Local

20 de diciembre del 2014. Actualizado a las 17h53 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ANÁLISIS | Cochabamba afronta varios problemas en la consolidación de su autonomía. Varios actores sociales analizaron el proceso tanto municipal como departamental

Mentalidad centralista frena proceso autonómico

Por Violeta Soria - Periodista Invitado - 21/07/2012


Panelistas y público ayer en el foro sobre autonomías, en el Colegio de Arquitectos. - Diego Cartagena Periodista Invitado

Panelistas y público ayer en el foro sobre autonomías, en el Colegio de Arquitectos. - Diego Cartagena Periodista Invitado

Un marcado “imaginario centralista” sumado a una ausencia de vocación autonómica son, entre algunos, los problemas que Cochabamba afronta en la construcción de su autonomía. Esas fueron, entre muchas, las conclusiones a las que se arribó ayer en el Conversatorio organizado por la Dirección Departamental de Autonomías.

A dos años de haberse promulgado la Ley Marco de Autonomías y Descentralización Andrés Ibáñez, la Dirección Departamental de Autonomías realizó un conversatorio que tuvo como principal objetivo analizar los aciertos y debilidades del proceso autonómico recorrido en el departamento.

Del evento, realizado en el Colegio de Arquitectos de Cochabamba, participaron representantes de las organizaciones sociales, además de autoridades nacionales, departamentales y municipales.

De acuerdo a María Isabel Caero, concejala del municipio de Cercado, las leyes nacionales tales como la Financial y la de Derecho Propietario, entre algunas, imponen decisiones que deben ser acatadas a nivel  municipal, aspecto que “atenta” contra la autonomía local.

Por esta razón, el “imaginario centralista” se constituye para Caero en un  impedimento real a la hora de ejercer la autonomía municipal.

En su intervención, lamentó que, de las cuatro etapas del proceso autonómico, Cercado apenas está en la primera, puesto que todavía se encuentra en la elaboración de su reglamento.

Entre otros  problemas, destacó que las autoridades municipales todavía priorizan los temas coyunturales, como por ejemplo la construcción de carreteras o la entrega de obras, además de que existen “frenos políticos” por parte de algunos concejales ante la ausencia de  una clara decisión política.

A título personal, el presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, José Ivankovic, indicó, durante su intervención, que a dos años de haberse iniciado el proceso autonómico, el avance todavía no es significativo; sin embargo, recalcó que no se puede abortar un proceso que aún no nació.

Entre los problemas encontrados, dijo que la Gobernación todavía actúa como prefectura y la Asamblea Legislativa como  asamblea departamental, aspecto que devela el legado de un Estado unitario pasado.

Analistas ven lento avance

De acuerdo a Fernando Mayorga, director del Centro de  Estudios Superiores Universitarios (CESU) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), el proceso autonómico registra un “escaso” y “lento” avance.

Entre las razones se destaca que no hay una vocación autonómica del Gobierno actual sumado a que al interior de las instituciones, como ser la Gobernación o Alcaldía, existen problemas internos y de coordinación vertical y horizontal con todas sus instancias.  Para el sociólogo e investigador Jorge Komadina el problema es político porque  todavía no se pudo romper con el “imaginario centralista”, además de que falta construir liderazgos que produzcan una visión propia de desarrollo.

Rafael López, director de Autonomía Departamental del Ministerio, dijo que el desafío que se tiene que encarar radica en que la autonomía sea una realidad construida localmente, desde abajo hacia el nivel central. Respecto a la sensación de lentitud del proceso, expuso que éste tiene la capacidad de ir más rápido.

Por otro lado, el senador por Cochabamba Adolfo Mendoza  opinó que lo importante no es cuánto demore o cuál sea la velocidad del proceso de la construcción autonómica, sino el tipo de comunidad política que se quiere construir.



Últimas noticias