Nacional

Martes 23 de septiembre del 2014. Actualizado a las 19h40 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Disuelven la PTJ y crean la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen

Por Redacción Central - Los Tiempos - 19/04/2006


La Paz | Abi.- Por graves indicios de corrupción y vínculos que tenían algunos de sus miembros con delincuentes, la Policía Técnica Judicial (PTJ) de La Paz fue intervenida ayer por el Comando General de la Policía por instrucción del Ministerio de Gobierno.

El inspector General de la Policía, Juan Carlos Saa Manzaneda, y el director Nacional de Responsabilidad Profesional, José Mena, fueron los encargados de efectivizar la intervención de la PTJ, cerrando las puertas de estas dependencias para la investigación y la evaluación del personal, que se indicó, muchos estarían comprometidos con actividades delictivas.

Asimismo, se tomó la decisión de disolver la PTJ a nivel nacional y hasta mañana jueves crear la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), con una nueva organización y personal capacitado en el campo de inteligencia criminal. La reestructuración se realizará en todo el país.

La Felcc contará con los departamentos nacionales de análisis criminal, inteligencia, de planificación, policía científica, control y manejo de crisis, servicios administrativos, control de delitos comunes y del crimen organizado.

La ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, junto al comandante general de la Policía, Isaac Pimentel; el sub comandante general, Luis Caballero y los directores nacionales de Administración y Personal, oficializaron en una conferencia de prensa la decisión de intervenir la PTJ La Paz y remover a todo el personal desde el director nacional, Edgar Escobar, pasando por los coroneles Celso Zurita y Alberto Aracena.

Doble asesinato

La ministra de Gobierno, Alicia Muñoz, informó que en el secuestro y posterior asesinato de los turistas austriacos Katharina Koller y Peter Kirsten Rabitsch estuvo implicado el subteniente Paolo Santos Mengoa, siendo este uno de los casos que motivó la intervención.

Precisó que si no hubiera sido la acción del juez de Sucre, Marcelo Barrios, quien puso en libertad al avezado delincuente, Ramiro Milán Fernández, alias "El Choco", quizás no se hubiera tenido que lamentar la muerte de la pareja de austriacos.

El comandante general de la Policía, Isaac Pimentel, al confirmar la intervención, recordó que Ramiro Milán Fernández fue aprehendido en 2005 por el secuestro de militares franceses en Sucre. El 2 de septiembre ingresó al penal de San Roque de esa ciudad, pero salió en libertad por orden del juez Marcelo Barrios Arancibia, el 2 de noviembre de 2005.

El fiscal de Materia en lo Penal, Julio César Sandoval no hizo ninguna representación legal de la documentación presentada por Milán, quien solicitó su libertad.

En febrero de este año, se tomó una entrevista al subteniente Paolo Santos Mengoa, y se solicita al fiscal Sergio Céspedes, la imputación formal por serios indicios de culpabilidad existentes, a través de numerosas llamadas intercambiadas con Milán.

El 3 de abril de 2006, en el cementerio de la Av. Periférica, en ocasión de la exhumación de los cuerpos de los dos austriacos se volvió a pedir al fiscal Sergio Céspedes, la imputación formal contra el oficial Paolo Santos Mengoa, pedido que no fue escuchado hasta el momento.

Entierran restos de la pareja

La pareja de turistas austríacos Katharina Koller, de 25 años, y Peter Kirsten Rabitsch, de 28, llegaron a Bolivia el 24 de enero pasado y dos días después desaparecieron sin dejar rastro hasta que la Policía halló sus cadáveres el 3 de abril en un cementerio de la periferia de La Paz.

Unos 200 amigos y familiares se congregaron ayer en un cementerio de Viena para dar un último adiós a la joven pareja austríaca asesinada.

El fiscal a cargo del caso, Sergio Céspedes dijo ayer que durante la investigación se detectó que hubo cuatro llamadas entre un agente de la Policía Técnica Judicial (PTJ) de La Paz y Ramiro Milán, acusado de ser el jefe de la banda que asesinó a los turistas para robarles.

Según el fiscal, las llamadas telefónicas se produjeron durante el mes de febrero, cuando la Policía buscaba a la pareja de austriacos, cuyos restos ya fueron repatriados.

El policía, suspendido, admitió haber conversado con Milán, pero explicó que las llamadas fueron para pedir información sobre la investigación de un robo, agregó Céspedes.

El agente también aseguró al fiscal que, cuando mantuvo los contactos telefónicos, desconocía que Milán era el principal sospechoso del asesinato de los austriacos.

Vinculados con el doble asesinato hay tres personas detenidas que se encuentran en el penal de San Pedro, mientras que otra, que también tuvo contactos telefónicos con Milán, fue puesta en libertad por un juez.


Últimas noticias