Nacional

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 20:13 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PRÁCTICA ILEGAL

13 abortos por día en Sucre

Por Correo del Sur - Agencia - 18/07/2010


Sucre |
 
Durante los últimos cinco años, en el hospital Gíneco Obstétrico Jaime Sánchez Pórcel de Sucre, se atendió un promedio anual de 1.000 casos de aborto, pero la cifra real de interrupciones provocadas de embarazo llega a los 5.000, sólo en la capital.

Según el director del Hospital de la Mujer, Edwin Subirana, no se puede conocer la magnitud de los casos de aborto que suceden en la ciudad, debido a la ilegalidad de la práctica. En 1996, este nosocomio atendió 337 casos, en el 2006 esa cifra se triplicó y llegó a 993 casos, continuando ese promedio hasta el presente.

Explicó que el incremento no se debe al aumento de casos de aborto, sino que la creación de los diferentes seguros de salud gratuitos, como el Seguro Universal Materno Infantil (SUMI), permite a las mujeres acceder a los hospitales en forma gratuita.
 
Crueldad

Hace 10 años los abortos se provocaban a través de métodos cruentos, utilizando instrumentos punzocortantes, sondas plásticas o rígidas, agujas de tejer, cepillos dentales que se introducían por la vagina hasta el cuello del útero, para producir raspajes o legrados que se realizaban en domicilios, clínicas particulares, consultorios camuflados, lugares clandestinos.

La mayor parte de los abortos se realizaba con personal no capacitado como enfermeras, odontólogos, bioquímicas o matronas.
A través de los casos que Subirana atendió en el hospital y los testimonios que escuchó de los pacientes, las personas que se dedicaban o se dedican a esta actividad penalizada por la ley, practicar un aborto les representa un buen ingreso económico, cobran entre 200 y 500 dólares aproximadamente.

Los métodos anteriores provocaron muchos desastres en las mujeres, como desgarres de vagina, laceraciones, perforación del cuello uterino, del útero o los intestinos, hemorragias internas y fallecimientos.

A veces se pudo salvar a pacientes muy jóvenes, solteras y sin hijos quitándoles el útero porque estaba totalmente destrozado o séptico. Quedando las pacientes mutiladas por el resto de su vida y perdiendo la posibilidad de tener un hijo.

En la actualidad, apareció otra forma de interrumpir el embarazo, con el uso de una tableta que se receta ampliamente para la prevención y tratamiento de la ulcera gástrica y actualmente se encuentra disponible en más de 80 países. Se la vende bajo receta, pero cualquiera puede acceder a este producto en el mercado negro. Cuando se la toma o se la aplica dentro de la vagina, produce contracciones y posterior eliminación del producto de la concepción.
 
Sin sanción

El último caso de aborto provocado con muerte que atendió Subirana fue hace más de dos años, cuando una joven de 24 años se sometió a un aborto. Los que practicaron la operación le perforaron el útero. Luego murió. El caso quedó impune.


Últimas noticias