No se encontró noticias con cochabamba AND censarán AND 34 AND mil AND empadronadores
En Cochabamba censarán 34 mil empadronadores
Local

20 de diciembre del 2014. Actualizado a las 18:12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa CENSO | A pocos días de su realización, el operativo ingresa a su recta final con el reclutamiento y capacitación de empadronadores, y la difusión de las características de la boleta censal

En Cochabamba censarán 34 mil empadronadores

Por Katiuska Vásquez - Los Tiempos - 10/11/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Alistan material para el Censo 2012. - José Rocha Los Tiempos

Alistan material para el Censo 2012. - José Rocha Los Tiempos

 

Hace 11 años que se realizó el último conteo de bolivianos y es ahora cuando se pondrá en marcha nuevamente el mayor operativo estadístico del país: el Censo Nacional de Población y Vivienda (CNPV) 2012, para saber cuántos somos, quiénes somos, de dónde provenimos, a qué nos dedicamos y cómo vivimos. 

El día del censo, saldrán a las calles más de 239.000 empadronadores. Y, 34.000 de ellos se abocarán a recorrer los hogares del campo y la ciudad de Cochabamba para realizar el cálculo oficial de la población. Se estima que sólo en Cercado se requerirán 14.000 empadronadores.

El objetivo de los empadronadores es recoger información fidedigna para realizar una radiografía que permita una planificación estratégica que apunte a mejorar la calidad de vida de los bolivianos. 

El operativo censal ha confiado a los empadronadores entre 18 y 20 viviendas, en el área urbana, y hasta 50 en el área rural. El día del censo las personas deberán responder 49 preguntas, en al menos media hora. 

Los empadronadores levantarán los datos del “hogar censal”, que es el espacio en el que habitan una o varias personas, unidas o no por vínculos familiares, que comparten el techo y el presupuesto. 

El conteo durará un día en la ciudad y el área metropolitana, donde están las áreas amanzanadas; y hasta tres días en las zonas rurales o áreas dispersas. Existirá un responsable de sector por cada seis empadronadores y un responsable de zona por cada 13 responsables de sector.  

Aunque de hecho el censo será el 21 de noviembre, muchos de los jefes de sector y empadronadores han hecho un reconocimiento del segmento censal que tendrán a su cargo ese día. 

A pocos días del censo, aún están latentes los cuestionamientos de los objetivos extracensales del operativo estadístico. 

Según la responsable del CNPV en Cochabamba, “el hecho de preguntar las características de los techos, paredes, piso, pertenencia y otros cuestionamientos no debería generar ningún miedo o prejuicio de dar sus datos. Son prejuicios que no estaban bien fundados”.

Además de despejar los cuestionamientos sobre el censo, los responsables del operativo han enfocado sus esfuerzos en capacitar a los empadronadores. Por ello, se apeló a estudiantes de últimos cursos de secundaria de los colegios públicos y particulares, para llegar hasta los últimos rincones con la boleta censal.

La responsable del CNPV en Cochabamba, Teresa Polo, manifestó que una de las prioridades fue conseguir empadronadores “que vivan en las mismas zonas. Esa es la razón por la cual estamos llegando, de manera prioritaria, a estos colegios”. 

Datos serán confidenciales 

 

Ante los mitos que se han generado sobre los objetivos extracensales, la responsable departamental del operativo informó que todos los censos tienen la única finalidad de brindar datos sobre las características habitacionales, educativas, ocupacionales, de salud y otras como la migración interna y externa. 

Todos los datos que se dan en la boleta censal son confidenciales. “Es un mito que se vayan a hacer preguntas para aumentar impuestos. En todos los censos (desde 1976) han sido similares o hay alguna otra pregunta que se ha planteado de manera diferente”, sostuvo Polo. 

Explicó que “si se agarra la boleta de otros países, son parecidas, porque son recomendaciones internacionales. Se pregunta sobre las características habitacionales y tenencia de la vivienda, para medir el déficit de vivienda”. 

Según Polo, si una mayoría contesta que tiene vivienda propia, “sería absurdo que esté haciendo planes de vivienda; sin embargo, eso no me dice que el tema de vivienda está totalmente satisfecho”. 

“Los datos que tenemos de 2001 ya no son los más adecuados para realizar una planificación. El objetivo es atender las necesidades tanto sociales como económicas de la población. En ese marco, yo insto a todos y todas a participar”, concluyó Polo. 

 

 

Censarán zonas con conflictos

 

Las personas que viven en las zonas con conflictos limítrofes serán censadas sin que sus respuestas incidan en la resolución de la controversia. 

Según el gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, con la finalidad de evitar que estos problemas empañen el censo se tomarán previsiones en coordinación con el Ministerio de Autonomías, que es la instancia que debe notificar a los responsables del proceso censal sobre los municipios con conflictos. 

De acuerdo con el Gobernador, a través de la Unidad de Límites se elaboró un informe preciso, mapeado de las áreas y municipios, donde existen diferencias por límites. 

“Los conflicto de límites se ha explicado ampliamente a los concejales y alcaldes. Creo que esta situación no puede impedir la realización del censo nacional; sin embargo, se han tomado las previsiones y explicado las características del censo a las autoridades que tienen susceptibilidad sobre este tema”, sostuvo Novillo. 

