Nacional

Domingo 20 de abril del 2014. Actualizado a las 19h44 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa TEMEN UN ENFRENTAMIENTO POLICÍAS-MILITARES

Protesta policial reaviva el recuerdo de Febrero Negro

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 23/06/2012


Policías amotinados en la UTOP en La Paz en febrero de 2003. - La Prensa Agencia

Policías amotinados en la UTOP en La Paz en febrero de 2003. - La Prensa Agencia

En febrero de 2003 un motín policial en contra del denominado “impuestazo”, que buscaba implementar el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, y por un incremento salarial derivó en un enfrentamiento armado con la guardia militar presidencial en la plaza Murillo de La Paz, que dejó 19 muertos y detonó, en octubre de ese año, una revuelta popular que obligó a renunciar y huir del país al entonces presidente Sánchez de Lozada.

El recuerdo de esos sucesos y que estos se puedan repetir alertaron ayer a varios sectores sociales de la población y a la misma Policía, que instaron al Gobierno a buscar un diálogo para resolver las demandas de los policías y no cometer el error de sacar a las calles a los militares.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, confió ayer en que el amotinamiento policial que estalló en Bolivia se resuelva en el marco del diálogo y la concertación. Citado en un boletín de prensa, el Mandatario ecuatoriano comparó este caso con la rebelión policial que enfrentó el 30 de septiembre de 2010 en su país, también por reivindicaciones laborales, pero que fue instigada por opositores y algunos medios para sacarlo del poder.

 "Ojalá allá (en Bolivia) no haya sucedido lo mismo, y si no ha sido así, ojalá no se trate de utilizar esta revuelta como aquí se la quiso utilizar: se indujo la revuelta y se trató de utilizarla para dar un golpe de Estado", sostuvo.

El exmayor de la Policía David Vargas dijo que, durante los últimos seis años, el Gobierno del presidente Evo Morales se encargó de "maltratar y discriminar" a la Policía, favoreciendo en todo sentido a los militares, a quienes —según el exuniformado— "tiene en el bolsillo", con jugosos sueldos y beneficios que no goza la institución verde olivo, por lo que en el segundo día del motín policial exigen un trato igualitario para brindar seguridad a la población.

Vargas, quien lideró dos motines (abril de 1999, Gobierno de Hugo Banzer, y febrero de 2003, gestión de Gonzalo Sánchez de Lozada), indicó que tras la pérdida del Servicio Nacional de Identificación y Licencias, que pasaron a manos de civiles, los "deprimentes salarios" y la falta de equipamiento y condiciones de trabajo provocó esta situación extrema de conflicto, además de la vigencia y la exclusión de los policás de todas las mejoras salariales.


Últimas noticias