Nacional

Viernes 19 de diciembre del 2014. Actualizado a las 18h12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa 12 ANALISTAS DE DIFERENTES ÁREAS

Hallan analogías entre el Estado del ‘52 y el actual

Por Jenny Cartagena T. - Los Tiempos - 7/06/2010


El presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional posesiona a Evo Morales como Primer Mandatario, el 22 de enero pasado. - Nacional Gobierno Periodista Invitado

El presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional posesiona a Evo Morales como Primer Mandatario, el 22 de enero pasado. - Nacional Gobierno Periodista Invitado

El Estado Nacional del ´52 y el actual Plurinacional constituido a partir de 2006 con el advenimiento del Movimiento Al Socialismo al poder, presentan una serie de rasgos comunes. Medio siglo después, varios de los elementos que dieron lugar a la revolución de 1952 están siendo reeditados y retomados en el proceso actual, aunque con algunas particularidades.

A estas conclusiones llega el equipo de reflexión interdisciplinario del Centro Cuarto Intermedio (CCI), que en el afán de profundizar el análisis sobre la realidad actual, realizó un estudio comparativo del Estado del ‘52 y el actual.

El anális fue realizado desde tres ámbitos: el ideológico ligado a la reflexión sobre las nociones de Estado-nación, Estado plurinacional y los elementos de interpelación discursiva en ambos procesos; el ámbito sociológico-político referido a los actores, acción colectiva y administración del poder y; por último, el económico orientado al análisis de las bases y características del modelo de desarrollo y la problemática de la tierra, crucial en ambos procesos.

Estas reflexiones realizadas por 12 analistas, entre politólogos, sociólogos, economistas y otros, están contenidas en la publicación titulada: “Una perspectiva comparada: Del Estado Nacional del 52 al Estado Plurinacional”. El estudio a su vez, está siendo difundido directamente desde la semana por el equipo en encuentros con diferentes sectores: estudiantes, normalistas, profesionales y organizaciones sociales.

¿Por qué comparar el proceso revolucionario de 1952 con la actual situación por la que atraviesa Bolivia medio siglo después?, es la interrogante que el equipo de reflexión se planteó para responder en este trabajo.

Establecen que a diferencia de otros cambios de gobierno y procesos de reordenamiento estatal producidos a lo largo de la historia republicana de Bolivia, tanto el ´52 como en el momento político actual, en circunstancias de una profunda crisis estatal, mediante la movilización colectiva  y la acción política de la sociedad civil organizada, han logrado revertir el orden político, trastocar el mapa de poder y reformar estructuralmente el andamiaje estatal, dando lugar a la culminación de ciclos históricos y la apertura de nuevos. Se producen “momentos constitutivos” de disponibilidad estatal.

Concluyen que si bien ambos procesos son claramente “fundacionales” de un nuevo modelo de Estado, queda la duda sobre el derrotero de éstos, pues el actual resulta demasiado reciente para poderlo evaluar en su total dimensión.

El equipo del Centro Cuarto Intermedio está constituido por María Teresa Zegada, Jorge Komadina, Luz Ordoñez, Yuri Tórrez, Ernesto Sardán, Gabriela Canedo, Edgar Dávalos, Sergio Montes, Daniela Guzmán, Alberto Ponce y Alejandro Carvajal.

Similitudes en el discurso

Tanto en el Estado del ´52 como en el del 2006, entran en juego discursos ligados a la resolución de problemas de pobreza, exclusión social, rechazo al modelo económico de administración de la riqueza y cuestionamientos al orden político, en su momento del modelo oligárquico, ahora del modelo neoliberal.


Aunque el ´52 la revolución se produce por la vía de la insurrección y de la derrota militar del ejército, y el 2005 el cambio se inicia en un proceso electoral, en ambos casos concurren sectores sociales comprometidos con los nuevos gobernantes (la clase obrera, los campesinos, los indígenas) y se establecen con ellos relaciones corporativas caracterizadas por el intercambio de recursos estatales por apoyo político.


En relación con el desplazamiento de grupos de poder, mientras el ´52 se arrasó con la rosca minero feudal, en el presente proceso se produce un desplazamiento y renovación de elites, pero el gobierno convive con sectores empresariales nacionales e internacionales mediante procesos de renegociación, y probablemente recién se vislumbre la construcción de una nueva elite económica. No obstante, mientras los principales dirigentes del proceso nacionalista provenían de las clases medias ilustradas, los principales líderes del actual proceso son campesinos e indígenas.

 

EL HORIZONTE IDEOLÓGICO

En términos ideológicos, el ´52 el horizonte ideológico era claro, centrado en la construcción de una burguesía nacional;  en cambio, no están claras las señales de un proyecto político dada la cohabitación de varias visiones de país en el gobierno, entre las que al parecer rige con predominancia la visión desarrollista ligada a la inversión extractivista,  pero convive con otras visiones como la indigenista y una perspectiva socialista, que se refleja en discursos flexibles y a la vez ambivalentes.


“En relación con el Estado, el ´52 se propuso construir el Estado-nación, mientras que en la actualidad nos encontramos ante los albores de un Estado plurinacional. Por otra parte, si bien el ´52 era el momento más importante de consolidación de la democracia representativa por la conquista del voto universal, en el proceso actual más bien se revelan sus limitaciones y se ha establecido la necesidad de ampliarla y profundizarla incluyendo otros formatos de participación democrática complementarios como la democracia directa, comunitaria, participativa entre otras”, señala el estudio entre algunas de sus conclusiones. Del mismo modo, el ´52 asistimos al reforzamiento de un estado centralista, en cambio, el presente ciclo histórico se inaugura con la descentralización del Estado, en 5 niveles autonómicos.

 

EL MODELO ECONÓMICO

En relación con el campo económico el estudio concluye que: el ´52 se sentaron las bases del capitalismo de Estado, en tanto que ahora, se habla retornando al modelo de capitalismo de Estado se combina con la idea de un capitalismo andino-amazónico o de base ancha. En todo caso, las condiciones de presencia del capital internacional eran distintas a las actuales, es por esto que la nacionalización adopta un carácter distinto y se mantiene una suerte de negociación con los grupos de poder económico, por las necesidades de mercado internacional y relación con otros espacios económicos.


En relación con el manejo de la tierra, mientras el ´52, la orientación de la reforma agraria tenía una connotación altamente modernizante y ligada a la construcción de propietarios privados, en el proceso actual esta misma concepción se reproduce pero entra en contradicción con otra veta que también emana del actual gobierno y de un conjunto de organizaciones indígenas y originarias, que está asentada en la visión de la tierra como territorio y en la necesidad de recomposición de las comunidades indígenas.


EL SUSTENTO SOCIAL

En términos de sustento social de los gobiernos, mientras en los primeros años el proceso del MNR se sustenta en la “alianza de clases” con un notorio protagonismo del movimiento obrero –minero-, con el cual se produce una ruptura temprana y éste pasa a la oposición; ahora el gobierno se sustenta en un conjunto de organizaciones sociales de corte popular donde el sujeto más importante, al menos en términos simbólico-discursivos, es el indígena originario campesino, se diluye el concepto de clase de entonces, en una yuxtaposición de contradicciones perdiendo centralidad.


Las relaciones entre el gobierno del MNR y las organizaciones sociales sindicales está el ´52 fuertemente mediada por la presencia del partido, en la actual coyuntura se reproduce esta fuerte presencia partidaria cuyos representantes, a la vez que ocupan cargos en el Estado, son también principales dirigentes de las organizaciones sociales, complejizando  la relación y posibilidades autonómicas de las organizaciones sociales respecto del Estado.


Últimas noticias