Nacional

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 18h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Alistan declaratoria de desastre para Beni; Pando en alerta roja

Por Redacción Central - Los Tiempos - 28/02/2007


Ganado muerto en el departamento de Beni, ayer. - Redacción Central Los Tiempos

Ganado muerto en el departamento de Beni, ayer. - Redacción Central Los Tiempos

El Deber y Los Tiempos

Ante presiones de todos los sectores y después de una visita por la zona, el presidente Evo Morales anunció ayer que hoy emitirá una declaratoria de zona de desastre para las regiones más perjudicadas de Beni y que reprogramarán los créditos de los pequeños agricultores damnificados por El Niño.

Tres provincias del departamento de Beni serán declaradas zona de desastre debido al tremendo efecto socioeconómico que sufren por las inundaciones, según afirmó el Presidente de la República, después de hablar con algunos de los afectados y sobrevolar gran parte de la región. Las provincias que estarán incluidas en el decreto supremo serán Marbán, Moxos y Cercado.

Por su parte, la Prefectura de Pando declaró ayer alerta roja en todo el departamento por la crecida del río Tahuamanu que ocasionó inundaciones en los municipios de Porvenir, Bella Flor, El Sena y Gonzalo Moreno. Las primeras familias damnificadas llegan a 22 y provienen de la localidad de Cachuelitas. Este primer grupo fue trasladado a puestos de evacuación a cargo del Comité Operativo de Emergencia (COE).

Los municipios afectados, según informes preliminares de la Prefectura pandina, se encuentran en las provincias Madre de Dios y Nicolás Suárez. Una comisión prefectural se trasladó al área rural y se tiene previsto que este miércoles se tenga una evaluación más clara de los municipios y comunidades afectadas.

El prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, dictó la declaratoria de alerta roja tras la autorización de la resolución del Consejo Departamental que emitió este ente.

Según el Servicio Nacional de Defensa Civil, considera que desastre es una situación de daño grave o alteración de las condiciones normales de vida en un territorio determinado ocasionado por fenómenos naturales y que requiere de atención especial por parte de los organismos del Estado y de otras entidades de carácter humanitario o de servicio social, sean estas públicas o privadas.

El viceministro de Descentralización, Fabián Yaksic, dijo la legislación boliviana toma como sinónimos desastre y emergencia, por lo tanto la declaratoria no tiene diferencias legales. Sin embargo, admitió que el decreto que se emitiría hoy implicará un mayor esfuerzo en la zona y prioridad para la asignación de los 770,46 millones de bolivianos (Bs) que la ley prevé para las situaciones de desastres (1 por ciento del Presupuesto General de la Nación). Tampoco se descarta incluir en la declaratoria a zonas que han sufrido sequía.

Loreto, San Ignacio de Moxos y Santa Ana de Yacuma fueron las poblaciones que recibieron al Jefe de Estado, que llegó por primera vez a esos lugares, según lo expresó en sus discursos ante autoridades y pobladores, que lo recibieron con vivas, aplausos y parabienes.

Acompañado de los ministros de Defensa, Walker San Miguel, y de Desarrollo Rural, Susana Ribero, Morales salió de Trinidad, junto a un grupo de periodistas, en los dos helicópteros prestados por Argentina y que están a disposición de Defensa Civil.

En sus intervenciones ante pobladores de las localidades visitadas, dijo estar sorprendido por la desgracia que afecta a miles de personas. "No me imaginé que fuera así. Gente viviendo en canoas, ganado vacuno muerto, un efecto devastador realmente", resaltó al anunciar la construcción de 1.000 viviendas.

Morales se reunirá por la tarde con prefectos y alcaldes en Santa Cruz, también castigada por riadas e inundaciones, para aprobar un plan conjunto ante las emergencias.

Con una posible declaratoria de desastre, el Gobierno deberá diseñar una estrategia sostenida de varios años para reparar los daños causados en infraestructura habitacional y vial, además de ayudar con varios programas de recuperación a agropecuarios que fueron perjudicados, pero todo con recursos del Tesoro General de la Nación, y no como se vino haciendo hasta hoy, con recursos de las alcaldías y prefecturas que estaban destinados a proyectos de desarrollo.

