Nacional

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 11h30 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

18:03 Paro de Transportes

Se supera el conflicto sin modificar la "ley seca"

Por Efe - Agencia - 4/03/2010


Efectivos de la policía proceden a desbloquear en la zona de la Laguna Alalay. hoy. - Portugal Noé Los Tiempos

Efectivos de la policía proceden a desbloquear en la zona de la Laguna Alalay. hoy. - Portugal Noé Los Tiempos

LA PAZ |

El Gobierno superó hoy el pulso con el sindicato de choferes más grande del país al término de dos días de huelga, sin modificar el polémico decreto que sanciona a los conductores ebrios y a las empresas para las que trabajan.

Los ministros de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, y de Obras Públicas y Servicios, Walter Delgadillo, comparecieron en una rueda de prensa en la que dieron por "derrotada" y "agotada" la huelga de 48 horas convocada por la confederación de choferes del país, que tiene 150.000 afiliados.

 En tanto, el principal dirigente de los choferes, Franklin Durán, se limitó hoy a indicar que su sector definirá en las próximas horas si mantiene la huelga de hambre que realiza desde el lunes con más de una decena de dirigentes contra el decreto.

 Añadió que una asamblea definirá la próxima semana si se convoca a nuevos paros.

Los dos días de huelga tuvieron seguimiento en varias ciudades del país, ya que la actividad fue apoyada por piquetes de huelguistas que bloquearon calles y carreteras y se saldaron con al menos 63 detenidos, según un balance ofrecido este jueves por el ministro Llorenti.

 Hoy, al igual que el miércoles, en varias ciudades, principalmente La Paz y Cochabamba (centro), hubo enfrentamientos entre huelguistas y policías que derivaron en 20 nuevas detenciones, además de las 43 del miércoles.

 En sus protestas, los manifestantes exigieron la libertad de todos los detenidos y, según mostraron los canales de televisión, le recordaron al presidente Morales que en su condición de sindicalista él también hacía lo mismo cuando eran detenidos sus compañeros.

 Sin embargo, los ministros de Morales dejaron claro que no está en sus manos liberar a los 63 detenidos porque el caso pasó a competencia de la Justicia, tras ser acusados de causar desórdenes y destrozos en vehículos policiales y privados.

 Durante la tarde de hoy varios de estos detenidos, cuyo número no se ha precisado, fueron liberados y otros conducidos ante el juez.

 Llorenti anunció además que más de veinte empresas de transporte de pasajeros serán castigadas con la suspensión temporal de sus operaciones por haber usado sus autobuses para bloquear carreteras y calles en las diferentes ciudades en apoyo a la huelga.

 "Vamos a ser implacables en las sanciones y no vamos a retroceder en la aplicación del decreto supremo, seguiremos trabajando en su reglamentación y en la elaboración de una política pública y de una nueva ley de seguridad vial", dijo el ministro.

 Aseguró que "el injusto e ilegítimo paro del transporte ha sido derrotado gracias a la participación ciudadana" y reiteró que el Gobierno "ha marcado una línea" en sentido de que no retrocederá con el decreto aunque los choferes "paren un año".

 Su colega Delgadillo sostuvo que para el Gobierno "el conflicto está agotado" y el tráfico en las ciudades retorna hacia la normalidad y ahora se "está pensando hacia adelante" en la elaboración de las nuevas normas para tener una ley de seguridad.

 Fue el propio presidente Morales quien anunció el miércoles que se elaborará una "ley seca" con un contenido mucho más radical que el polémico decreto porque no solo se sancionará a los choferes del sector público sino también a los particulares que circulen con sus vehículos en estado de embriaguez.

 El presidente ha criticado con dureza a los dirigentes del transporte al señalar que no puede entender cómo una organización sindical puede defender a los conductores borrachos y no aceptar una norma para dar seguridad a los pasajeros en las carreteras.

 Según el Gobierno, el decreto tuvo efectos benéficos, ya que en febrero pasado el número de accidentes de tráfico fue de 496, frente a los 676 del mismo del mes del 2009 y los 657 de febrero del 2008.

 En enero pasado murieron en Bolivia 90 personas en accidentes de carreteras y cada año la cifra supera el millar.


Últimas noticias