Local

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 20h13 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa EXPULSARLOS Y CRIMINALIZARLOS NO ES LA SOLUCIÓN

Critican ausencia de políticas de rehabilitación para los adictos

Por Jackeline Rojas Heredia - Los Tiempos - 27/05/2012


Visitantes en la colina de San Sebastián.  - Daniel  James Los Tiempos

Visitantes en la colina de San Sebastián. - Daniel James Los Tiempos

José Álvarez Blanco, presidente de Voces Para Latinoamérica (Vplat), ha diseñado —en coordinación con la directora de Genero y Generacional del municipio, Raquel Melgar, y con la diputada Natividad Choque, representante de la Brigada Departamental de Cochabamba— un proyecto que busca frenar, prevenir e intervenir en esa “dinámica social que expulsa niños a la calle”.

Álvarez, experto en drogodependencia, indicó que las políticas actuales son malas, que las acciones fallan y criticó la posición de aquellos que ordenan el retiro violento de los cleferos, ya sea de la zona de La Coronilla o de los puentes. 

“Lo que van a conseguir con esas políticas coercitivas y represivas es que los chicos inhaladores se especialicen mucho más en su conducta disfuncional y se hagan más delincuentes y luego será la misma sociedad la que pague las consecuencias”, advirtió.

Mientras tanto, Melgar dijo que a nivel nacional se busca promover el proyecto, cuyo financiamiento probablemente sea cubierto con apoyo extranjero o bien con el apoyo de instituciones que trabajan en la temática a nivel mundial.

Álvarez cree en la aplicabilidad de la propuesta planteada, y explicó que una metodología escalonada puede tener éxito si progresivamente ofrece cubrir todas las necesidades que tiene un joven en exclusión social, ya sea a nivel adictivo, a nivel familiar, a nivel psico-social y a nivel de reinserción a la sociedad.

El experto opinó que esos programas que se aplican de tres a cinco meses no tienen sustento, ya que, luego de que concluyen, los jóvenes vuelven a la calle.

Por su parte, Melgar recordó que existe la necesidad de reconocer a los Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes en Situación de Calle (Nnajsc) como integrantes de la sociedad y como responsabilidad del Estado, ya que “según la ley estos niños que quedan sin apoyo familiar y sin techo, pasan a ser directa responsabilidad del Estado”.

 

Juventud vulnerable

Blanco mencionó que el problema no sólo contempla a los Nnajsc. En este último tiempo más adolescentes y jóvenes de clase media se involucran en diferentes adicciones a vista y paciencia de una sociedad que brilla por su indiferencia.

El experto constató un comportamiento recurrente en chicos de colegio que acuden a estos “garitos” (locales) de la ciudad, como “la Escalibú” o “Mi Llajta”, lugares donde consumen, además de alcohol en exceso, otro tipo de drogas como la cocaína o la marihuana. Dijo también que las garitas no sólo se hallan en la ciudad, existen sitios muy concurridos en la población de Cliza, por ejemplo.

Al igual que Melgar, Álvarez puntualizó en la necesidad de una política seria, en la coordinación entre la Alcaldía y el Sedeges. Dijo que es urgente intervenir porque poco a poco se agudiza un serio problema de consumo de marihuana y cocaína, en concreto que las políticas se encaminen a prevenir la pérdida de jóvenes potenciales en adicciones esclavizadoras.

 

CINCO GRUPOS EN LAS CALLES

En Cochabamba existen cinco subgrupos (de hombres y mujeres) que están en situación de calle. Estos son bebés e infantes de cero a siete años; niños de ocho a 12 años; adolescentes de 13 a 16 años; jóvenes de 17 a 20 años y adultos de 21 a 28 años. En cada uno de los subgrupos existe una media de dos mujeres por cada 10 varones (Datos de la investigación de Voces para Latinoamérica).

 

Demandas de jóvenes que habitan La Coronilla 

Juan de Dios, líder de los jóvenes que habitan en la colina de San Sebastián (inhaladores de clefa), aseguró que el grupo que protege es capaz de portarse bien si la Policía deja de castigarlos y amenazarlos, si dejan de botarlos de un lado y otro. Prometen un buen comportamiento durante los actos de celebración del Bicentenario de las Heroínas. 

Junto a su grupo, Juan de Dios elaboró una lista de demandas urgentes:

 

1 Olla grande 

“Pedimos que nos traigan una olla grande y un sartén con unos vasos y platos porque vamos a cocinar para las mamás que vengan a visitarnos, queremos celebrar el Día de la Madre. Tenemos una amiga que nos va a prestar su cocina”.

2 Queremos trabajar

“Pedimos también que por favor nos den baldes y trapos limpios y ese trapeador como trapo para que podamos trabajar; para las mujeres pedimos que nos traigan canastas de dulces para que vendan y con lo que ganen cuiden a los niños”.

3 No tengan miedo

“Necesitamos también que nos traigan frazadas porque hace mucho frío y que estén limpias por favor. Queremos decirles también a todos los que quieran venir a visitarnos que vengan, que no tengan miedo, yo estoy para cuidarlos”.

4 No nos boten

“Pedimos que nos dejen estar aquí (en la plaza San Sebastián), que no nos boten, vamos a estar sentados y quietitos, no haremos bulla, no haremos daño a nadie, sólo no nos saquen”. 

 




Últimas noticias