Al respecto, la responsable del CNPV en Cochabamba, Teresa Polo, explicó que es habitual que los municipios tengan un código que puede ser 1, 2, 3 u otro. Sin embargo, en las regiones con problemas limítrofes se puede aplicar el código “cero”, de acuerdo con el informe que envíe el Ministerio de Autonomías. 

Según Novillo, “se ha tomado en cuenta cada una de las situaciones para que el CNPV se realice a través de los mapas censales que existen y no se impida la realización del mismo, sino más bien se genere una categoría censal, denominada cero, conde estarían censados los lugares en que se encuentra el conflicto de límites”. 

Emitirán Auto de Buen Gobierno 

 

El día del Censo Nacional de Población y Vivienda habrá inamovilidad. La restricción regirá desde las 0:00 horas del 21 de noviembre. Durante esa jornada, todas las personas deben permanecer en sus hogares, para recibir a los empadronadores. 

El 21 de noviembre ha sido declarado un día no laborable, con suspensión de actividades públicas y privadas, cierre de fronteras y circulación de vehículos restringida. El censo comenzará a las 7:00 y el Auto de Buen Gobierno regirá hasta las 24:00. 

Según la responsable departamental del censo, “debe haber inamovilidad: las personas no deben desplazarse de un lugar a otro, deben esperar a los empadronadores en sus domicilios. El censo es esencial, todas las personas que serán censadas deben estar ahí”. 

Preguntas

El próximo censo ha despertado diversas reacciones entre los investigadores,  analistas y sectores de la población sobre algunas de las preguntas, como la pertenencia a algún pueblo indígena, originario campesino o afroboliviano. 

Sin embargo, los organizadores enfatizan las utilidades del censo para tener una radiografía de las principales necesidades sociales y económicas de la población, definir políticas y acciones, para la distribución equitativa de los recursos y formular nuevos planes. 

Escaza tradición censal 

 

Aunque las normas internacionales recomiendan realizar un censo de población y vivienda cada 10 años, Bolivia es un país de escaza tradición censal. 

En el lapso de 175 años de vida republicana, contados desde el primer censo de 1831 hasta el último en 1992, se efectuaron 10 censos de población y cuatro de vivienda. 

Sin embargo, hay quienes consideran que los primeros seis conteos entre 1931 y 1900 apenas fueron recuentos poblacionales. Fue a partir de 1950 cuando recién se ejecutó un censo demográfico que, además de obtener información sobre el número de habitantes y su distribución espacial, recogió datos sobre las características sociales y económicas de la población, porque por primera vez se incorporaron preguntas sobre vivienda. 

Los posteriores censos nacionales de población y vivienda que se realizaron en Bolivia fueron en 1976, 1992 y 2001. Según los antecedentes, el del presente año será el XI Censo Nacional de Población y el V Censo Nacional de Vivienda.

Toda la información del censo será procesada con equipos de tecnología digital. La información será sistematizada de acuerdo al crecimiento demográfico, el crecimiento de la vivienda, nivel de educación, nivel de salud, nivel de empleo, las características de la migración y la población según pueblo indígena. 

Los responsables del censo han habilitado la línea gratuita 800-104910 y las páginas www.censosbolivia.bo y www.ine.gob.bo. 

 

 

 

 

CAPACITACIÓN 

 

Los responsables del CNPV priorizaron la capacitación de empadronadores en el área rural. 

A menos de 10 días del censo, se tiene cubierto el 90 por ciento del requerimiento de empadronadores.

Uno de los primeros municipios en concluir la capacitación fue Cliza. El ritmo de trabajo fue similar en Aiquile, Independencia y el trópico cochabambino. 

Las brigadas de capacitación se desplazaron a las provincias y de ahí avanzaron hacia la región metropolitana. 

La estrategia fue avanzar de la parte dispersa (rural) a la parte amanzanada (metropolitana). 

ENTREVISTA 

 

Teresa Polo, responsable CNPV 

Cochabamba.  

“No es obligatorio 

dar el nombre”

La boleta censal consta de tres partes. La primera, relacionada con los datos de vivienda y que va de la pregunta 1 a la 19, puede responder el responsable del hogar. La segunda, relacionada con el hogar, abarca tres preguntas: 20, 21 y 22, en las que se piden datos sobre migración, mortalidad y discapacidad. 

La tercera parte, a partir de la pregunta 23 a la 49, se refiere a la población y debe responder cada uno de los miembros del hogar. 

En esta etapa se pregunta la relación de parentesco, si tiene cédula o carné de identidad, y a dónde se acude cuando está enfermo.  

No es obligatorio que la persona dé el nombre. Esa parte no se procesa, es un referente para la entrevista. 

Las respuestas tienen que ser lo más específicas posible, sobre todo en la parte de la población económicamente activa.

“A las personas que son económicamente activas se les pregunta el sector. Eso nos va a permitir mostrar cuántas personas están en el sector agrario, manufacturero o de servicios”, dijo Polo.

También es importante la ocupación y si están en puestos jerárquicos u otros. La información tiene que ser fidedigna sobre si es profesional, gerente, director, trabajadora del hogar, profesor o lavandera. 

Cuando esos datos se crucen con la información de sexo se sabrá si hay más mujeres que son enfermeras, secretarias o trabajan por cuenta propia. En la categoría ocupacional también se verá si son o no asalariados. 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.


Últimas noticias