Política

20 de diciembre del 2014. Actualizado a las 18h12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ACUSACIONES | Los legisladores descartan que el caso de Pinto afecte las relaciones entre Bolivia y Brasil. El presidente Evo Morales manifestó ayer que Brasil se equivocó al dar asilo a Pinto

Senador brasileño insta a su Gobierno endurecer su posición

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 14/06/2012


Un grupo de personas, que se dicen víctimas de El Porvenir y de la Asamblea de Derechos Humanos, protesta en puertas de la Embajada de Brasil en La Paz, el martes pasado. -   Abi Agencia

Un grupo de personas, que se dicen víctimas de El Porvenir y de la Asamblea de Derechos Humanos, protesta en puertas de la Embajada de Brasil en La Paz, el martes pasado. - Abi Agencia

El senador brasileño Sergio Petecao pidió al Gobierno de su país, ante el pleno del legislativo de su país, endurecer su posición respecto al Gobierno de Evo Morales, que en su criterio es una falta de respecto, si éste no otorga el correspondiente salvoconducto al senador Roger Pinto, asilado hace 18 días en la Embajada del país vecino en La Paz, según un video difundido ayer por la bancada de la opositora Concertación Nacional.

“El Gobierno brasilero ha concedido asilo político al senador Roger Pinto, líder de la oposición al Gobierno de Evo Morales, pero Bolivia no le da salvoconducto para que salga de la Embajada e ir al aeropuerto rumbo a Brasil. Entiendo que eso es una falta de respeto y el Gobierno brasilero precisa endurecer su posición, porque Brasil le ha extendido la mano y el Gobierno boliviano no ha reconocido eso”, dijo el legislador brasileño.

Mientras, el presidente Evo Morales afirmó ayer que Brasil se "equivoca" al conceder asilo político al senador Pinto y anunció que enviará a Brasilia documentos sobre las denuncias de supuesta corrupción de ese parlamentario.

Morales declaró que no cree que el asilo pueda "proteger" a alguien como Pinto, acusado por su Gobierno de violación de derechos humanos y corrupción.

"Vamos a tratar de pasar alguna documentación a las altas autoridades del Gobierno de Brasil, para que puedan evaluar sobre esta situación de autoridades que están implicadas en muchos temas judiciales, temas penales", dijo el Mandatario en una rueda de prensa en La Paz, al terminar una gira por Italia y Holanda.

El martes, el vicepresidente Álvaro García Linera, tildó de "desatinada" la decisión del Gobierno brasileño porque, según dijo, Pinto debe responder a la justicia por asesinato y malversación, entre otros delitos.

La oposición y organismos de derechos humanos acusan al populista Morales de manipular a la mayoría de los jueces y fiscales, lo que impide procesos justos e imparciales y ha llevado a decenas de políticos y empresarios a buscar refugio en Brasil, Estados Unidos, España, Paraguay o Perú.

Refugiado en la Embajada brasileña en La Paz desde hace dos semanas, Pinto pidió asilo al Gobierno de Dilma Rousseff alegando persecución política por criticar a Morales y acusarlo de no actuar contra el narcotráfico.

El senador se ha quejado de que hay "más de 20 procesos penales" en su contra, todos abiertos por el Gobierno o el oficialismo, y cada "uno más descabellado que el otro", según él.

Morales, en cambio, reiteró hoy que en Bolivia "no hay persecución política", sino "delincuentes políticos", y repitió su tesis de "que quien quiere escaparse a otro país sabe que ha cometido delitos".

Niegan que se afecte la relación

Legisladores del Movimiento Al Socialismo niegan la posibilidad de que la relación entre Bolivia y Brasil sea afectada por el caso del senador Roger Pinto y el asilo que le concedió ese país, debido a que los vínculos entre las dos naciones van más allá de lo que pueda suceder con el legislador opositor.

El senador Isaac Ávalos y el diputado Galo Bonifaz, coincidieron en señalar que la Embajada de Brasil se equivocó al otorgar asilo político, ya que Pinto tiene procesos pendientes ante la justicia.  "Brasil se está equivocando al darle asilo a Pinto, debe revisar primero los procesos penales que tiene pendientes con el país, para determinar que no es persecución política lo que se tiene contra él, sino que debe al Estado dineros que ha malversado", señaló Ávalos.

El asambleísta agregó, sin embargo, que el Gobierno no puede influir en la determinación asumida por Brasil, porque es una nación soberana, aunque pidió que ese país evalúe el daño que ocasionó el senador al Estado.


Últimas noticias