ellos cada semana tenía 10 días y cada mes tres semanas.

Los ritos más comunes

Deseos por mes:


Doce uvas se deben comer antes de la media noche, una uva por cada una de las 12 campanadas del reloj y pedir un deseo distinto en cada bocado, repitiendo en voz alta o mentalmente la frase "Voy a ser feliz este año". Idealmente las uvas deben ser seis verdes y seis moradas.


Matrimonio:


Si usted quiere casarse en este año, las tradiciones le recomiendan que deberá sentarse y volverse a parar en la silla que ocupa por 12 veces, con cada una de las doce campanadas que anuncian el nuevo año.
Aseguran que esa acción le traerá matrimonio.


Ropa amarilla:


Busca atraer las buenas energías para el año entrante. Usar ropa interior amarilla la noche de fin de año, es indicada para asegurar felicidad, buenos momentos y que no falte la riqueza. Mejor usarla por el revés y cambiarla al derecho después de medianoche. Debe ser regalada.


Calzones rojos:


Son ideales para atraer el amor y la pasión durante el año 2011. Lo ideal es utilizar ropa interior roja que alguien te haya regalado y en caso de que desees tener dinero y amor en este año, el consejo es usar ropa interior amarilla y un listón rojo amarrado a la cintura bajo la ropa.


Ropa blanca:


Si usted quiere protegerse contra las enfermedades y gozar de una buena salud durante el 2011, le recomendamos usar ropa blanca, que se relaciona con alejar las enfermedades y atraer la buena salud. Vístete de blanco para recibir el Año Nuevo.

Ropa nueva:


Para tener un año abundante en el que viva sin limitaciones económicas ni materiales es bueno estrenar ropa durante el 1° de enero, para asegurarse de que en todo el año no le faltará ropa nueva. Procure estrenar alguna prenda para recibir el año.



Últimas noticias