Local

Jueves 23 de octubre del 2014. Actualizado a las 21:54 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa MEDIO AMBIENTE | El Comité de Defensa del Parque Nacional Tunari expresó su rechazo al anuncio de cambiar la Ley 1262, que define los límites del área protegida, luego de un conflicto con las comunidades próximas a la represa de Misicuni

Crecen amenazas contra límites del Parque Tunari

Por Katiuska Vásquez - Los Tiempos - 25/08/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El bloqueo de caminos de las comunidades cercanas a Misicuni, que piden cambiar la ley de límites del Parque Tunari. - Los Tiempos  | Usuario

El bloqueo de caminos de las comunidades cercanas a Misicuni, que piden cambiar la ley de límites del Parque Tunari. - Los Tiempos | Usuario

Las construcciones aumentan a paso acelerado en el Parque Nacional Tunari y están por encima del límite permitido de la cota 2.750 metros sobre el nivel del mar (msnm). Hay viviendas humildes, mansiones y otras en construcción. Las urbanizaciones han desbordado los controles y las acciones para contener el avance de la mancha urbana hacia la zona de los acuíferos.Estos son insuficientes al punto que ni siquiera se ha comenzado con el estudio para el plan de manejo integral que continúa en fase de licitación.

Según el Comité de Defensa del Parque Tunari las amenazas contra el Parque Nacional Tunari se han incrementado tras la suscripción de un convenio entre la Gobernación, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), la dirección del Ministerio de Medio Ambiente que resolvieron con la Central Campesina de Misicuni cambiar la Ley 1262, que en 1991 definió los límites del Parque Nacional Tunari. Uno de los cinco puntos del acuerdo es la redacción de una nueva ley a través de una comisión  interinstitucional.

Según el asesor General de la Gobernación, Freddy San Millán, las comunidades que están dentro del parque, como la Central Misicuni, argumentan que la ley se constituye en un freno para las actividades agrícolas de las poblaciones.

Para la representante del Comité de Defensa del Parque Tunari, Natalia Vega, el cambio de la ley de límites persigue que los loteadores concreten sus planes de urbanizar el área protegida, con consecuencias irreversibles para el medio ambiente por la pérdida y contaminación de la zona de los acuíferos, que es la principal fuente de agua que abastece a los pozos y vertientes.

Según el representante de Planeta Azul, Carlos Mendoza, la postura de la organización es pedir la protección del Parque Tunari, para que no haya mayor deforestación. “Los árboles oxigenan nuestro aire, cada vez vemos que se sigue deforestando y si eso continúa no vamos a lograr tener una calidad de vida”.

El representante del Movimiento Justicia y Paz, Miguel Morales, expresó que el Parque Tunari es considerado uno de los pulmones de la ciudad, si es que se afectaría este parque se afectaría la calidad del aire. “Nuestra posición como movimiento es siempre luchar por el medio ambiente, que es un carisma de los franciscanos y en favor de aquellas plantas y animales que necesitan un apoyo”.

En tanto que la representante del Comité Cívico Femenino, Amanda Rico Toro, manifestó que con la decisión de elaborar una nueva ley para el parque “nos están quitando nuestro derecho al disenso inclusive, tenemos el derecho de reclamar no sólo por nosotros; sino por nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos”.

Para un representante de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve), Edgar Sandoval, dijo que el sector protesta porque la Gobernación accedió a firmar un acuerdo para cambiar la ley sin consultar a otros sectores. “Toda la ley que no es consensuada tampoco será bien acatada, esta preocupación está dirigida a que cuando se haga una ley se consulte a todo el pueblo. El hecho que se pretenda subir el límite de la mancha urbana al norte de la ciudad de los 2.750 a 2.850 es una atentado a los derechos de los ciudadanos urbanos, porque afecta a varios beneficios del parque”. 


