Local

Jueves 31 de julio del 2014. Actualizado a las 22:28 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa OPOSICIÓN | El Codac y el Colegio de Arquitectos se pronunciaron en contra de la ampliación del límite sur del Parque Nacional Tunari hasta la cota 2.850, que fue planteada con un anteproyecto de ley, por los campesinos de Cochabamba

Ambientalistas proponen canal o bosque sobre la cota 2.750

Por Gisela Alcócer Caero - Los Tiempos - 18/03/2013


Asentamientos ilegales encima de la cota 2.750 que es el límite sur del Parque Nacional Tunari. - Carlos  López Gamboa Los Tiempos

Asentamientos ilegales encima de la cota 2.750 que es el límite sur del Parque Nacional Tunari. - Carlos López Gamboa Los Tiempos

Un bosque de árboles nativos que tenga al menos 100 metros de ancho o canales de infiltración que demarquen claramente el límite sur del Parque Nacional Tunari, son las propuestas efectuadas por el Comité de Defensa del Medio Ambiente (Codac) y el Consejo Asesor del Colegio de Arquitectos de Cochabamba, para preservar la zona de recarga de acuíferos del departamento de Cochabamba, que provocó la prohibición, mediante una ley, de construir encima de la cota 2.750.

Estas propuestas fueron formuladas por dos representantes de entidades ambientalistas, después de que en una reunión, que duró toda la mañana del sábado pasado, entre campesinos, Bartolinas, funcionarios del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), representantes de la Asamblea Departamental de Cochabamba, la Brigada Parlamentaria y habitantes de los parques Tunari y Carrasco, se informara que se considerará la posibilidad de plantear subir el límite sur de 2.750 metros a 2.850.

“No podemos aceptar que por intereses sectoriales que no piensan en el bien común se dañe al Parque Nacional Tunari”, dijo la presidenta del Consejo Asesor del Colegio de Arquitectos, Natalia Vega, quien además sostuvo que los comunarios de la zona están mal informados sobre la Ley de Protección del parque, que establece que continúen cultivando productos agrícolas muy rentables y puedan acceder a proyectos de desarrollo que los beneficiarían económicamente, siempre y cuando mantengan su calidad agrícola y no permitan la urbanización de la zona.

La representante de la institución colegiada recordó que hace varios meses, desde esta instancia, ya plantearon la propuesta de construir sobre el límite establecido en la región sur del Parque Nacional Tunari, la cota 2.750, canales de infiltración que permitan, en primer lugar, establecer el límite hasta el que puede llegar la urbanización y, en segundo lugar, mejorar el sistema de recarga de acuíferos.

“La ampliación del área urbanizable hacia una cota más elevada significaría sobre todo un retroceso en las medidas que en su momento fueron definidas en el ámbito estrictamente técnico, como absolutamente indispensables para proteger las recargas acuíferas”, dijo Jamie Ponce, del Codac, quien agregó que permitir la urbanización de esta zona, promoverá asentamientos descontrolados en el área protegida.

“La definición de la línea final urbanizable debiera establecerse sobre la base de un gran acuerdo social e institucional que involucre a todos los cochabambinos y que implique además una demarcación con una franja de 100 metros de bosque a lo largo de toda el área que se defina como límite de urbanización”, planteó Ponce como medida a asumirse.

Vega informó que mañana martes todos los representantes del Foro Cochabambino del Medio Ambiente (Focomade) se reunirán mañana martes para decidir qué acciones se asumirán, porque, según explicó, “esa visión atenta contra el patrimonio nacional y no puede ser solucionado de esa manera”.

En la reunión del sábado, los campesinos también decidieron que elaborarán nuevas políticas para las áreas protegidas del departamento, nuevos planes de manejo además de la nueva normativa para la administración de estas importantes zonas.

También establecieron que los procesos judiciales instalados contra los dirigentes del Parque Carrasco queden en suspenso hasta la resolución de conflictos por asentamientos.

Títulos a cambio de cinco árboles

Los Tiempos tuvo acceso a un anteproyecto de ley que fue elaborado por la Federación Sindical Única de Campesinos de Cochabamba. La normativa, que tiene como fecha para ser promulgada el mes de abril del 2013, en su artículo 9 establece las condiciones en las que se daría un Plan de Extensión Parcial, que consiste en “ampliar el área urbanizable de la cota 2.750 hasta la cota 2.850 sobre el nivel del mar, a objeto de consolidar construcciones y fraccionamientos que estén evadiendo el pago de impuestos”.

Este documento establece que en todos los terrenos consolidades “cada propietario está obligado a plantar, cuidar su crecimiento de cinco árboles (frutal, forestal, ornamental o medicinal).

El representante del Comité de Defensa del Medio Ambiente Cochabamba (Codac), Jaime Ponce, explicó que este incremento de 100 metros sobre el nivel del mar, podría significar la legalización de terreno urbanizable en varios kilómetros dentro del área protegida, pues este límite depende de la pendiente, la altura de la región, la cercanía de la montaña, etc.

“Más allá de una revisión de una línea divisoria imaginaria que se establece, lo único que significaría es promover la urbanización de toda el área crítica y boscosa del Parque Tunari, ya que en el futuro los nuevos márgenes tampoco se respetarían”, concluyó Ponce.



Últimas noticias