Nivel de agua supera récord de 1992

El Servicio de Mejoramiento a la Navegación Amazónica informó a la AP que el nivel del río Mamoré, que amenaza a Trinidad, sobrepasó el martes en dos centímetros el límite histórico registrado en 1992. Sin embargo, "la crecida de las aguas está perdiendo fuerza y la tendencia es a la estabilización", explicó el hidrólogo Luis Philips.

El Ministerio de Salud informó que en los lugares más castigados por las tormentas e inundaciones, que ya han afectado a 72 mil familias, particularmente en Beni, se ha evidenciado el surgimiento de epidemias.

Las inundaciones causadas por las intensas lluvias del fenómeno de El Niño han afectado a más de 72 mil familias y al 65% del territorio nacional y han ocasionado destrozos en varias carreteras.

Además, las asociaciones agropecuarias del oriente del país sostienen que el desastre ya ha ocasionado 250 millones de dólares de pérdidas, por la muerte de 22.500 reses, el anegamiento de 200 mil hectáreas plantadas con soya en su mayoría, y la destrucción de carreteras. Las aguas han llegado a las puertas de Trinidad y afectado a pueblos enteros del departamento de Santa Cruz, la otra región del oriente más azotada por riadas.

BENI Y SANTA CRUZ TIENEN PÉRDIDAS POR 205 MILLONES DE DÓLARES

Lora: Nos manejamos como en desastre

- ¿Cuáles son los parámetros para declarar zona de desastre?

- No existe en la ley algo que diga claramente, dice desastre y/o emergencias. ¿Qué implica emergencia?, cuando uno tiene la capacidad para solucionar el problema que se presenta y desastre cuando sobrepasó esa capacidad y recurre a ayuda externa. Por ejemplo, en un municipio, si está en capacidad de atender esa emergencia, cuando sobrepasa es desastre.

¿Para usted, la situación de Beni es emergencia o desastre?

- Puede ser emergencia. Soy director general de emergencias y auxilio, me corresponde manejar emergencias. Pero estamos manejando esto como situación de desastre. Estamos recibiendo la cooperación internacional.

- Si se maneja la cosa como desastre, ¿por qué no se declara desastre?

¿Qué necesidad hay? Simplemente sería cambiar la palabra de emergencia a desastre.

La necesidad tal vez sea más recursos

Igual se van a emplear los recursos que están disponibles. No va a haber más o menos que esos recursos, igual se está atendiendo a las regiones. No es determinante.

¿Cuál es la diferencia en términos de recursos?

- Simplemente es cuestión de capacidades. De todas maneras el país tendría que usar todos sus recursos para solucionar el problema, estamos en capacidad. Pero recibimos cooperación internacional, y daríamos la impresión de que estamos en una situación de desastre nacional. Para mí no es muy relevante los dos términos.

Ayer el Presidente dijo que no tenía problema de declarar desastre en base a un informe. ¿Quién lo elabora y cuándo estará listo?

- Posiblemente nos pidan a Defensa Civil y nosotros diremos que ésta es la situación, entonces hablo simplemente de capacidad. De alguna manera, sigue siendo emergencia no hay ninguna terquedad, el Gobierno va a destinar el uso de recursos para atender a cada uno de los departamentos.

¿Entonces por qué la insistencia de algunos grupos de parar la declaratoria de desastre?

- Pregúnteles a ellos.

¿Si es igual, no se entiende por qué se insiste?

No sé cuáles son las intenciones, no quiero pensar mal, me limito a la parte técnica.

¿Implicaría que alguna ley no se cumpla?

Algo he escuchado por ahí, pero no quiero inmiscirme.

¿A cuánto ascienden las pérdidas?

Entre los departamentos de Beni y Santa Cruz suman 205 millones de dólares, si asignamos 25 al resto se habla de 230 a 250 millones. Esa sería la cantidad de dinero que se necesitaría para colocar al país en una situación normal.


Últimas noticias