Local

Viernes 28 de noviembre del 2014. Actualizado a las 19h26 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa MEGA PROYECTO | El Gobernador de Cochabamba calificó a la empresa italiana que se retiró del consorcio, que construye la represa de Misicuni, como una “grandi mamada”

Novillo insta a empresa a resolver problema interno

Por Katiuska Vásquez - Los Tiempos - 16/05/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El gobernador Edmundo Novillo en conferencia de prensa sobre Misicuni, ayer. - Daniel  James Los Tiempos

El gobernador Edmundo Novillo en conferencia de prensa sobre Misicuni, ayer. - Daniel James Los Tiempos

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, instó ayer a la empresa italiana Grandi Lavori Fincosit (GLF) a resolver sus diferencias internamente con el Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, del cual formó parte hasta marzo de 2013 y que actualmente construye la represa de 120 metros de alto.

“Grandi Lavori, si tiene problemas en el consorcio, debe resolverlos dentro del consorcio”, afirmó Novillo.

Ante el anuncio de la empresa italiana de dar por “resuelto” el contrato, firmado entre el Consorcio Hidroeléctrico y el Estado boliviano en mayo de 2009, porque las observaciones técnicas que realizó no fueron atendidas y por desacuerdos con la supervisión, el Gobernador se pronunció y argumentó que las obras continuarán.

“Desde el punto de vista jurídico, el contrato se suscribió con un consorcio, no con una sola empresa”, sostuvo Novillo.

El 28 de marzo la empresa italiana notificó a la Gobernación, a la Empresa Misicuni y a las demás empresas del consorcio, que se alejaba del proyecto “por falta sobrevenida de sus elementos esenciales, debido a hechos imputables a la empresa contratante y conmina al resarcimiento de todos los daños”.

De acuerdo con el Gobernador, la empresa italiana es un integrante más del Consorcio Hidroeléctrico Misicuni, que cuenta con un representante (Martín Rovira). “Por la información que tengo, el consorcio continúa trabajando”.

El Gobernador, además, calificó a la empresa italiana como una “grandi mamada”, remarcando que se refería en el lenguaje popular cochabambino. Manifestó que mientras las demás empresas que componen el consorcio (cuatro extrajeras y una boliviana) continúen trabajando, las obras en el proyecto continuarán.

Los asambleístas del Movimiento Sin Miedo y de Todos Por Cochabamba, Mario Orellana y Henry Paredes, respectivamente, expresaron que mantienen su pedido de convocar al presidente de Misicuni, Jorge Alvarado, al apoderado del consorcio, Martín Rovira, y al representante de la Gobernación en el directorio de Misicuni al pleno de la Asamblea, para que expliquen la situación del contrato.

OPINIONES DIFERENTES SOBRE EL CONSORCIO

Henry Paredes, asambleísta TPC

El Ministerio del Agua debe llamar a todo el consorcio. En términos contractuales hay dos personas que firmaron el contrato con el Estado: Raúl Maggioni y Martín Rovira. Si Maggioni dice que la empresa italiana ya no está, entonces quién queda como contraparte: Martín Rovira (el apoderado), a quien no conocemos.

Edmundo Novillo, gobernador Cochabamba

Alguna vez, alguien dijo, cuando analizábamos este tema —en el lenguaje popular cochabambino— que Grandi Lavori realmente había sido una “grandi mamada”, porque nunca asumió su rol en el contrato y sí lo hicieron los otros miembros del consorcio. Mientras el consorcio cumpla, para nosotros las obras continúan.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.


Últimas noticias