Nacional

Jueves 30 de octubre del 2014. Actualizado a las 21:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Controversia. La Iglesia Católica ha expresado su preocupación sobre la limitación de la libertad de los padres a decidir el tipo de educación que convenga a sus hijos y las posibles tensiones que se puedan generar entre los padres de familia y la comunid

La obligatoriedad y gratuidad de la educación, armas de doble filo

Por Cartagena Jenny - Los Tiempos - 20/01/2009


educación. Estudiantes esperan la revisión de sus trabajos por parte de su profesora - Cartagena Jenny  Los Tiempos

educación. Estudiantes esperan la revisión de sus trabajos por parte de su profesora - Cartagena Jenny Los Tiempos

La obligatoriedad de la educación no sólo primaria, sino hasta el bachillerato, y la gratuidad de la educación fiscal en todos sus niveles son dos aspectos valorados del proyecto de Constitución Política del Estado (CPE) tanto por quienes están a favor como en contra de ese texto, sin embargo, inmediatamente surge en ambos la interrogante: ¿Tendrá el Estado la capacidad de hacer cumplir y cumplir lo que se está imponiendo?.

La actual CPE establece que la educación es obligatoria "en el ciclo primario", no obstante, en todo el tiempo de vigencia que tuvo este texto, los hechos han demostrado que éste en gran parte no paso de un "buen postulado", porque el Estado no ha logrado tener presencia en todo el territorio nacional y asegurar una educación gratuita sobre todo para los sectores de menores recursos económicos.

Por otra parte, cómo podrá retener el Estado a los jóvenes en la escuela hasta que completen el bachillerato, considerando que muchos de ellos desde temprana edad se ven obligados a incorporarse al ámbito laboral para autosustentarse y mantener económicamente a sus familias.

El proyecto de CPE además de ratificar la obligación del Estado de garantizar la educación ya no sólo como la "más alta función", sino como "función suprema y de primera responsabilidad financiera", amplia esa obligatoriedad hasta el bachillerato y la gratuidad de la educación fiscal en todos sus niveles, hasta el superior.

Para el ministro de Educación y ex constituyente, Roberto Aguilar, en este tema, hay que hacer una diferenciación: una cosa es incorporar en una Constitución un derecho y otra, es si puede el Estado cumplir.

Anotó que se han incorporado en proyecto constitucional componentes de obligatoriedad en aquellos aspectos que se consideran imprescindibles y fundamentales y vitales, aquellos que hacen a la vida misma, por eso el capitulo de los derechos se divide en derechos fundamentales que son derecho al nombre, vida, entre algunos, y

y luego están el derecho a la educación, el derecho a la salud, el derecho a la vivienda y el derecho a los servicios básicos, en esa prelación como derechos fundamentales. Después vienen los otros derechos, individuales, civiles, políticos, etc.

"¿Por qué se pone como derechos fundamentales?, porque hay un gran problema, eso no se ve a veces, pero existe en la realidad; es que hay niños que se mueren por falta de atención a salud, hay niños que son expulsados de la educación por falta de recursos, hay sectores que teniendo interés de acceder y continuar los estudios no lo puede hacer porque existen factores de discriminación, entonces lo que se planteó y ahí no interesa si el Estado tiene o no los recursos suficientes, sino lo que interesa es que se deben cubrir esas necesidades porque son fundamentales y el Estado tendrá que ver cómo hacerlo, es su obligación", remarcó Aguilar.

"Es un componente que obliga al Estado, por eso se pone la educación como función suprema y primera prioridad financiera", agregó al anotar que tal vez el Estado tendrá que dejar de atender otras cosas, pero no podrá desatender la educación, "es una disposición bien intencionada y direccionada".

Pese a lo valorable de estas intenciones no deja de ser preocupante para algunos sectores sobre cómo el Estado para resolver el tema financiero y como va lograr que los jóvenes sobre todo del área rural, completen el bachillerato; es decir cumplir con lo que se esta imponiendo en el proyecto de CPE, pues en algún momento un ciudadano que vea vulnerado este derecho puede plantear un amparo constitucional, entonces cómo el Estado va responder ese reclamo.

