Tragaluz

Jueves 02 de octubre del 2014. Actualizado a las 21h52 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Rinden homenaje a Alejo Calatayud

Por Redacción Central - Los Tiempos - 2/12/2008


Monumento a Alejo Calatayud en el puente 14 de Enero. | Dico Soliz - Redacción Central Los Tiempos

Monumento a Alejo Calatayud en el puente 14 de Enero. | Dico Soliz - Redacción Central Los Tiempos

Don Alejo Calatayud, el platero rebelde que lideró la insurrección del 30 de noviembre de 1730, fue objeto de un homenaje ayer a cargo de instituciones cochabambinas y la Oficialía de Cultura del municipio.

El acto se realizó en el puente 14 de Enero (puente de Quillacollo) al pie del monumento al prócer.

Gustavo Rodríguez, oficial Superior de Cultura, manifestó que el acto de homenaje a Alejo de Calatayud y la insurgencia del 30 de noviembre tiene por objetivo dar a conocer a la población un hecho de singular importancia y la comprensión del papel jugado en Cochabamba por las gestas emancipadoras del héroe.

"La contribución que realizó Cochabamba a la independencia no sólo de la audiencia de Charcas, sino también a la emancipación americana", dijo Rodríguez, según un boletín de prensa de la Oficialía.

Indicó que a la luz de las investigaciones realizadas, este suceso emergió como uno de los más importantes acontecimientos del siglo XVIII y uno de los movimientos que puso en duda el equilibrio del régimen colonial en el ámbito de la Audiencia de Charcas.

Con banderas coloradas

Los documentos coloniales relatan el combate del 30 de noviembre de 1730 en las pampas de Hayguayco, donde los mestizos de a pie y a caballo con banderas coloradas esperaban a los españoles que volvía de Caraza apostados en la colina de San Sebastián, reducto de los insurrectos.

El planteamiento central que motivó la movilización de más de tres mil mestizos fue, además de los abusos cometidos por funcionarios que realizaban la revista, el pedido de consolidar un gobierno de españoles nacidos en la región.

La revista o empadronamiento general de la población indígena y mestiza tenía el objetivo de ampliar el radio de tributación.

Este gobierno de rebeldes criollos duró dos meses en la Villa de Oropesa, desde el 1 de diciembre --cuando se firmaban las capitulaciones-- hasta el 31 de enero de 1731, día en que asesinan a Alejo de Calatayud.

Y como homenaje permanente al prócer cochabambino Alejo Calatayud, desde hace varios años una escultura en metal emplazada en el puente 14 de Enero. El héroe, montado en su caballo, se lanza a la batalla empuñando una bandera roja.


Últimas noticias