EL COMITÉ DE DEFENSA DEL PARQUE NACIONAL TUNARI

NATALIA VEGA, COMITÉ DEFENSA DEL TUNARI

“No se puede negociar la ley del parque”

Estamos escandalizados, porque creo que a la autoridad se la ha elegido para que nos represente a todos y no a intereses sectarios. Son unos cuantos que quieren vivienda ilegal y la autoridad en lugar de proponer un plan de vivienda, negocia la ley. Todas las autoridades han querido modificar la ley, para subir la cota 2.750 y al final dar gusto a los loteadores, que incurren en delitos que deberían ir a la Fiscalía.

En realidad es abrir puertas para perder lo poquísimo que queda con la zona de recarga acuífera. ¿Qué hará la autoridad, con una Cochabamba que no va tener agua? Pero, no sólo son los recursos hídricos, sino los servicios ambientales que conlleva la creación del Parque Tunari, que ha sido la única planificación del territorio.

 JOHN ZAMBRANA, FOCOMADE

“Se necesita un reglamento operativo”

 

Nosotros creemos que no es necesario cambiar la ley o plantear otra propuesta; sino más bien lo que debería hacerse es cumplir las dos leyes vigentes y para hacerlas más operativas hay que reglamentarlas, para que se específique lo que plantea la norma, poner las restricciones y facilitar algunas actividades para las comunidades. La ley reconoce la ganadería, piscicultura y otras, pero para los agricultores del sector. No es como ellos dicen, que les prohibe todo. También es necesario hacer la zonificación del Parque Tunari, donde se definan las áreas para el uso de las comunidades y sus actividades tradicionales. Pero, también hay que establecer las zonas para recuperación y reforestación. En vez de estar viendo los cambios a la ley hay que trabajar en la reglamentación.

MARIO RODRÍGUEZ, SOCIEDAD HISTORIA NATURAL

“El conflicto es en la zona de transición”

El Parque Nacional Tunari se divide en tres partes: la zona de las laderas hasta 2.750 msnm, la zona de transición entre los 2.750 y 3.000, a partir de los 3.000 está la cordillera.  La zona intermedia o de transición es la del problema, porque hay una invasión de las urbanizaciones.

En 1994, se sacó una ordenanza para hacer un jardín botánico en el Parque Tunari, entre las torrenteras Cantarrana, Aranjuez y Chaquimayu, sobre 80 hectáreas, pero todo se lo han loteado. Bolivia no tiene un jardín botánico y es una ofensa a un gran científico como Martín Cárdenas. Entonces, se vulneró la ley del Parque Tunari y la Constitución. Ahora va a suceder lo mismo que con el Tipnis, porque ya tienen comprometida la tierra a grandes empresas y el lugar va a lotearse.

LOS DATOS

1 El Tunari fue declarado  Parque Nacional por Decreto Supremo 6045 en 1962, la Ley 253 de 1963 y el Decreto Supremo 15872 de 1978. Sus límites se ampliaron mediante Ley 1262 de 1991. Ahora se pretende cambiar la ley que definió los límites del parque.

2 La cordillera del Tunari se constituye en una reserva natural del valle y alberga a la principal reserva de acuíferos, que abastecen a los más de 1.400 pozos que existen en la región metropolitana. La urbanización pone en riesgo la provisión de agua.

3 El Comité de Defensa del Parque Tunari cuestiona que el Sernap delegue a una consultora la realización del plan de manejo del Parque Tunari y considera que el estudio debe ser realizado por instituciones como las universidades.

4 Un estudio para el Plan Metropolitano de Agua Potable y Alcantarillado reveló que al menos un 40 por ciento de la zona de los acuíferos del Parque Tunari ha sido invadido por la mancha urbana. El impacto se ve también en la merma de agua para los pozos.

5 La investigación del Centro de Planificación y Gestión (Ceplag) determinó que la zona de recarga de acuíferos abarca 48.000 hectáreas, de las cuales la mancha urbana ya invadió 18.900. El Comité pide declarar santuario el área de los acuíferos.