Dejando de lado estas preocupaciones relacionadas ya con la aplicación misma del proyecto de CPE, en caso de que sea aprobado en las urnas el domingo próximo y de que esos no pasen de buenos postulados", para el secretario ejecutivo de los maestros urbanos de Cochabamba, Jorge Galindo, así como para el senador opositor Tito Hoz de Vila, son dos aspectos destacados de la nueva propuesta constitucional.

Entre otros cambios destacables del proyecto de CPE, desde el punto de vista del dirigente de los maestros, es que el Estado dejará de ser simplemente el pagador de la educación, tendrá plena tuición sobre la educación a nivel de las regiones autonomías y contenidos, nadie podrá hacer lo que quiera con la educación, garantiza una educación única, se constitucionaliza la existencia de los establecimientos educativos de convenio y de la gratuidad del título de bachiller, se garantiza la inamovilidad funcionaria en el magisterio.

La libertad de los padres

Una de las principales preocupaciones de la Iglesia Católico y otros sectores de la sociedad, en el marco de las reformas introducidas en el proyecto de Constitución, ha sido el del respeto de los padres y madres de familia a elegir la educación que convenga para sus hijos. Derecho que según el Gobierno está plenamente garantizado.

Si bien esta demanda esta reconocida en el nuevo texto (artículo 88. II), por la disposición que le antecede (art. 88. I.), en el que se reconoce y respeta el funcionamiento de las unidades educativas privadas, en todas los niveles y modalidades, se reduce a la elección entre la educación privada y la fiscal, y no así al tipo de educación, a una elección que vaya más allá de que si el padre quiero o no pagar, sino al derecho a elegir una curriculum, si es confesional o no, técnico o humanista, por ejemplo, que se quiere para los hijos.

Esta observación se ratificaría por lo señalado en el Art. 78. I que dice: "La educación es unitaria, publica, universal, democrática, participativa, comunitaria, descolonizadora y de calidad".

Otra de las preocupaciones de la Iglesia, son las posibles tensiones que se puedan generar, por la ambigüedad de las disposiciones incluidas en el nuevo texto, entre los padres de familia, la sociedad y la comunidad en su participación en el sistema educativo, mediante "organismos representativos en todos los niveles del Estado y en las naciones y pueblos indígena originario campesinos. Su composición y atribuciones estarán establecidos en la ley".

DIFERENCIAS EN EL TEXTO CONSTITUCIONAL

EL VIGENTE

Art. 177

I. La Educación es la más alta función del Estado y, en ejercicio de esta función, deberá fomentar la cultura del pueblo.

II. Se garantiza la libertad de la enseñanza bajo la tuición del Estado.

III. La Educación fiscal es gratuita y se la imparte sobre la base de la escuela unificada y democrática. En el ciclo primario es obligatoria.

Art. 180. El Estado auxiliará a los estudiantes sin recursos económicos para que tengan acceso a los ciclos superiores de enseñanza, de modo que sean la vocación y la capacidad las condiciones que prevalezcan sobre la posición social o económica.

Art. 181. Las escuelas de carácter particular estarán sometidas a las mismas autoridades que las públicas y se regirán por los planes, programas y reglamentos oficialmente aprobados.

Art. 182. Se garantiza la libertad de la enseñanza religiosa.

EL PROYECTO

Art. 77.

I. La educación constituye una función suprema y primera responsabilidad financiera del Estado, que tiene la obligación indeclinable de sostenerla, garantizarla y gestionarla.

II. El Estado y la sociedad tienen tuición plena sobre el sistema educativo, que comprende la educación reglar, la alternativa y especial, y la educación superior de formación profesional. El sistema educativo desarrolla sus procesos sobre la base de criterios de armonía y coordinación.

III. El sistema educativo está compuesto por las instituciones educativas fiscales, instituciones educativas privadas y de convenio.

Art. 81. I. La educación es obligatoria hasta el bachillerato.

