Vida y Futuro

25 de octubre del 2014. Actualizado a las 20h02 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

La papaya alimentó al Papa Juan Pablo II sus últimos años

Por Redacción Central - Los Tiempos - 29/04/2006


Mucho se ha investigado sobre los beneficios de la papaya en el organismo por sus propiedades alimenticias. Este fruto prodigioso fue el encargado de mantener al Papa Juan Pablo II con una digestión sana porque no faltó en su dieta los últimos tres años de su vida en el Vaticano.

Es muy efectiva en casos de insuficiencia cardiaca y crisis de taquicardia. Posee un gran efecto cicatrizante y por ello es empleada por los pacientes con úlceras gástricas.

De su pulpa se extrae la papaína, una enzima poderosa que facilita la digestión, suaviza la carne y desinfecta heridas. Esta sustancia también posee un efecto laxante.

Los especialistas recomiendan no excederse en el pelado de esta fruta porque allí (debajo de la piel) se concentra una mayor cantidad de vitaminas. Comerla elimina toxinas del tracto digestivo, potencia los procesos inmunológicos y evita el envejecimiento prematuro de las células.

Las semillas frescas tienen carpasemina, que tiene una acción destructiva sobre distintos parásitos. Por su peculiar sabor, las pepas son muy apreciadas para la gastronomía.

Contiene

Potasio, calcio, sodio, vitaminas: A, B, C y D; fibra dietética, carpasemina.

Dos vasos de zumo de papaya al día reducen en un 30% la probabilidad de accidentes cerebrales y algunos tipos de cáncer (próstata, vejiga, esófago y estómago).

- Agiliza cicatrizaciones internas y externas, mejora el ritmo cardiaco, digiere las proteínas muertas.

- Reduce la inflamación intestinal, conserva la piel sana, defiende al organismo ante alergias e infecciones y combate el estreñimiento.

- Favorece el buen funcionamiento del hígado y el páncreas.


Últimas noticias

En Vídeo

24 Octubre 2014 Internacional

Bombardeos sobre Kobane

>> Ver más videos