Tragaluz

Viernes 28 de noviembre del 2014. Actualizado a las 19:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Prada debuta en el género poético

Por Redacción Central - Los Tiempos - 17/11/2006


"Regreso es siempre una luz", así manifestó Blanca Garnica mientras emulaba las palabras de Eduardo Mitre "La Luz del Regreso", a tiempo de referirse al retorno de Renato Prada Oropeza a Bolivia y aclarar que la ausencia del escritor en el país no fue voluntaria, "razones políticas no le permitieron el retorno".

En esta ocasión Prada que el año 69 había ganado el premio Gutenttag por su novela "Fundadores del Alba", ha presentado su primer poemario, el resultado de su incursión en otro género literario, como es la poesía, con el título de "Palabras Iniciales".

Para Garnica el hilo conductor del libro es el pasado y su recuerdo, "La memoria que revela a la madre, al padre y a Elda (su compañera), la mujer infaltable, la amada sin la cual la música no se hace presente.

La oportunidad también fue pretexto para que la Prefectura de Cochabamba expresara un reconocimiento al trabajo literario del escritor potosino Renato Prada, otorgándole una placa, acto que estuvo a cargo del escritor Eduardo Scott Moreno en representación del prefecto Manfred Reyes Villa.

El poemario fue comentado por el escritor Adolfo Cáceres Romero, amigo de juventud de Prada, quien también hizo público los recuerdos guardados de esa amistad que perdura en el tiempo, entre ellos, Prada y Cáceres compartieron su primer libro, creación conjunta que lleva el título de Argal -Garal.

Para Cáceres el ahora también poeta Prada, presenta tres facetas importantes, la del narrador que trabaja con la imaginación, la del ensayista que utiliza la razón y por último la del poeta que trabaja con los sentimientos y las emociones. Cáceres remarca que el "Transito a la poesía es especial por no decir singular, es la celebración de la palabra como la creación total".

Renato Prada Oropeza radica en Veracruz, México, llegó a Bolivia para la presentación de su primer poemario y para visitar su tierra natal Potosí. En 1969 fue el primer boliviano en ganar el premio internacional Gutenttag por su novela "Fundadores del Alba", entre sus otras creaciones literarias están, Argal-Garal, su primer libro, Al Borde del Silencio, Ya Nadie Espera al Hombre, entre otras.

Prada a tiempo de agradecer el reconocimiento, expresó sentirse en su hogar y sentir la presencia de su padre en el auditorio, agradeció también la presencia de sus amigos de Gaby Vallejo, Blanca Garnica, Antonio Terán Tadeo, Adolfo Cáceres Romero y de otros.


Últimas noticias