II. La educación fiscal es gratuita en todos sus niveles hasta el superior.

III. A la culminación de los estudios del nivel secundario se otorgará el diploma de bachiller, con carácter gratuito e inmediato.

POSICIONES CONTRAPUESTAS

A FAVOR DEL PROYECTO

Roberto Aguilar, Ministro de Educación

"Ahora es función suprema"

Un aspecto importante que hay que tomar en cuenta es que el capitulo correspondiente a derechos, incorpora un competente que es fundamental, el de la educación. El principio educativo está insertó en la educación, es decir la educación es un derecho de todos, universal, donde no puede haber ningún componente de discriminación y además de que debe ser generador de proceso de transformación, vinculado al desarrollo nacional.

Antes se entendía que la educación era una función principal del Estado, ahora se plantea que la educación sea una función suprema del Estado, por lo tanto tiene prioridad numero uno en la asignación presupuestaria financiera de recursos.

Otro componente importante, es que se incorporan elementos educativos vinculados a la búsqueda de un mayor acceso y permanencia de los niños y jóvenes en la educación, uno de los temas mas graves es que la tasa de deserción entre el ciclo inicial, primero de primaria y cuarto de secundaria es demasiado grande en Bolivia, se esta hablando de una relación de 100 mil niños que ingresan y 20 mil terminan la secundaria, esto implica que el Estado debe actuar frente a esto, para que si ingresan 100 mil niños concluyan los 100 mil o una cifra cercana , porque ahora es obligatorio hasta secundaria.

EN CONTRA DEL PROYECTO

Tito Hoz de Vila, Ex ministro de Educación

"Recoge lo que está en las leyes"

En el proyecto de Constitución no incorpora cambios sustanciales, se han recogido varios aspectos que están contenidas y corresponden al marco normativo de las leyes y está en el proyecto de ley educativa propuesta por el Gobierno.

El tema del bachillerato técnico y humanístico es un planteamiento que ya se hizo en la Reforma Educativa hace 10 años y no terminó de aplicarse. El problema es que primero se tenía que terminar de implementar las reformas en el ciclo primario, para luego avanzar en la reforma secundaria, modificando la orientación memorística por la de razonamiento lógico, de modo que el futuro bachiller pueda optar por un bachillerato técnico o humanístico y al terminar secundaria pueda ser contratado como técnico o bien seguir su profesionalización en una entidad superior.

Esto por ejemplo es un tema que no había necesidad de poner en la Constitución, corresponde que este en una ley.

En otros temas, un punto crucial es que el proyecto de Constitución deja una puerta abierta para poder restringir, echarle candado a la libertad de los padres de familia a decidir que tipo de educación quieren o más convenga para sus hijos, este es un tema negativo.

OTROS TEMAS

" En el proyecto de Constitución se reconoce la gratuidad del título de bachiller, la gratuidad de la educación fiscal de manera plena, las becas y otros sistemas de apoyo como el Bono Juancito Pinto, la entrega de material educativo, vivienda estudiantil y otros, como respuesta real a las condiciones de pobreza de muchos sectores sociales que impiden que el niño permanezca en la educación.

" Se constitucionaliza la existencia de la educación de convenio, que estaba reconocida de manera implícita desde el año 1967. A diferencia del texto de Oruro, en el que se especificaba los convenios internacionales y colegios de convenio, en el proyecto se refiere en forma general a convenio.

" El establecimiento de una educación unificada, que es muy ambiguo, puede constituirse en una limitante y una restricción para aplicar un cirruculum innovador, fomentar la investigación pedagógica y científica alternativa a lo que vaya marcar el Estado, a través del Ministerio de Educación.

" El proyecto tiene una tendencia centralista, todo se concentra implícitamente en el Ministerio de Educación, que se contrapone a la descentralización administrativa y de autonomías que introduce el texto sobre la organización del Estado.

" La formación de maestros únicamente será estatal, elimina a las normales Católica y Adventista, atentando el derecho a la libre transmisión de la enseñanza.


Últimas noticias