Nacional

25 de octubre del 2014. Actualizado a las 15:29 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Nuevo decreto reivindica derechos Laborales eliminados por el 21060

Por Redacción Central - Los Tiempos - 4/05/2006


Bolpress y Agencias.-Uno de los decretos emitidos anoche por el gobierno elimina el artículo 55 del decreto 21060, disposición que permitía a los empresarios despedir sin justificación a los trabajadores a los tres meses de ser contratados para evitar el pago de beneficios sociales.

Los derechos civiles, políticos y sociales, los tres componentes de la ciudadanía moderna construida a fuerza de lucha y esfuerzo de los trabajadores, fueron mutilados imperdonablemente a partir de 1985, cuando el neoliberalismo precarizó el trabajo con el decreto 21060. Esa disposición convirtió a la fuerza laboral boliviana en una de las más desprotegidas del continente e hizo retroceder los derechos del trabajador al siglo XIX.

"El 21060, decreto triste y marcado en la memoria trágica tuvo como núcleo el artículo 55 referido a la estabilidad laboral. Esta disposición contravenía la Constitución y la Ley General del Trabajo ganada a fuerza de revolución", explicó el Vicepresidente Álvaro García Linera durante la promulgación de los dos decretos.

El neoliberalismo fomentó la precariedad laboral, la pérdida de derechos, el maltrato de trabajadores, el abandono del Estado de sus funciones sociales básicas. Y dos millones de compatriotas, la mayoría jóvenes, emigraron del país. "Desmontar el neoliberalismo y ponerle tres cruces fue la propuesta del gobierno y cumplimos. Este decreto presidencial es el inicio del entierro de un régimen económico injusto que fue una tragedia para la economía", dijo García Linera.

Según la autoridad, la derogatoria del artículo 55 obliga a cualquier empresario a reconocer la estabilidad laboral y a no utilizar más esta disposición para deshacerse de los trabajadores. El artículo en cuestión exige al empresario ser más competitivo no a costa del salario y de la superexplotación del obrero sino del mejoramiento de la tecnología y la competitividad.

"El Estado nunca más premiará al empresario que reduce costos de operación violando los derechos de sus trabajadores. El empresariado debe saber que esa forma de abaratamiento de costos es insostenible, no es rentable despedir cada tres o seis meses a un trabajador".

El trabajador acumula conocimientos que se borran y no es productivo asumir esa forma arcaica de productividad, es mejor proteger los conocimientos trabajador que son fundamentales para cualquier empresa, justificó el Vicepresidente.

"Este capitalismo salvaje y de camarilla se acaba en Bolivia. Los empresarios están en la obligación de reconocer los derechos de los trabajadores. Si se logra ensamblar la trilogía de Estado protector, fuerza de trabajo estable y empresariado productivo en base a la tecnología el país tendrá mejores días".

Cedla: El incremento es insuficiente

De acuerdo a datos del CEDLA, la población ocupada en el área urbana del país (1.908.325 personas), que gana menos a un salario mínimo nacional alcanza a 519.807 personas (27.2%). Es evidente que este grupo destina todo su ingreso al consumo básico; por tanto, un incremento salarial a este 27% de la población, no haría variar el destino de sus ingresos en el consumo de bienes, ya que sólo serviría para acercarse a cubrir sus mínimas necesidades alimenticias, originando, al mismo tiempo, una mayor producción para atender esa demanda incrementada.

Como evidencia de lo anterior, se tiene que con el actual salario mínimo nacional sólo se puede adquirir menos del 50% de una canasta normativa alimentaria - calculada para el año 2005 en 956 bolivianos-, necesaria para una familia tipo de cinco miembros, lo que muestra las condiciones objetivas para la existencia de los altos índices de pobreza en el país. De acuerdo a estos datos, el incremento del salario mínimo a 500 bolivianos resulta aún insuficiente.


Últimas noticias

En Vídeo

24 Octubre 2014 Internacional

Bombardeos sobre Kobane

>> Ver más videos