6 En el Parque Tunari existen 150 comunidades campesinas que han habitado en el parque desde antes de que fuera declarado como área protegida. Sin embargo, existen alrededor de 5.000 construcciones ilegales, que buscan ser reconocidas.

7 El Comité de Defensa del Medio Ambiente exige sanciones para los loteadores y el resarcimiento de los daños ocasionados a la zona protegida, como consecuencias del avance de las urbanizaciones. Así como la reactivación de la Unidad Gestora.

NORMATIVAS Y PELIGROS

PARA CONTROLAR Y FISCALIZAR AL SERNAP

Piden activar Unidad Gestora

Según el representante del Foro Cochabambino del Medio Ambiente (Focomade), John Zambrana, es urgente reactivar la Unidad Gestora del Parque Nacional Tunari, que está contemplada en la ley. Pero, ninguna institución ha tenido la voluntad para organizar la unidad gestora, que es la instancia de planificación, seguimiento y control de toda la gestión que realiza el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

“Es falso que las comunidades no conocían la Ley 1262, porque cuando se han trabajado los planes de desarrollo municipal ha estado incorporado el parque, como una ventaja para las comunidades, porque pueden producir con la etiqueta de agroecológico y recuperar actividades que se han perdido”, dijo.

Los Tiempos se contactó con la directora departamental del Sernap, Teresa Morales, para conocer si ella conocía los alcances del convenio que firmó la Gobernación con la Central Campesina Misicuni, para cambiar la ley de límites. Pero, en las dos ocasiones expresó que se encontraba con una agenda recargada. Anunció que luego dará su versión.

EL CAMBIO DE LA LEY 1262

El parque está en riesgo límite

Los ambientalistas que integran el Comité de Defensa del Parque Tunari consideran que la intención de cambiar la Ley 1262 es un intento más para regularizar los asentamientos ilegales, promovidos por clanes familiares, que cada día avanzan más dentro del área protegida, por encima del límite de la cota 2.750 msnm. La modificación de la norma representa un riesgo, según el Comité de Defensa, para modificar el límite de la cota y con ello se pone en riesgo la zona de la recarga de acuíferos, que abarca alrededor de 48.000  hectáreas. Se estima que actualmente ante la falta de control se han invadido 18.000 hectáreas, que se hallan contaminadas con aguas servidas, que afectan a los pozos.

“Se busca recorrer el límite sur y lo que se quiere es regularizar todos esos asentamientos ilegales, lo que conllevaría un desastre ambiental y cambiar la denominación de área protegida”, añadió el representante de Focomade. Los represetantes de Fedjuve, Edgar Sandoval, y del Comité Cívico Femenino, Amanda Rico Toro, consideran que cualquier cambio de la ley requiere de una consulta a la sociedad civil y sus organizaciones.

PROYECTO DE LEY

Prevén sancionar a loteadores

El Comité de Defensa del Parque Tunari manifestó su acuerdo con el proyecto de Ley “Delitos contra los Derechos de la Madre Tierra y la Soberanía y Seguridad Alimentaria”, que presentó la Brigada Parlamentaria de Cochabamba, que se elaboró con el objetivo de preservar la tierra con fines productivos y evitar el tráfico y asentamientos ilegales.

La propuesta contempla la creación de cuatro nuevas figuras penales: tráfico de tierras; ocupación de hecho de la tierra; autoridades o servidores públicos en contra de los derechos de la Madre Tierra; y contribuciones y ventajas ilegítimas en contra de los derechos de la Madre Tierra.

Según la representante del Comité de Defensa del Parque Tunari, Natalia Vega, la propuesta es un intento por endurecer las sanciones contra lo loteadores. Sin embargo, en el caso del área protegida se requiere reglamentar la Ley 1262 más que cambiarla.

En cambio, el ambientalista Marcelo Delgadillo, expresó que ya existe suficientes leyes y que el problema es su aplicación, que es relegada  constantemente por falta de voluntad de las instituciones.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.


Últimas noticias